Cuba, Potencia Médica

Durante largos años los cubanos, hemos oído hasta con cierto orgullo la calificación que somos una potencia médica, categoría otorgada por Castro a la sensible esfera de la salud pública. Lo anterior se ha tornado irreal y amargo para la mayoría de los residentes en la Isla que sean nativos.
Los hospitales provinciales como el Calixto García no tienen la mayoría en sus salas luces, falta agua potable, pintura y sabanas; estas últimas deben ser llevadas por los pacientes. A lo anterior se suman la población de cucarachas y mosquitos que hacen del hospital su predio de elección, sellado por la deficiente calidad y cantidad de los alimentos que se ofertan a los enfermos.

En escala descendente hay que visitar los consultorios de familia que años atrás eran la niña de los ojos de Castro. ¿Qué ha pasado? Están decaídos al igual que su progenitor; la estructura deja mucho que desear, son pocos los que cumplen medianamente su función las principales causas son las salidas masivas de los médicos para varios países, mayoritariamente para Venezuela.

Los que quedan no tienen deceos de prestar sus servicios a la población debido a que se sienten discriminados por los que están en el exterior ganando divisas y acumulando equipos electrodomésticos, vedados estos últimos para los que se quedaron.

Sin embargo, los lugares de atención médica para extranjeros tienen todas las normas requeridas, además de un confort sin límites. Esta política de salud discriminatoria que el régimen lleva a cabo no es justa y viola los más sensibles derechos humanos existentes. Valemos los cubanos menos que los venezolanos para el régimen, cubanos que lucharon por su independencia y continúan luchando de varias formas hasta ver su tierra libre de cualquier yugo opresor.

Comentarios

¡Con qué Internet, eh!
[11-07-2019]
Ramón Díaz-Marzo
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana Vieja -¿Qué me importa a mí que el gobierno de los Estados Unidos de América haya aceptado establecer un cable de fibra óptica desde su país hacia Cuba? ¿Para qué yo quiero un cable de fibra óptica capaz de soportar 160 millones de conexiones simultáneas: telefonía, canales de televisión, radio, y conexiones a la Internet? ¿Es que acaso creen que soy bobo, que me dejaré quitar el poder sin disparar un tiro?
¡Bombas contra Cuba castrista!
[11-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En mi caso particular seguiré trabajando en el Proyecto Emilia y cuando lleguen las vicisitudes de la Cuba kosovar, mantendré la firmeza con la paz, pondré la otra mejilla y si tengo la oportunidad haré una de las mejores cosas que bien se realizar con mis manos: sanar y salvar. La luz perpetua de la libertad morará en Cuba.
¿Techo seguro para cada pinareño no es una utopía?, porque yo llevo 27 años esperando
[27-06-2019]
CID
Emilia Salazar Acosta. Foto: CID. (www.miscelaneasdecuba.net).- Me molesta que se haya jugado con la dignidad de quién como yo, ha cumplido toda mi vida con cada tarea que ha presentado  el gobierno.  Junio 21 del 2019. A: Asamblea Provincial del  Poder Popular en Pinar del Río.  De: Emilia Salazar Acosta, vecina del km 4 carretera a Viñales, CPA-Cuba Socialista, municipio Pinar del Río.  Asunto: ¿Techo seguro para cada pinareño no es una utopía?, porque yo llevo 27 años esperando.
El día D: Cuba y la batalla del Caribe
[23-06-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Cuba castrista nunca ha enviado una alta figura del Estado o Gobierno que la represente en los festejos de la derrota del nacismo y la liberación y reconquista de la democracia para Europa y el mundo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.