El Minint, los Escritores y la Stasi

Berlín, Febrero del 2007. El intento de la UNEAC de dar por terminada la discusión sobre la persecución y el hostigamiento a los escritores cubanos no es más que un “forro”, una jugada de mal gusto y un acto cobarde. Como si todo hubiese sido una simple disputa literaria entre escritores, poetas y la culpa de Pavón Tamayo.

Las declaraciones de Leonardo Padura, Reynaldo González y César López en la Feria Internacional del Libro de La Habana (mientras el ojo del Pequeño Hermano y General los controlaba), sólo pueden provocar asco y risas a los intelectuales cubanos perseguidos y prohibidos durante más de 4 décadas de oscurantismo Castro-Comunista.

Resumiendo:

En su disertación, en el Instituto Superior de Ciencias Jurídicas del Ministerio de la Seguridad del Estado de la ex RDA (Stasi), el oficial del contra-espionaje cubano Jacinto Valdéz Dapena Vivanco presentó un plan de medidas operativas para aniquilar “el movimiento interno de oposición”: (1)

- evitar publicaciones con contenido ideológico negativo

-bloquear la circulación incontrolada de materiales literarios... que a causa de su contenido puedan ser utilizados para formular conceptos anti-marxistas

-bloquear la entrada al país de materiales, fotos y grabaciones que difamen la política del Estado

-Apoyar la política del Partido “de limpieza” de las instalaciones culturales, científicas y universitarias de enemigos de la Revolución.

-Evitar que intelectuales con antecedentes negativos ocupen funciones en las organizaciones culturales

La Stasi ya había acumulado “valiosas experiencias” que gustosamente hicieron llegar a los colegas del Minint, especialmente el hostigamiento y la vigilancia de intelectuales y artistas.

El objetivo de la Seguridad del Estado es controlar toda manifestación, no sólo político-económica opuesta al Partido Comunista, sino también cultural o literaria independiente de la ideología marxista- leninista.

Pero continuemos:

En el año 1978, el Minint solicitaba el apoyo de la Stasi para obtener informaciones sobre el Pen Club, la DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico), la UNESCO (París), las Editoriales Gallimard, Du Seuil, Imca Press e informaciones sobre el escritor alemán Hans Magnus Enzenberger, sospechoso de realizar actividades de diversionismo ideológico, el musicólogo Hans Werner Henze y Rainer Hachfeld, caricaturista, por sus contactos con intelectuales cubanos entre otros.

Intelectuales, artistas, especialmente escritores y actores eran catalogados por la Stasi como “objetivos” del enemigo en el diversiónismo político-ideológico, de acuerdo a un documento para el asesoramiento del Minint entregado por la Seguridad del Estado de Alemania Oriental a sus colegas cubanos en 1974.

¿Puede terminar la polémica desatada con solo unas declaraciones después del feroz hostigamiento a Heberto Padilla, Reynaldo Arenas, Maria Elena Cruz Varela, Jesús Diaz y Raúl Rivero? Por solo mencionar algunas victimas.

Pero como la UNEAC ya confesó el pecado, le propongo que exija a las autoridades culturales cubanas y al Minint que hagan público los operativos realizados contra los escritores y artistas cubanos y extranjeros, abran las actas y expedientes (por ejemplo los Expedientes “Iluso y Órbita” de Heberto Padilla y Lezama Lima), pida oficialmente la liberación de los periodistas independientes presos, el cese de la persecución de los periodistas y bibliotecarios y ante todo se disculpen y rehabiliten moral y materialmente a las víctimas.

Fuentes: Archivos de la Stasi. BSTU, Berlin.Investigación del Forschungsverbund SED-Staat, FU-Berlin :Dr Jochen Staadt, Gerhard Ehlert, Tobias Voigt. Archivo personal del Autor e Investigación: Conexión La Habana-Berlin. Secretos de Estado. Notas sobre la Colaboración entre la Stasi y el Minint. Mi agradecimiento a la Revista Miscelaneas de Cuba.

Comentarios

El silencio de los docentes decentes
[25-03-2017]
Alberto Medina Méndez
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La historia se repite hasta el cansancio. Cuando alguien cuestiona la labor de los educadores, un sinfín de personajes, en una actitud indisimulablemente corporativa, se sienten tocados y reaccionan desaforadamente desplegando una secuencia interminable de slogans.
Es hora de que EE.UU. aplique fuerte presión sobre el régimen de Nicolás Maduro
[25-03-2017]
Luis Fleischman
Director del Interamerican Institute for Democracy
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En un artículo de opinión reciente en The New York Times, David Smilde, miembro de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), pidió a Estados Unidos que no tome medidas unilaterales contra Venezuela. (“La democracia venezolana necesita la ayuda del Hemisferio”, New York Times, 14 de marzo).
Rafael Correa y el síndrome populista
[27-02-2017]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El 24 de mayo Rafael Correa abandonará la presidencia de Ecuador. Falta poco. No se desesperen. Lo entiendo: ha sido largo y doloroso. Lleva una década en el poder. Ese día comenzará a gobernar quien gane la segunda vuelta del 2 de abril. Si los demócratas de la oposición se mantienen unidos, Guillermo Lasso deberá sucederlo en el cargo.
Trump y el nuevo paradigma político
[22-02-2017]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
El globalismo. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Thomas Kuhn, el físico y filósofo de la ciencia estadounidense, acuñó en su obra clásica La estructura de las revoluciones científicas (1962) el concepto de un “cambio de paradigma”. El meollo del planteamiento de Kuhn sobre revoluciones científicas, es que una vez que se presentan suficientes anomalías importantes que cuestionan y consecuentemente debilitan la fundamentación intelectual y práctica del paradigma existente, se produce una crisis dentro del entorno disciplinario en cuestión. 
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.