RELATO DE LA VISITA A LA PRISIÓN DE AGÜICA, COLÓN MATANZAS

La activista Iris Tamara Pérez Aguilera, pudo finalmente visitar a su hermano, el miembro fundador del Presidio Político Pedro Luis Boitel, Mario Alberto Pérez Aguilera, en la matancera Prisión de Agüica, luego de una larga protesta, en la que le acompañaron numerosos activistas de diferentes provincias del país.

El pasado 2 de julio, la opositora pacífica acompañada de “Antúnez”, pudo conversar con su hermano cautivo, el que le contó con lujo y detalles de la golpiza que el día 29 de mayo le propinara en aquel penal la guarnición, por negarse a vestir el uniforme de preso común, motivo por el que mantuvo una huelga de hambre por espacio de 31 días.

Relató Mario a su hermana, que ese día se personaron en su celda una numerosa y agresiva guarnición, encabezada por el segundo jefe de Unidad, Emilio Cruz Rodríguez, el que orientaba a gritos: “Denle duro a ese contrarrevolucionario, pero no por la cara para no dejar huellas”.

“Me esposaron las manos y la espalda y también los pies, luego de vestirme a la fuerza”, dijo Mario. “Esa operación la repetían cada vez que me lograba quitar la ropa y volvían a golpearme, cada vez con mayor ensañamiento”, relató el prisionero y agregó: “Hasta que volvieron a esposarme y me amordazaron la boca con un trozo de tela, para que no siguiera gritando consignas contra el gobierno”. “Y así amarrado, amordazado boca abajo, me tiraron como un fardo en una celda, hasta las 5 de la tarde del día siguiente”.

“Un oficial me introducía la boquilla de spray en la boca, y me vertía cantidades considerables de gas pimienta, para ahogar mis gritos y consignas contra el régimen, cuando el mismo verdugo me aplicaba el spray en los testículos, parecía que me quemaban las entrañas”.

La víctima y fuente de este episodio atestigua, que los autores del atropello tenían un claro aliento etílico y aunque los agresores eran mucho más de una decena, pudo identificar a Yoslén, conocido por “El Jabao”, segundo jefe de Orden Interior; “Malpica”, jefe del Destacamento No.5; el reducador Pacheco y los jefes de Pelotón nombrados Almaguer, Casas, “El Capri” y Yunieski.

Contó Mario que nunca había visto tanto ensañamiento, parecía que iba a morir asfixiado, nunca pensó que un ser humano podría aguantar tanta tortura. Por otra parte dijo: “Estaba convencido que todo estaba orientado por la alta oficialidad, por los capitanes Jorge Luis Vega, conocido por “Veguita”, jefe de Unidad y Orlando Figueroa, del Departamento de la Seguridad del Estado.

Este último me decía: “Mario, te mueres en huelga de hambre, y lo único que puede pasar es que Antúnez y tu hermana emitan una declaración. La ropa tienes que ponértela, aunque tengamos que matarte, y tú no vas a ser el primero y mucho menos el último que dejemos morir en huelga de hambre.”

Según el pacífico defensor de los Derechos Humanos, su vida la salvó gracias al apoyo recibido de su hermana Iris y de sus colegas de la oposición y que la huelga de hambre la depuso, luego que las autoridades de Cárceles y Prisiones y de la Seguridad del Estado le aseguraron que en breve será trasladado para Sancti Spíritus, provincia donde reside.

Indica Mario que si es nuevamente engañado retoma la protesta, además resalta que nada ni nadie lo obligarán a vestir el uniforme carcelario.

Mario Alberto Pérez Aguilera tiene 38 años de edad, reside en el poblado Tuinicú, provincia de Sancti Spíritus, es padre de un niño de 3 años.

En el año 2006, los órganos de represión política castrista lo encausaron y condenaron a 10 años de privación de libertad, por un supuesto delito común, en represalia a su destacado activismo cívico, contestatario a favor de los derechos humanos y apoyo a sus hermanos encarcelados.

Comentarios

¡Con qué Internet, eh!
[11-07-2019]
Ramón Díaz-Marzo
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana Vieja -¿Qué me importa a mí que el gobierno de los Estados Unidos de América haya aceptado establecer un cable de fibra óptica desde su país hacia Cuba? ¿Para qué yo quiero un cable de fibra óptica capaz de soportar 160 millones de conexiones simultáneas: telefonía, canales de televisión, radio, y conexiones a la Internet? ¿Es que acaso creen que soy bobo, que me dejaré quitar el poder sin disparar un tiro?
¡Bombas contra Cuba castrista!
[11-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En mi caso particular seguiré trabajando en el Proyecto Emilia y cuando lleguen las vicisitudes de la Cuba kosovar, mantendré la firmeza con la paz, pondré la otra mejilla y si tengo la oportunidad haré una de las mejores cosas que bien se realizar con mis manos: sanar y salvar. La luz perpetua de la libertad morará en Cuba.
¿Techo seguro para cada pinareño no es una utopía?, porque yo llevo 27 años esperando
[27-06-2019]
CID
Emilia Salazar Acosta. Foto: CID. (www.miscelaneasdecuba.net).- Me molesta que se haya jugado con la dignidad de quién como yo, ha cumplido toda mi vida con cada tarea que ha presentado  el gobierno.  Junio 21 del 2019. A: Asamblea Provincial del  Poder Popular en Pinar del Río.  De: Emilia Salazar Acosta, vecina del km 4 carretera a Viñales, CPA-Cuba Socialista, municipio Pinar del Río.  Asunto: ¿Techo seguro para cada pinareño no es una utopía?, porque yo llevo 27 años esperando.
El día D: Cuba y la batalla del Caribe
[23-06-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Cuba castrista nunca ha enviado una alta figura del Estado o Gobierno que la represente en los festejos de la derrota del nacismo y la liberación y reconquista de la democracia para Europa y el mundo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.