RAÚL CASTRO NO ES EL ARCÁNGEL GABRIEL

Fin de año 2007. A modo de regalo de Navidad, Raúl Castro declaró en Santiago de Cuba que el país tiene un solo Partido pero que, al mismo tiempo, ellos tenían que convertirlo en el Partido más democrático existente.

La frase anterior ha destapado en toda la comunidad de analistas (analistas de pelo y pluma), una glosa múltiple y barroca que parece ignorar el hecho de que en Cuba se viven tiempos de capilla ardiente con un tirano mayor a punto de morir mientras que su hermano, un mozo de 76 años de edad, trata de fortificar su posición para no verse en la penosa obligación de terminar sus días en Galicia.
 
Ver en las «pirouettes» lexicales de Raúl no sé qué anunciación gabrielina de buen augurio podría ser un error dilatorio y fatal porque detrás de cada frase suya, la carga semántica es sistemáticamente sopesada y, el mensaje dicho, siempre será coherente con su intención de mantenerse en el poder mientras respire.
 
Observará el amigo lector de que el general no habla de «gobierno de Unidad Nacional» ni tampoco de «pacto social» porque lo que le interesa a él y a su staff es un gobierno sui generis –como diría su hermano Nerón– en el que ellos mandan y los cubanos obedecen.
 
Así pues, los cubanos no tenemos que estar pendientes de lo que diga o no diga este viejo agente del Kominterm que pretende confirmar en nuestras mentes una caterva de categorías políticas y culturales de un mundo que no es el nuestro porque nosotros no somos chinos, ni vietnamitas, ni rusos sino engendros políticos del mundo occidental.
 
¡No, señor general! No aceptamos su maña oratoria porque el sistema de los procónsules nombrados a dedo escapa a nuestra cultura ancestral y aunque vosotros matéis y encarceléis, nunca lo aceptaremos y siempre tendréis grandes dificultades para gobernar esa isla de Cuba de donde se quiere marchar el 80 % de la juventud porque lo que usted propone es una patética quimera. Sin ocuparnos de su bombardeo propagandístico, es nuestro deber identificar sus meandros alevosos y la metodología con la que pretende usted mantenerse en el poder a toda costa.
 
Al final, los cubanos que hoy le temen al cambio, quizá comprendan mañana que vivir libre y en democracia es incomparablemente mejor que vivir sometido a la batuta autoritaria de una banda de fusiladores. (Recordemos aquí la memoria de los tres infelices jóvenes, cubanos y negros, que Fidel fusiló con ensañamiento en 2003).
 
No nos dejemos engañar, Raúl no es ni remotamente el arcángel Gabriel pues nada bueno nos anuncia. Amén.

Comentarios

Invitación a celebrar el Teatro Cubano del Exilio
[27-05-2020]
Centro Cultural Cubano de NY
(www.miscelaneasdecuba.net).- Por octavo año OLLANTAY Center for the Arts, desde New York, y Artefactus Cultural Project, en Miami, invitan a celebrar el Día de la Dramaturgia y el Teatro Cubano del Exilio, el sábado 30 de mayo. Esta iniciativa fue planteada inicialmente por los dramaturgos Pedro Monge Rafuls y Eddy Díaz Souza, y ha contado con el apoyo de artistas y creadores del sector desde su primera edición. 
La balada del amor tardío
[30-04-2020]
La Nueva Nación
Dulce María Loynaz, 1903-1997), Cuba.  (www.miscelaneasdecuba.net).- Amor que llegas tarde, tráeme al menos la paz: Amor atardecer, ¿por qué extraviado camino llegas a mi soledad?
Un ciervo en la carretera
[09-04-2020]
Domingo Alberto Martínez
Escritor
  Portada del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Lea el libro aquí. 
Canto a Maceo
[05-12-2019]
Alfredo M. Cepero
  (www.miscelaneasdecuba.net).-  Antonio de la patria, arcángel de la guerra, general de esperanza de mi indómita tierra. Hay un sueño frustrado en los campos fecundos, donde yacen sepultos tus antiguos soldados.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.