Notas sobre la Colaboración Minint-Stasi: Chequeo Microfónico

Berlín, Enero del 2007. Si un país podía ayudar al Ministerio del Interior de Cuba (MININT) en la vigilancia de los ciudadanos, era indiscutiblemente la difunta República Democrática Alemana. El Ministerio para la Seguridad del Estado (MfS) alemán utilizó enormes recursos financieros para obtener la mayor cantidad de informaciones y pruebas posibles sobre los opositores, intelectuales, solicitantes de permisos de viaje o de emigración, turistas, etc.

Tampoco los mismos miembros de los cuerpos represivos estaban exentos de sospechas. Cuando se modernizó un antiguo hotel, propiedad de la Stasi hasta 1990, fueron encontrados numerosos micrófonos en las habitaciones del edificio. “Sabemos, me dijo un empleado del hotel, que si seguimos reparando las paredes aparecerán más.”

El Ministro de la Stasi, Erich Mielke, al igual que Ramiro Valdés (actual Ministro de Información), tenía una pasión enorme y una gran confianza en sus... técnicas de escucha y filmación. Una frase de Mielke lo demuestra: “Tenemos que poder escuchar hasta como crece la hierba.” Si es cierta no lo puedo afirmar, pero estaba muy cerca de la realidad y era el objetivo de este Ministerio.

En este sector operativo hubo un gran intercambio de experiencias y entrega de equipos técnicos con la Seguridad del Estado de Cuba, como he señalado en artículos anteriores.

Numerosos documentos desclasificados en los archivos de la Stasi demuestran la cooperación entre ambos Ministerios, los cuales actuaban autónomamente y sin ningún control estatal o parlamentario.

A modo de ejemplo una solicitud del Minint a la Stasi de Septiembre de 1981:

Micrófono de pequeña dimensión que pueda aplicarse en paredes, puertas, etc. por línea a, condensador, unidireccional 600 hos de impedancia, batería recargable...
Cantidad 200 Unidades

Micrófono para chequeo microfónico que se pueda aplicar a transmisor por radio y por línea que permita empotrarla en la pared y de fácil aplicación en camuflajes con lámparas, figuras, etc......orificio exterior sea más pequeño que el micrófono.
Cantidad: 60 Unidades.

Micrófono direccional para escuchas en exteriores a una distancia menor de 30 metros.
Cantidad: 20 Unidades.

La lista continuaba con un extenso pedido de grabadoras para chequeo microfónico, minigrabadoras para grabar conversaciones persona-persona, mezclador de micrófonos,
grabadora transcriptora de casetes, equipos para chequeo microfónicos telefónico por radio, etc.

Estos equipos y técnicas no solo ayudaban al Minint en sus “tareas operativas” sino también eran puestos a pruebas en nuestro país. Podemos decir que no solo éramos un laboratorio para el “experimento ideológico socialista” sino a la vez científico-técnico.

Finalmente pongo a disposición del lector el siguiente documento parcial sobre chequeo telefónico del año 1976:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Fuentes: Archivos de las Actas de la Stasi (BsTu), Berlín; Archivo Personal del Autor; Forchungsverbund SED Staat der FU-Berlin, Ponencias del autor : La Conexión La Habana-Berlín. Secretos de Estado. Colaboración entre la Stasi y el Minint.

Comentarios

LAURA POLLÁN IN MEMORIAM EN NEW JERSEY
[18-10-2011]
Redacción de Misceláneas de Cuba
(www.miscelaneasdecuba.net).- Según una nota que nos llega a la redacción se convoca a una reunión "Laura Pollán Memoriam". Martes 18 de Octubre del 2011.Local Unión de Ex-Presos Políticos Cubanos zona noreste de EE.UU.508 - 43rd. Street. Union City, NJ. 07087.8: 00 P.M.
liberalinternational5
[16-06-2005]

Formulario de subscripción
[17-07-2004]

Alexis Gainza Solenzal
[23-06-2004]

Exiliado Cubano residente en Suecia
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.