La Muerte del Peor Tirano y el Renacer de la Dicha Cubana

 
Foto: Prof. Luís Alberto Pita-Santos.
Primera parte

Este comunicado lo remito a mis compatriotas y nuestros aliados en todo el mundo que trabajan por la liberación de Cuba o la desean, incluidos aquellos que atemorizados aparentan lo contrario para resguardarse de las represalias de los sicofantes, represores y sicarios de la tiranía. A estos victimarios también se los hago saber, en primer lugar, al canciller Felipe Pérez Roque mediante un correo electrónico.

La enfermedad intestinal de Fidel Castro Ruz, diagnosticada con suficiente probabilidad trombosis venosa mesentérica (impedimento de absorción de alimentos) se ha desarrollado con crecientes complicaciones, causándole inmensa pasibilidad y alarmante deterioro físico. Por esta causa impeditiva Castro tuvo que cederle sus prerrogativas a su hermano Raúl desde el 31 de agosto, aparecer por última vez en la TV el 28 de octubre y ausentarse reiteradamente de numerosos actos públicos en los que se le rindió apología. Desde entonces sus íntimos secuaces reforzaron el vicioso misticismo ridículo de pretender salvar el culto mítico del supercomandante, mintiendo y falsificando hasta su firma; suscitando diversas confusiones al afirmar y especular con reiteración de que el mismo se restablece paulatinamente.
 
Pero la crisis vital de Castro se ha agravado durante las últimas semanas. Según informes confidenciales citados por el diario español El País, del pasado 16 y 17 de enero, Castro después de negarse a recibir una ileostomia (apertura de un ano artificial en el abdomen) la cirugía más efectiva recomendada por los galenos que lo atendían, optó caprichosamente por la variante cómoda pero más peligrosa. En consecuencia requirió otras dos urgentes operaciones quirúrgicas fracasadas, por haber sufrido dos infecciones severas (peritonitis); encontrándose ahora “postrado con pronósticos muy grave”, con el altísimo 90 por ciento de mortalidad. Tal serie de evidencias de conocimiento público, aunque oficialmente encubiertas por las autoridades de Cuba, ha conllevado a mucha gente al convencimiento de que Castro está demasiado débil y agoniza; sea o no por un cáncer u otro morbo maligno.

Este proceso noso-patológico significa la rápida e inevitable decadencia personal del tirano y su predecible próximo final. También el incremento de comentarios entre sus partidarios o admiradores como de sus opositores y detractores, coincidiendo en la común opinión de que será imposible su retoma del poder, o del abuso de sus vitalicios poderes totalitarios detentados. Por consiguiente, el auge de la esperanza clamorosa de lograrse una transición cierta para el restablecimiento de la democracia y demás derechos humanos en Cuba.
 
Castro ha sido el peor de los tiranos de América y de gran parte del mundo en toda la historia. No solo es un tirano, lo mismo que otros déspotas, porque imponga su voluntad arrogante mediante un exclusivo partido político, utilizado para esclavizar a su pueblo, privándolo del disfrute de la democracia; o sea, transgrediendo la libertad y el derecho fundamental refrendado en el artículo 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y demostrando lo que Martí había predicho: “siempre es desgraciada la libertad, que la libertad sea un partido”. 
 
Castro, a semejanza de otros tiranos comunistas ha sido el gran dictador exclusivo, omnipotente primero del Gobierno “revolucionario” y  después del “socialista” junto a las demás instituciones dependientes del Estado. Violando perennemente los concernientes derechos de propiedad, empresa, economía, transacción (mercantil-ganancial), culto religioso, etc. Comprobándose la practica de mayor intensidad criminal de los déspotas de “izquierda” o comunistas respecto a los de “derecha” o capitalistas. Ellos,  P. Ej., Hitler, Mussoline y Franco, los más famosos del siglo XX en Europa a pesar de sus normales desafueros, crearon sistemas que favorecieron un gran auge económico (más alto en Alemania, seguida de Italia y menos en España).

Por ende alcanzaron una mejor calidad de vida para sus conciudadanos También en Cuba el impuesto orden dictatorial de Batista en apenas 7 anos (duración casi siete veces menos que la de Castro) beneficio la aceleración de la prosperidad y bienestar material de la mayoría de los cubanos, la cual se había estado había estado obteniendo con los demás regimenes capitalistas anteriores. Los datos estadísticos de la ONU sobre esa época, corroboran que Cuba ocupaba entre el segundo y el tercer lugar de los países de América (después de EE.UU.) en alcanzar los mas importantes indicadores del desarrollo. Baste mencionar que la zafra azucarera, la primera industria cubana de siempre) fue en 1953 de 7 millones de toneladas, y la más reciente (53 años posteriores) no llegó a los 2 millones.
 
Si comparamos los números relativos de violaciones de los derechos humanos y de las victimas en Cuba durante la época del facineroso Castro, estas superan las cifras registrados en otras naciones con mayor número de habitantes, sean  tiranizadas por comunistas o por capitalistas. P. Ej., las perpetrados por Castro tienen un porcentaje mayor que las de Stalin y Tito, o de Mao y Ho (pertenecientes a la URSS, Yugoslavia, China y Vietnam del Norte, respectivamente). Cabe destacar además, que todos ellos son célebres por haber liderado justificadas, triunfantes y gloriosas guerras de liberación nacional contra las invasiones de los imperios nazi, fascista, nipón y galo.

Parangonas con las tiranías capitalistas, resulta interesante argumentarse un caso, con cercanía de lugar y contemporaneidad, el de Pinochet. Quien una vez eliminado el probable proceso inminente de una tiranía comunista en Chile, que habría ocasionado mas crueldades y masacres que las acontecidas en el periodo de su dictadura, propicio el restablecimiento pleno de los derechos civiles; coadyuvando al mejoramiento del sistema económico, el segundo mas ventajoso de América. Y tuvo la actitud decorosa para bien de todos los chilenos de favorecer la restitución pacífica de la democracia, asumiendo con valentía el gran riesgo de ser juzgado y condenado por crímenes de lesa humanidad.
 
Pero la tiranía de Castro se ha caracterizado por una tendencia, ególatra, traicionera y perversa en perjuicio de su pueblo y los de otros países a los que importo su “revolución”, es decir, sus terroríficas fechorías. En Cuba traicionó las aspiraciones libertarias del pueblo oprimido que le ayudó confiado en que su rebelde Movimiento 26 de Julio (que fundó y lideró) reinstaurara la prestigiosa Constitución de 1940. Pero tan pronto triunfó la rebelión (1-1-1959) atacó a sus opositores con acciones genocidas, fusilando alrededor de 18.000 personas. 

Con sumo ensañamiento arremetió contra sus compañeros de guerra, eliminando algunos con personalidad relevantes. P. Ej., mediante falsas desapariciones (Comandante Camilo Cienfuegos), aparentes suicidios (Presidente Manuel Urrutia), huelgas de hambre (Pedro Luis Boitel), chivos expiatorios (General Arnaldo Ochoa), etc. Arrestar, acusar y condenar por falsos delitos a cientos de miles de hombres y mujeres con largas penas de cárcel, hasta de treinta años (Mario Chanes), con frecuentes maltratos y torturas (balazos, bayonetazos, palizas, hambre, desnutrición hasta debilitarlos y enfermarlos por la mala o ninguna asistencia medica, etc.) tergiversando con ardides tramposos y alevosos la causa principal de oponerse, manifestar disentimientos o criticas contrarias a la extraordinaria hiperpolidelincuencia y desmanes comunistas.
 
Segunda parte

Castro ha perpetuado y acrecentado la tragedia cubana a lo largo de casi cinco décadas. Ha fingido con su típica verborrea demagoga y falaz la intención de realizar los utópicos postulados Marxista-Leninista de crear un “hombre nuevo” y una “sociedad mas justa” mediante las fases del socialismo y el comunismo, para ocultar la inmensa maldad que utilizado, motivado por sus ambiciones maniáticas de superpoder y para conquistarlas. Convirtiendo a Cuba en la nación de todo el mundo que presenta los máximos índices negativos con relación a: porcentaje de militares, milicianos y policías, especialmente para reprimir a su población, de presos (comunes y políticos o de conciencia) de exiliados, de prostitutas desprotegidas, numero de conflictos bélicos importados hacia cuatro continentes para ayudar a grupos pros comunistas y/o terroristas. En la actualidad continua ayudando algunos, P. Ej.: (a la ETA de España y a las FAR de Colombia)
 
En resumen Castro es el culpable máximo de cuarenta y cuatro tipos de delitos, los previstos en cualesquiera código penal clásico (incluido el pésimo código cubano vigente) con las circunstancias agravantes de ser crímenes institucionalizados, sistemáticos, alevosos, consuetudinarios y multireincidentes durante casi cinco décadas; victimando y perjudicando con muchísimos tipos de castigos, crueldades o asesinatos a la inmensa mayoría de los cubanos de cuatro generaciones y a muchísimos extranjeros de los cinco continentes.
 
No obstante ser Castro un suigeneresis tirano facineroso o superpolidelincuente, muy astuto, felón, abusador y malévolo, ser el principal culpable de las desgracias de Cuba y de otros pueblos, de estar asistido de sus cómplices internos con diferentes categorías y grados de culpabilidad, de continuar impune por la probada incapacidad de sus adversarios para derrotarle hasta hoy, de estar acusado formalmente en múltiples foros internacionales; existen además, demasiados factores exteriores complotadas con el, que mucho han cooperado con el para mantener y perfeccionar su imperio criminal de otrora y de ahora.

Los primeros, integrantes de la URSS, los demás países socialistas de la Europa del Este, China, Mongolia, Vietnam y Corea del Norte, no significaron una conducta justa aunque si lógica: la mutua ayuda entre homólogos abusadores delincuentes y conniventes. Pero cuando empezaron a desaparecen los sistemas funestos de estas referidos países  (a fines de los 80), fueron sustituidos con paradoja y procacidad por Estados capitalistas, o sea, libres democráticos, más o menos desarrollados (especialmente los integrantes de la Unión Europea, con España de vanguardia). Los cuales era y es normal que detesten el comunismo, a sus tiranías hiperpolidelincuentes, y por lo mismo, al castrismo.

Lo complices modernos del castrismo o del comunismo criminal lo componen algunos sectores intelectuales, oligarcas y políticos que pertenecen a partidos de “izquierda” socialista o comunistas, nacionalistas, y más disimulo, socialdemócratas. A dicha colidelincuencia se sumaron los omnipotentes jerarcas de algunas naciones, donde predominan sectas islámicas fundamentalistas, fanáticas y bárbaras como en Irán, que es el más preocupante de los casos. Cuya finalidad suprema es complacer a su dios y a su profeta ofreciéndoles un mundo convertido al Islam, siendo preciso prepararse hasta con bombas atómicas para destruir las civilizaciones de occidente, comenzando por “borrar del mapa a Israel” y destruir el imperialismo estadounidense.
 
A la ominosa lista de fuerzas conniventes con el facineroso abusador cubano se ha unido el pedante Hugo Chávez, su discípulo mas reciente y devoto. Por estarle muy agradecido a su experto profesor de criminalidad política, de enseñanzas y consejos legados (y de otras maneras secretas de asistencia logística-represiva) imprescindibles para conquistar los plenos poderes dictatoriales y prorrogarlos vitaliciamente, imitando a su idolatrado Comandante, le concede a cambio todo el petróleo que necesita; al menos para evitar la posibilidad de una incontrolable crisis generalizada en Cuba. Si embargo el Chavismo no solo perjudica los valores en Cuba y Venezuela, sino que instiga a otros vecinos gobernantes de “izquierda”, amigos y admiradores de Chávez y de Castro para expandir la amenaza y el peligro de interrumpir el lento y atrasado avance de las libertades y mejoras de la calidad de vida en América Latina, causándole problemas a Norteamérica y a otras regiones.
 
¿Por qué estos poderosos y magnates extranjeros prefrieron confabularse con el Castrismo proliferando organizaciones encubiertas para delinquir (mafias) salvándolo de una derrota inevitable después de la caída de la Unión Soviética y del Muro de Berlín?  Dos son los propósitos fundamentales:
 
1-Expoliar el baratísimo trabajo productivo y servicial de cubanos y cubanas (escandalosamente los de prostitución de ambos sexos), sometidos por las empresas inversoras mixtas (de capital monopolista de Estado y privado foráneo) a normas de semiesclavitud, violando artículos de la
Declaración Universal de Derechos Humanos, y de la Organización Internacional del Trabajo;
 
2-Intensificar alianzas e influencias mancomunadas con Castro para desacreditar y perjudicar a los EE.UU.

 
Comparto el criterio de que estas demostrada hostilidad hacia esta Gran Nación, además de lo expuesto esta motivada por una envidia obsesiva de reconocer a USA la mayor y mejor de las superpotencias, pese a las innegables deficiencias de antaño y de ogaño.  Por que la gran comunidad de ciudadanos y residentes legales esta constituida por la máxima cantidad de individuos representativos de todas las etnias, razas, credos, cultos y demás manifestaciones culturales, artísticas, profesionales, etc., de la humanidad; los que gozan una convivencia, armoniosa, un magnifico sistema modélico de derechos y libertades generales, por excelencia las democráticas, un extraordinario sistema económico, el más eficiente de todo el mundo, con la más elevada productividad del trabajo.
 
Ignoran u olvidan estos extranjeros (principalmente los de Europa) cómplices de la odiosa tiranía de Cuba, acérrima enemiga de USA, que gracias a los aportes y sacrificios en gran medida de las fuerzas y valores estadounidense durante la dos conflagraciones mundiales del siglo pasado, sus ancestros supervivientes y muchos pueblos de otros continentes, no resultaron esclavos de los imperios tripartitos de la: Entente cordiale (1914-1918) o del Eje Berlín-Roma-Tokio (1939-1945). Ignoran u olvidan que las inmensas cuotas de sacrificios y gastos del pueblo americano fueron decisivos para contribuir a la derrota del comunismo internacional y de evitar que la amenaza de dominación de ese imperio del mal se extendiera a mas estados; que los recientemente aportados para intervenir y mantener su presencia pacificadora en el convulsivo medio oriente, son imprescindibles para evitar que una parte del mundo vuelva a estar en peligro de ser exterminada por los extremistas musulmanes o transformada en sus siervos. 
 
Castro y todos estos extranjeros cómplices de el se consideran unos a otros socios, aliados, amigos, “hermanos”, no les importa sean comunistas o capitalistas, religiosos o ateos, cristianos o musulmanes, democráticos o tiranos. También se esmeran por eludir las definiciones y significados denotativos de las palabras y frases claves del discurso seudo político (comunismo, capitalismo,  rebelión, tiranía, etc.); utilizando con rutina las connotantes y metafóricas (“izquierda, “derecha”, “revolución” socialista o bolivariana,) para crear ladinos eufemismos, encubridores de falacias y sofismas facilitadoras del embaucamiento de personas incultas o ignorantes y eludir las responsabilidad de sus conductas transgresoras de la leyes (antijurídicas y antiéticas).
 
Castro por ser un maestro del arte de los camuflajes y de los simulacros en los planes y operaciones, militares, policíacas, económicas, etc., exhibidos mediante su impresionante elocuencia oratoria ha conseguido mucho provecho en su oficio de los discursos y discusiones engañosas ilusionando y confundiendo a sus victimas por una lado, y por el otro, persuadiendo e instigando a sus socios conjurados. El colmo del cinismo de Castro ha sido involucrar a José Julián Martí Pérez, como el autor intelectual de su obra maléfica.
 
Por ser Castro el individuo que más ha deshonrado el prestigio y el legado de la doctrina Martiana, habiendo sido Martí, sin duda, el mayor inspirador de los cubanos en sus planes compromisos y abnegaciones para conquistar y defender las libertades de Cuba, aprovecho la ocasión de celebrarse el 154 aniversario de su natalicio este 28 de enero para tributarle una merecida defensa y homenaje a su ideario y obra política mediante la difusión de este documento. Igualmente me propongo recordar y honrar a los genuinos héroes y mártires de todas nuestras gestas patrióticas; sobretodo a los protagonistas gloriosos que más han sufrido por denunciar y combatir la tiranía de Castro durante casi medio siglo, consagrados por triunfar en la consecución de los derechos humanos y la felicidad de nuestra querida Patria.
 
Deseo llamar la atención de los lectores informándoles que las simples verdades resumidas en este escrito, entre otras omitidas para no extenderlo demasiado, las explico con detalles y rigor en el tomo cinco de mi penta logia inédita titulada Mis Verdades.
 
Tercera parte

La noticia de la desaparición física del Castro Hiperpolidelicuente y Pernicioso ha sido la más acuciante esperanza de los cubanos y sus verdaderos amigos en todo el orbe y resultara el mejor hecho feliz para millones de victimas, después de medio siglo de ingentes sufrimientos, penurias, fracasos, penas, sacrificios y muertes, por la excesiva actos de fascinaría, perfidia, nequicia y truculencia. Será el momento en que llegará la oportunidad de iniciar un efectivo proceso redentor, de practica y disfrute de todas las libertades proclamadas por la ONU en su carta magna. Para celebrar ese trascendental  hito histórico muchos nos hemos estado preparando de distintas  maneras.
 
Quienes fuimos acosados, calumniados, encarcelados, torturados, amenazados hasta de muerte (en mi caso, con varios intentos sospechosos de ejecutarse en Cuba y en España) y exiliados (entre otros perjuicios); en consecuencia, hemos reaccionado más comprometidos contra el abominable castrismo para lograr su destrucción sin procedimientos violentos. Seguros de estar coadyuvando a la victoria definitiva, fundamento para continuar propiciando la prosperidad y bienestar de los cubanos, integrados a un genuino orden internacional de colaboración civilizada con el mundo.
 
Por mi parte proclamo la disposición de festejar tal ocasión, no como el simple fallecimiento de un ser humano, por creer no es digno, ni moral, ni decente alegrarse de la muerte de nadie sin importar las circunstancias; sino por ser la fecha que marcará el comienzo del final de la época más triste de nuestra Patria. Siempre preferí y aspire que el fin de Castro ocurriera de un modo justo: ser apresado y juzgado (como le sucedió a Saddam Hussein) y condenado a cadena perpetua, no a muerte; pues soy renuente a la pena capital en cualquier caso.
 
Mi proyecto es modesto consiste en realizar una manifestación ese dia crucial (y tal vez los en los siguientes) recorriendo en un carro algunas calles de Katy y Houston, el cual en ambos lados enarbolará sendas banderas, una cubana y otra americana; además, sendos carteles en Ingles cuyo texto será:

Hooray Cuba!
Now, Without
The Facineroso Tyrant,
Once Again
Democratic, Free, Prosperous, Happy and
Good Ally of The U.S.A. 
 
Que traducido al Español sera: 
 
¡Viva Cuba!
 Ahora, Sin el Tirano Facineroso,
Volverá a Ser
Democrática, Libre, Próspera, Feliz y Buena Aliada de U.S.A.
 
Por último, debo aconsejarle a toda la gente en nuestra Isla que nadie tenga miedo a la serie de cambios institucionales en el orden social, político, y económico que se acercan. Los que comenzarán a efectuarse paulatinamente por una provisional junta de gobierno, preferente y probablemente integrada por miembros del actual régimen, encabezada por Raúl Castro u otro representante  acreditado. Que nadie tenga el prejuicio de haber pertenecido durante cierto tiempo o hasta última hora a cualquiera de los órganos del sistema estatal antes dominado por Castro. Por la sencilla razón de que todos o casi todos los miembros de cuatros generaciones, víctimas y adversarios de Castro, en diferentes época fuimos utilizados de algún modo por Castro, con voluntad o sin ella. Porque el pueblo cubano, incluidos los dirigentes de la oposición interna y la del exilio, poseen la idónea mentalidad de erradicar los delitos y abusos de poder castrista, restableciendo lo más rápido posible todas las libertades y derechos humados y civiles; sin menoscabo de las diferencias por razas, nacionalidad, ideas, cultos o afiliación religiosa, partidista, y otras reconocidas por la legislación internacional.
 
Simultáneamente habrán de ejecutarse los imprescindibles procesos de reunificación y reconciliación nacional y familiar, de institucionalización para el avance económico, sanitario, escolar y otros requerido para el mejoramiento de la calidad de vida y de la justicia social. Se cumplirá entonces otro mandamiento martiano “con todos y para el bien de todos”. Lográndolos con métodos auténticamente pacíficos, persuasivos, educativos, respetuosos, tolerantes, benevolentes, indulgentes. Lo cual implica la eliminación de las políticas que inciten al odio y las venganzas, o los ajustes de cuenta. Los individuos que infrinjan estas normas de convivencia tendrán que enfrentar el rigor de las leyes. Si alguien cree haber sido abusado y/o perjudicado por un agente o ex-agente de  cualquier órgano antiguamente controlado por Castro, tendrían la posibilidad ambos litigantes, demandante y demandado o denunciante y denunciado, de hacerlo conforme a la legislación, que garantizaran sus derechos de procedimiento judicial.   
 
He decidido promover una adecuada divulgación de este documento y de la anunciada demostración de jubilo con el propósito de conseguir una mayor efectividad cognoscitiva y educativa, y pienso que el mejor modo es recibir la gran ayuda propagandística de todos sus lectores, especialmente los periodista de las agencias de la prensa, la radio y la televisión, los que pueden garantizar una mayor eficacia.
 
Prof. Luis Alberto Pita Santos. 
20300 Saums Rd. Apt. 1118
Katy, Texas, 77449

Comentarios

Balance parcial 2019, hechos violatorios a la libertad de prensa en Cuba
[24-01-2020]
ICLEP
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lea el informe aquí. 
Una luz desde Bolivia
[24-01-2020]
Angélica Mora
New York
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Como bien dice Angel Rivas: ... en Bolivia estamos defendiendo la libertad de toda Latinoamérica, darles un rayito de esperanza a los venezolanos, a los nicaragüenses, a los cubanos, no nos van a ganar estos comunistas de m...a. 
Carta abierta a Miguel Díaz-Canel 
[24-01-2020]
Felix Luis Viera
  (www.miscelaneasdecuba.net).- “Es tanto el odio, es tanta la impotencia, es tanta la prepotencia” de quienes “atacan” a la Revolución. 
Cuba la mayor cárcel  del mundo
[24-01-2020]
Cosme Beccar Varela
    (www.miscelaneasdecuba.net).- La izquierda en su totalidad guardaba un secreto absoluto sobre la cantidad de presos políticos que hay en Cuba. Yo nunca creí que eran algunos cientos, como le oí decir a Huber Matos, uno de los cuatro máximos cómplices de Fidel Castro en  Sierra Maestra en una conferencia que dio en el Círculo de Armas de Buenos Aires, poco después de ser liberado por el tirano tras tenerlo preso por 22 años.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.