NIÑAS PROSTITUTAS

Todos los días y cerca de la medianoche, pueden verse merodeando por los alrededores del parque "El Curita" en el capitalino municipio de Centro Habana niñas prostitutas cuyas edades oscilan entre los 12 y 15 años de edad.
Este lugar es frecuentado habitualmente por trasvestis y mujeres de más de 35 años llamadas popularmente "viejas", cuyos encantos han disminuido al paso de los años por lo duro del "oficio".
 
Este mencionado parque es visitado por disímiles clientes, desde universitarios hasta merolicos (vendedores ambulantes), en busca de sexo barato y sin promlemas.
 
En esta szona de tolerancia la policía se hace de la vista gorda entre esta "actividad" de sexo nacional, ya que ellos se benefician pues estas niñas prostitutas están expuestas al chantaje de policías y proxenetas.
 
Algunas de estas jóvenes prostitutas son del campo, otras de la capital, pero a todas les guía un deseo: poder vestirse a la moda, comer y satisfacer elementales necesidades ellas y sus familiares.
 
Melissa es una niña de solo 14 años que se prostituye, pues ella y su abuela viven en un cuarto de 4 por 4 metros en la Habana Vieja y en peligro de derrumbe. Su Sueño es poder vivir en una buena casa sin temor de ser aplastada ella y su abuela en caso de derrumbe.
 
Yanet dice que se prostituye pues sus padres no pueden comprarle ropa bonita y a ella le da pena salir con sus amiguitas siempre con la misma ropa fuera de moda. Ejercer el oficio le garantiza ropa de marca y buenos zapatos. Cuenta solamente con 15 años de edad.
 
Estos son solo dos ejemplos de los cientos de niños que se prostituyen para cubrir sus necesidades más elementales en la Cuba de hoy.

Comentarios

La biajaca se quedó con la boca abierta
[16-09-2016]
Misael Aguilar Hernández
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
Literalmente con la boca abierta. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Situado en la esquina de las calles 43 y Vivanco, en el municipio de San Antonio de los Baños, está un parque que fue construido no hace muchos años, al cual se le nombró “La Biajaca”, que es una especie de pez que habita -en muy poca cantidad- en las aguas del rio Ariguanabo. En el centro de este lugar público se colocó una escultura de este animalito vertebrado acuático; por cierto, que habita en agua dulce, quedando bien identificado a la vista de todos. Para muchos es un monumento a lo que hace mucho tiempo no se puede comer “el pescado”.
Colapsa ruta P2 de transporte público por deficiencia de combustible
[15-09-2016]
Vladimir Turró Paez
Periodista Independiente
Pasajeros experimentan graves problemas con el transporte. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba. La inesperada carencia de combustible en la Terminal de ómnibus de transporte público del municipio Cotorro, creó en la tarde de este miercoles, una crisis en la ruta P2 que va de Alberro al Vedado.
Los No Alineados en la isla Margarita
[15-09-2016]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La presidencia del bloque, encabezado por los impresentables ayatolas de Teherán, pasará ahora al régimen caraqueño.
Marcha de solidaridad por Venezuela
[15-09-2016]
Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana
De izquierda a derecha: Geobanis Izaguirre, Yolanda Martínez, Silvia Ariza, Pedro Figueredo, Rotney Bejerano, Daniel Parea, Edi Zoca y Niurka Carmona. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Se solidarizan sindicalistas y disidentes cubanos con marchas planificadas por la oposición venezolana desde el 1ro de diciembre en Venezuela.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.