UNA OFRENDA PARA OCHÚN

La Habana, 2 de septiembre, de 2007. Cuba es más santera que católica. Después del 24 de diciembre y la Misa de Gallo, los cubanos esperan con ansias el 31 de diciembre. No tanto por celebrar el fin de un año y el comienzo de otro, sino por conocer las predicciones de la letra de Ifá.

En el municipio capitalino Marianao, en la calle 59, vivía Victoria. Su matrimonio de cinco años con Mario Soto marchaba bien. El único defecto que él tenía era los celos.  Un día la felicidad se tornó en discusiones.

Soto comenzó a celarla aún más. La vigilaba a hurtadillas en las esquinas. Se aparecía en su trabajo, en la bodega y en la casa sin avisar. A cualquier hora. 

La familia escuchaba las discusiones. En reiteradas ocasiones, la amenazaba de muerte, si ella lo engañaba. Todos lo conocían por celoso, pero nada más.

Corría la tarde del 20 de mayo. Los toques de tambor a Ochún armonizaban con los dulces para los invitados, las ofrendas y el trono bien adornado con telas de encaje de distintos colores.

Victoria era la homenajeada. Cumplía año de haberse hecho Santo. La preocupaba que, desde la noche anterior, después de una acalorada discusión, su esposo hubiera abandonado el hogar.

Cuando llegó la madrugada y se fueron los invitados, apareció Soto. Cuenta la madre de Victoria que escuchó una de las acostumbradas discusiones. Luego, el silencio reinó.

Al amanecer del 21, encontraron tendido el cuerpo de Victoria frente al trono desordenado. Su cuerpo ensangrentado estaba envuelto entre las telas y las soperas de los santos. Soto no estaba en la casa.

Criminalística y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) anunciaron un total de 72 puñaladas. Hasta la fecha, las autoridades no han podido capturar a Soto.

La familia de Victoria no confía mucho en la policía. Sin tantos recursos como la PNR, lo buscan afanosamente para ajustar cuentas.

Aunque el adulterio, imaginario o no, puede pagarse caro, Victoria nunca imaginó, que luego de la fiesta de su cumpleaños de Santo, terminara siendo, una ofrenda para Ochún.

                                           *****

Nota de Misceláneas de Cuba: El artículo anterior es una colaboración de la periodista independiente Shelyn Rojas con este medio informativo. Agradecemos al compatriota Pablo Rodríguez, www.payolibre.com, el reenvío del mismo, asimismo como la foto de la autora.

Comentarios

Neumáticos contra mosquitos
[29-08-2014]
Mario Hechavarría Driggs
Los bomberos afuera del edificio. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- En la tarde del jueves se desató un incendio en un viejo edificio de la calle Monte y Arroyo del municipio capitalino Centro Habana sin que tuvieran que lamentarse víctimas humanas.
Nuevas provocaciones contra periodista independiente
[29-08-2014]
Vladimir Turró Paez
Periodista Independiente
Enrique Díaz y su esposa Lismeiri. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana. Quizás la policía política no se imaginó que Enrique Díaz Rodríguez y su esposa Lismeiri Quintana Ávila reaccionarían pacíficamente ante las amenazas de una funcionaria de salud pública, que visitó la vivienda del matrimonio.
Afectaciones por intensas lluvias
[29-08-2014]
Mario Hechavarría Driggs
Las lluvias azotan la capital. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- La fuerte tormenta que azotó a la capital la tarde del miércoles provocó la interrupción del servicio eléctrico y varios derrumbes en los municipios Centro Habana y Habana Vieja.
Consecuencias de una reunión malévola (II parte)
[29-08-2014]
Robeisy Zapata Blanco
Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa
Las vías ferroviarias en las cercanías del taller. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- ICLEP: El mensajero cubano X: Ttrabajar lo mismo por menos. Tres brigadas de trabajadores renunciaron a sus puestos de trabajos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.