SUECIA, UN ALIADO DE LOS DEMÓCRATAS CUBANOS

En Cuba tradicionalmente se vio a Suecia como el país occidental en que más simpatía existía hacia la llamada revolución cubana. En ello tuvo mucho que ver la visita a la isla que efectuara el Primer Ministro sueco Olof Palme en 1975, convirtiéndose en el primer jefe de estado de un país no comunista europeo en visitar nuestro suelo.

Los muchos años de gobiernos socialdemócratas que ha tenido el país escandinavo, en el que las posiciones habituales de la socialdemocracia internacional primaban en las relaciones con la isla, también ayudaron a que se difundiera en este país la falsa imagen romántica del régimen cubano.

Sin embargo, después de la desaparición de la URSS y el advenimiento en Europa del Este de regímenes democráticos con el derrumbe del socialismo real, muchos ojos se posaron en Cuba, contribuyendo a que poco a poco para muchos la verdad fuera siendo conocida. Los partidos políticos de izquierda, sobre todo los socialdemócratas, se fueron viendo en el dilema ético de defender los valores democráticos por un lado, y seguir apoyando a un régimen que, como el castrista, viola sistemáticamente los derechos fundamentales que son respetados en toda verdadera democracia.

Suecia, en los últimos años, ha sido un país en el cual también la izquierda democrática se ha ido distanciando de posiciones procastristas y su voz de condena a la falta de democracia en la isla se ha levantado. Hoy podemos decir que las principales agrupaciones políticas de las diferentes tendencias, tiene de un modo u otro y en mayor medida unos u otros, proyectos de apoyo a los demócratas cubanos dentro de la isla.

Esta postura política se refleja también en la política exterior, más aún desde la llegada al gobierno de la coalición liberal–conservadora, la cual, en sus directivas de política exterior, ha plasmado claramente sus críticas a la situación en Cuba, señalando a la isla como uno de los países en los cuales Suecia debe apoyar a quienes promueven los cambios.

En las últimas semanas y meses, hemos visto acontecimientos puntuales que reflejan claramente esa voluntad del Gobierno sueco de ser solidario con las aspiraciones a la libertad de los cubanos y su condena al régimen comunista que viola los derechos humanos de sus ciudadanos. Estos han sido, por ejemplo, el discurso del Primer Ministro Fredrik Reinfeldt, cuando recién estrenado el gabinete gubernamental en su directivas de política exterior expresó, refiriéndose también a Cuba, que Suecia haría aportes específicos para promover las transformaciones democráticas; la intervención del Ministro de Exteriores Carl Bildt en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, donde al mencionar la isla entre los países violadores esos derechos provocó el conocido arrebato del representante de la dictadura; la sesión de debate en el Parlamento Sueco sobre política exterior, en la cual se abordó el tema de la mayor de las antillas y se demostró un consenso, aún con los socialdemócratas, en el sentido de que hay ausencia de democracia, y por tanto de respeto a los derechos fundamentales en nuestro país de origen.

Cabe destacar que un enfoque tradicional sobre el tema, y que ha provocado en anteriores ocasiones el disenso, no estuvo presente en este debate parlamentario al tocarse la situación en la isla. Se trate del vínculo que durante años se ha hecho del conflicto interno cubano con el diferendo del régimen con los Estados Unidos de América.

No hubo una sola intervención que tratara de justificar la represión y la falta de libertad con el llamado bloqueo o la supuesta amenaza que el vecino del norte representa para el país. Esto demuestra que la propaganda castrista y de aquellos que de un modo u otro la sustentan en ese sentido también dentro de Suecia, en estos momentos ya no tiene partidarios entre quienes dirigen la política exterior sueca, ni son escuchados con seriedad a la hora de diseñar la política en relación con Cuba. Puede decirse que para el actual Gobierno, el tema del conflicto con los Estados Unidos de América como parte del tema cubano, es ya un cadáver que ha quedado bien enterrado.

En el seno de la Unión Europea, donde Suecia aspira a tener un papel más protagónico, resulta también para los demócratas de dentro y fuera de la isla un gran apoyo contar con políticos que mantendrán una postura firme y de no cooperación en ningún sentido con la dictadura castrista. Muy bien definió la Ministro de Asuntos Europeos Cecilia Malmström el punto de vista sueco hacia cualquier política con el régimen que no tenga en cuenta ante todo a la oposición y la exigencia de la libertad para los cientos de presos políticos. Tal política practicada por estados de Europa como España es sencillamente escandalosa, afirmó la ministra.

Ahora, cuando el país ibérico en el seno de la Unión pretende promover esa posición de acercamiento al régimen totalitario, contar con Suecia como oponente a ese tipo de política, junto a otros gobiernos que mantienen firmes demandas de cambios democráticos, es un hecho estimulante para los disidentes y la oposición cubana, y un ejemplo de la coherencia política que deben mostrar las democracias en su política exterior, las cuales deben promover hacia los demás países los mismo valores y respetos a los derechos que observan dentro de sus fronteras.

Los demócratas cubanos que aquí en Suecia abogan por más solidaridad de todo tipo con los compatriotas luchadores por la libertad al tiempo que una total condena al régimen, pueden sentirse complacidos y apoyados, a la vez que pueden contribuir a que exista mayor información y comprensión sobre la difícil situación en la isla. La libertad de Cuba, lo podemos afirmar, tiene hoy en Suecia un gran aliado.

Comentarios

Actualización del estado del coronavirus en Suecia
[04-04-2020]
Mileydi Fougstedt
Redactora
El coronavirus. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Hoy 4 de abril se han constatado 6433 casos en Suecia, la región más afectada es Estocolmo por ser la capital y tiene un total de 2800 casos. Hasta el momento han fallecido 373 personas, de los cuales 219 son hombres y 154 mujeres. 157 de los fallecidos tenían entre 80 y 90 años. 70 de ellos eran mayores de los 90 años. 
Noche de cine cubano
[24-01-2020]
Redacción de Misceláneas de Cuba
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Mileydi Fougstedt Communication y la Galería Duerr te invitan a una noche de cine independiente cubano con el director de cine Ricardo Bacallao. El viernes 31 de enero, mostraremos dos documentales sobre Cuba: "Pequeña Radiografía sobre el Hiphop en Cuba" y "Tocando Mambo con Mozart".  
Reporteros sin fronteras: aumentan los encarcelamientos en 2019
[17-12-2019]
Redacción de Misceláneas de Cuba
(www.miscelaneasdecuba.net).- Hoy publica Reporteros Sin Fronteras su estadística anual para el 2019. Y las cifras hablan por sí solas. En lo que va de año han asesinado a 49 periodistas en el mundo. En Siria, Yemen y Afganistán han asesinado a 17 periodista en 2019, en 2018 la cifra fue de 34. A pesar de que esta cifra ha disminuido comparada a la de 2018, la cantidad de periodistas encarcelados sigue aumentando.
17 de diciembre: Día de San Lázaro
[17-12-2019]
Redacción de Misceláneas de Cuba
San Lázaro para algunos, Babalú Ayé para otros. Foto: commons.wikimedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Hace varios días comenzó el peregrinaje de los devotos a San Lázaro para dirigirse a "El Rincón" donde se encuentra el Santuario Nacional de San Lázaro. A las doce de la noche se efectúa la misa tradicional.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.