UNA OFRENDA PARA OCHÚN

La Habana, 2 de septiembre, de 2007. Cuba es más santera que católica. Después del 24 de diciembre y la Misa de Gallo, los cubanos esperan con ansias el 31 de diciembre. No tanto por celebrar el fin de un año y el comienzo de otro, sino por conocer las predicciones de la letra de Ifá.

En el municipio capitalino Marianao, en la calle 59, vivía Victoria. Su matrimonio de cinco años con Mario Soto marchaba bien. El único defecto que él tenía era los celos.  Un día la felicidad se tornó en discusiones.

Soto comenzó a celarla aún más. La vigilaba a hurtadillas en las esquinas. Se aparecía en su trabajo, en la bodega y en la casa sin avisar. A cualquier hora. 

La familia escuchaba las discusiones. En reiteradas ocasiones, la amenazaba de muerte, si ella lo engañaba. Todos lo conocían por celoso, pero nada más.

Corría la tarde del 20 de mayo. Los toques de tambor a Ochún armonizaban con los dulces para los invitados, las ofrendas y el trono bien adornado con telas de encaje de distintos colores.

Victoria era la homenajeada. Cumplía año de haberse hecho Santo. La preocupaba que, desde la noche anterior, después de una acalorada discusión, su esposo hubiera abandonado el hogar.

Cuando llegó la madrugada y se fueron los invitados, apareció Soto. Cuenta la madre de Victoria que escuchó una de las acostumbradas discusiones. Luego, el silencio reinó.

Al amanecer del 21, encontraron tendido el cuerpo de Victoria frente al trono desordenado. Su cuerpo ensangrentado estaba envuelto entre las telas y las soperas de los santos. Soto no estaba en la casa.

Criminalística y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) anunciaron un total de 72 puñaladas. Hasta la fecha, las autoridades no han podido capturar a Soto.

La familia de Victoria no confía mucho en la policía. Sin tantos recursos como la PNR, lo buscan afanosamente para ajustar cuentas.

Aunque el adulterio, imaginario o no, puede pagarse caro, Victoria nunca imaginó, que luego de la fiesta de su cumpleaños de Santo, terminara siendo, una ofrenda para Ochún.

                                           *****

Nota de Misceláneas de Cuba: El artículo anterior es una colaboración de la periodista independiente Shelyn Rojas con este medio informativo. Agradecemos al compatriota Pablo Rodríguez, www.payolibre.com, el reenvío del mismo, asimismo como la foto de la autora.

Comentarios

Falsos inspectores extorsionan a cuentapropistas
[29-07-2014]
Dania Virgen García
Cuba por Dentro. Corresponsal de Misceláneas de Cuba
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde hace un tiempo andan por los sitios de los mercaderes por cuenta propia, supuestos inspectores, muchos de ellos con antecedentes penales. Llevan carnets del DTI, de la ONAT, talonarios de multas, y vestidos de civil. Todos falsos.
Desalojo parcial en villa espirituana
[29-07-2014]
Osmany Borroto Rodríguez
Agencia Yayabo Press. Sancti Spíritus
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Ciudadana expresó el 27 de julio en Jatibonico su inconformidad con los intentos por despojarla de parte de su vivienda.
Más allá de un sueño
[29-07-2014]
Enrique Díaz Rodríguez
Alexandre. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Joven cubano denuncia el uso por parte de las autoridades, de la ley de estado de peligrosidad pre delictivo, como herramienta represiva.
Golpean a preso político por exigir sus derechos
[29-07-2014]
Julio Antonio Rojas
Grupo Decoro
(www.miscelaneasdecuba.net).- El preso político Mario Alberto Hernández Leyva vicepresidente del movimiento opositor Por una Nueva República, quien se encuentra recluido en la prisión de Valle Grande desde el 25 del mes de mayo, por manifestarse públicamente en contra de la represión.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.