DENUNCIA DE DOMINGO LEZCANO ARCOS, SECRETARIO DE LA FUNDACIÓN PRO DERECHOS CONSTITUCIONALES

Ciudad de La Habana
Lunes, 12 de marzo de 2007


Me dirijo a Ud. para poner en su conocimiento la violación de los derechos humanos de que fui víctima y relato a continuación. Aproximadamente a las 2:00 pm. del día de hoy, a los pocos minutos de llegar a mi domicilio, sito en calle C # 281, entre Güinera y Loma, Reparto Mendoza, Arroyo Naranjo, fui detenido por dos oficiales de la PNR y otro que vestía de civil me mostró su identificación de la Seguridad del Estado y ordenó a los oficiales de la PNR a que me introdujeran en la patrulla, ocurriendo esto en presencia de mi anciana madre de 79 años de edad, portadora de una cardiopatía severa.

Esto le ocasionó que se pusiera en extremo nerviosa y al indagar con el oficial de la Seguridad del Estado sobre el motivo de mi detención, este le dijo que no se preocupara pues solo deseaba conversar conmigo y cuando más, estaría de vuelta a las 2 horas.

Una vez conducido a la Unidad de la PNR del Capri, el oficial de la Seguridad le dijo a los agentes de la PNR que me condujeran directamente al calabozo.

En efecto fui objeto de un humillante registro completamente desnudo he introducido en un calabozo de aproximadamente 5 x 5 metros con 14 detenidos más, dos de ellos en estado de embriaguez. A los pocos minutos, el oficial antes mencionado, que dijo llamarse subteniente Mario, se paró en la puerta de la celda para preguntarme que si me aburría podía prestarme un ejemplar de la constitución ya que “últimamente me había dado por eso”. Yo no respondí absolutamente nada a tan irrespetuosa provocación. Finalmente, aproximadamente a las 7:00 pm., me condujeron a una pequeña oficina cercana a los calabozos.

La conversación comenzó preguntándome cómo me había sentido en el calabozo. Me limité a responderle que él sabía perfectamente que yo soy portador del SIDA, que no puedo tomar agua, si no es hervida, que había perdido mucho líquido, por el hacinamiento del calabozo, además que me había impedido consumir los medicamentos propios de mi enfermedad. Se limitó a responder que, en lugar de cargar en mi portafolio propaganda contrarrevolucionaria y ejemplares de la Constitución debería llevar los medicamentos.

A continuación comenzó a ofenderme, llamándome a mí y al Sr. Lázaro Oscar Fernández Labastida las nuevas Damas de Blanco porque en las últimas dos semanas “habíamos hecho un buen kilometraje en la 5ta. Avenida de Miramar”, provocación a la que tampoco respondí.

Por último sacó una carpeta y comenzó a llenar unos documentos. Terminando esto me dijo: “Esto es tu expediente de Peligrosidad, tu primera Carta de Advertencia”, que me dio a leer y entre otras cosas de terminología jurídica decía que “yo era un empleado de la SINA”, que el dinero que recibía como pago del gobierno de los Estados Unidos por mi actividad contrarrevolucionaria. Como todos saben, una absoluta falsedad, era mi única entrada económica, que por no tener vínculo laboral alguno era un antisocial, que además contaba con numerosas quejas de mis vecinos por mi mala conducta social, producto de los escándalos que formaba en mis frecuentes borracheras, siendo yo totalmente abstemio, cosa que de sobra conocen.

Me dio a firmar esta Carta de Advertencia, llena de absurdas y ofensivas calumnias en su texto íntegro. Al negarme a la firma me dijo que eso no era importante pues surtía el mismo efecto legal; “que además ya se le había agotado la paciencia conmigo y me había reservado una habitación en la prisión para sidosos en San José, donde seguramente me sentiría muy a gusto por ser un homosexual promiscuo, lo único que iba a provocar celos en mi pareja actual”, en una solapada alusión al Sr. Lázaro Oscar Fernández Labastida.

Colocando su arma sobre el buró, so pretexto de que le molestaba en la cintura y dando un fuerte golpe sobre el buró me dijo que si continuaba visitando la Oficina de Intereses de los EE.UU. y el domicilio del Sr. Labastida me seguiría citando hasta llegar a la tercera Carta de Advertencia y salir de mí cuanto antes.

Todo lo antes expuesto provocó una crisis hipertensiva en mi anciana madre, así como unas crisis convulsivas, tres en total en mi hermana, portadora de serios trastornos neurológicos que la mantienen postrada.

En mi caso, dada mi condición de enfermo de SIDA, cada medida represiva me ocasiona una aceleración de la enfermedad, además que al ser puesto en libertad me dirigí al Policlínico Capri y tenía una crisis hipertensiva con cifras de tensión arterial de 200 con 140, motivando la necesidad de recibir atención médica de emergencia y el ingreso en el cuerpo de guardia, hasta las 2:00 am. del día 13 de marzo cuando pudieron estabilizarme la presión.

Por último, hago responsable a la Seguridad del Estado del peligroso agravamiento de la salud de mi anciana madre, mi hermana con serios trastornos neurológicos y el aceleramiento de mi padecimiento del SIDA.

Agradeciendo su atención le saluda
La firma

Domingo Lezcano Arcos
Secretario Fundación Pro–Derechos Constitucionales.

Comentarios

¡Con qué Internet, eh!
[11-07-2019]
Ramón Díaz-Marzo
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana Vieja -¿Qué me importa a mí que el gobierno de los Estados Unidos de América haya aceptado establecer un cable de fibra óptica desde su país hacia Cuba? ¿Para qué yo quiero un cable de fibra óptica capaz de soportar 160 millones de conexiones simultáneas: telefonía, canales de televisión, radio, y conexiones a la Internet? ¿Es que acaso creen que soy bobo, que me dejaré quitar el poder sin disparar un tiro?
¡Bombas contra Cuba castrista!
[11-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En mi caso particular seguiré trabajando en el Proyecto Emilia y cuando lleguen las vicisitudes de la Cuba kosovar, mantendré la firmeza con la paz, pondré la otra mejilla y si tengo la oportunidad haré una de las mejores cosas que bien se realizar con mis manos: sanar y salvar. La luz perpetua de la libertad morará en Cuba.
¿Techo seguro para cada pinareño no es una utopía?, porque yo llevo 27 años esperando
[27-06-2019]
CID
Emilia Salazar Acosta. Foto: CID. (www.miscelaneasdecuba.net).- Me molesta que se haya jugado con la dignidad de quién como yo, ha cumplido toda mi vida con cada tarea que ha presentado  el gobierno.  Junio 21 del 2019. A: Asamblea Provincial del  Poder Popular en Pinar del Río.  De: Emilia Salazar Acosta, vecina del km 4 carretera a Viñales, CPA-Cuba Socialista, municipio Pinar del Río.  Asunto: ¿Techo seguro para cada pinareño no es una utopía?, porque yo llevo 27 años esperando.
El día D: Cuba y la batalla del Caribe
[23-06-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Cuba castrista nunca ha enviado una alta figura del Estado o Gobierno que la represente en los festejos de la derrota del nacismo y la liberación y reconquista de la democracia para Europa y el mundo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.