EVIDENTEMENTE CULPABLES

La Habana, 27 de noviembre de 2007-. Han pasado más de 6 años desde que en el 2001, los llamados “héroes prisioneros del imperio y luchadores anti terroristas”, fueran hallados culpables de cometer delitos en Estados Unidos de América.

Los “cinco héroes”, como los nombra el régimen castrista, son agentes del Servicio de Inteligencia Cubana que se dedicaban a recopilar información pública sobre organizaciones no gubernamentales de Estados Unidos, hostiles a Cuba, según alegan las autoridades del gobierno comunista cubano. No obstante, los hechos probados demuestran una historia muy diferente.
 
La inocencia de los acusados, en este caso, ha sido objeto de absurdas propagandas políticas ha nivel nacional e internacional, creándose hasta los llamados “Comité de Solidaridad por los Cinco”. Irónicamente, el régimen de Fidel Castro llama a estos “espías”, luchadores contra el terrorismo.
 
Los nombres de Gerardo, Antonio, Ramón, Fernando y René, conformaban junto a otro grupo de cinco espías más, la llamada “Red Avispa”, quienes se encargaban de espiar para la Dirección de Inteligencia de Cuba (DI) en territorio estadounidense. Es oportuno señalar que el gobierno cubano, jamás ha mencionado a los otros cinco miembros de la desarticulada “Red Avispa”, quienes sí confesaron sus culpas, declarándose culpables, y cooperaron con la Fiscalía Federal de Estados Unidos. En cambio, los “cinco del gobierno cubano”, desde el primer momento, rechazaron los cargos que les imputaban.
 
De los “cinco de Cuba”, tres vivían en Estados Unidos con identidades falsas y documentos de identidad fraudulentos, quienes además, tenían instrucciones explícitas de escape, provistas por la Dirección de Inteligencia de Cuba (DI), e inclusive, identidades y documentación falsas de reserva.
 
El juicio que se les realizó, duró siete meses, estableciéndose que Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Fernando González eran “funcionarios ilegales” de la Dirección de Inteligencia de Cuba (DI), siendo los tres oficiales de carrera en inteligencia, que llegaron a Estados Unidos con identidades falsas, utilizando documentación fraudulenta y con historias elaboradas y falsas de vidas adscritas a esas identidades.
 
Estos tres “funcionarios ilegales”, “espías”, al fin supervisaban las tareas encubiertas de otros agentes de la Dirección de Inteligencia cubana, basados en Estados Unidos; entre ellos, los otros dos miembros de dicha red, Antonio Guerrero y René González, que son ciudadanos de Estados Unidos.
 
Durante el juicio realizado a los miembros de la “Red Avispa”, los Fiscales Federales estadounidenses presentaron más de 1200 páginas de comunicaciones e informes detallados, intercambiados entre el (DI) y los espías cubanos a su servicio, que  fueron encontrados en sus computadoras, y descifrados en cumplimiento de la orden de los tribunales de Estados Unidos. Esas instrucciones incluían órdenes de penetrar encubiertos instalaciones militares, agencias del gobierno, e inclusive la Agencia Federal de Investigaciones (FBI), una campaña electoral legislativa, grupos políticos nacionales y otros grupos no gubernamentales, así como, instrucciones bien detalladas sobre medidas para hostilizar y desacreditar a algunos de esos grupos.
 
En el juicio, la defensa no negó el servicio encubierto de los “cinco de Cuba” a la Dirección de Inteligencia cubana, sino más bien, trató de describir su conducta como una de combate al terrorismo y de proteger a Cuba de los “contrarrevolucionarios de Miami”. ¡Vaya ironía! esta la del Gobierno cubano y su defensa.
 
Aunque la defensa dedicó tres meses de los siete que duró el juicio, en la presentación de pruebas, el jurado rechazó dichos argumentos e inculpó a los procesados en cada una de las acusaciones que se les hicieron. Simplemente, fue aplicada la justicia en este caso.
 
Gerardo Hernández, fue encontrado además, culpable de cometer asesinato en primer grado, por su desempeño en relación con el derribamiento de dos aeronaves civiles de la organización no gubernamental “Hermanos al Rescate”, radicada en Estados Unidos, el 24 de febrero de 1996, cuando volaban por aguas internacionales. El hecho fue consumado por aviones de guerra Migs de las Fuerzas Aéreas cubanas, los cuales abrieron fuego por orden de las autoridades de Cuba, por supuesto, en coordinación con la “Red Avispa”, resultando en esta cobarde acción, la muerte de cuatro personas, tres de ellas, ciudadanos estadounidenses.
 
Es importante destacar la participación en la elaboración de este asesino plan, junto a Gerardo Hernández, de Pablo Roque, otro miembro de la mencionada red, que sí pudo escapar de la justicia de Estados Unidos, y esconderse en La Habana. El nombre de la operación contra “Hermanos al Rescate” se denominó “Operación Escorpión”.
 
Las aeronaves de “Hermanos al Rescate”  tienen como misión, volar por aguas internacionales del estrecho de la Florida, para rescatar a balseros cubanos que huyen desesperados de Cuba, brindándoles de esta forma su oportuna ayuda y auxilio. También, es cierto que aprovechaban la oportunidad desde aguas internacionales cercanas a Cuba,  para dejar caer desde el aire, panfletos que citaban a la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y exhortando a los cubanos a luchar por sus derechos. Esas han sido sus armas de combate.
 
Creo firmemente que no existe una pizca de inocencia en el caso de los “cinco espías de Cuba”. Las pruebas en su contra son más que evidentes, y hablan por sí mismas. Por su parte, las pruebas presentadas por la defensa son insuficientes para defender lo indefendible.
 
Los cubanos, en su gran mayoría, hemos sido víctimas también de una forma u otra, de las agresiones y el control que ejercen sobre nosotros la Policía Política cubana. Es injustificable la política totalitaria del régimen castrista, al tratar de controlar y vigilar a los cubanos más allá de sus fronteras. Los  cubanos que se encuentran en la diáspora, como exilio, no escapan del acoso de la inteligencia cubana, y es por eso, que hay que poner un freno a las autoridades cubanas en su afán de controlarlo todo a su antojo, para complacer sus intereses mezquinos.
 
Pero hay algo que aún desconoce la dictadura de Fidel Castro. Podrán ser efectivas o no las labores que desempeñan los órganos de inteligencia cubanos; pero lo cierto es, como principio inconmovible, la libertad no puede ni podrá ser encadenada. Donde quiera que haya un cubano que se sienta libre, no habrán espías ni agentes encubiertos que hagan desaparecer el deseo y la esperanza de luchar y vivir en una Cuba libre y democrática; la patria de todos los cubanos.

Comentarios

Díaz-Canel y Raúl, ¿dónde están las casas y el vasito de leche?
[10-02-2020]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. Los castristas, en medio de la situación caótica en la que ellos mismos han metido a Cuba, piensan seguir huyendo hacia adelante.
Carros y guaguas del Partido en fiesta y filas de gas para los cubanos de a pie
[07-02-2020]
CID
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Al Poder Popular de la provincia Granma:
Aumentan las agresiones contra discapacitados en Cuba
[05-02-2020]
ICLEP
Funcionario de la empresa eléctrica, maltrata a discapacitada física, y golpea la puerta de su casa. Texto y foto: Alberto Aquino. Periodista Ciudadano.  (www.miscelaneasdecuba.net).- Artemisa, Cuba. Por no contar con recursos monetarios inmediatos, Juliana, discapacitada que solo cuenta con la chequera que dejara su difunto padre, resultó lastimada luego que el agente cobrador propinara golpes a la puerta de su casa exigiendo el cobro del recibo.
Régimen castrista reprime ideario de Martin Luther King
[05-02-2020]
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
(www.miscelaneasdecuba.net).- Los principios de justicia, igualdad, democracia y libertad promovidos por King son parte del paradigma que deseamos para una Cuba libre.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.