LA HABANA EN VERSIÓN GAY

Control de la policía en el Malecón.

París, 13 de julio de 2008.

Mi querida Ofelia,

la revista Paris Match dedicó cuatro páginas a un amplio artículo escrito por Arnaud Bizot, cuyo título es: La Havane version gay. ¡Cuba (pas)* libre!

Te traduzco el primer párrafo del artículo: “Sin ninguna duda, es el paraíso para los turistas occidentales. Pero para sus habitantes, la vida sigue siendo un infierno. Sin embargo, los cubanos aman, ríen, bailan, beben y hacen fiestas... Y la represión no disminuye. Son ahora de nuevo los homosexuales, los que son víctimas de todo tipo de vigilancias y de constantes acosos. Nuestro reportero acompañó a grupos de jóvenes, en la euforia de las fiestas clandestinas y también compartió con ellos la angustia y la falta de esperanzas. La Habana, es hoy como nunca, un triste trópico.”

Ángel se casa.

Varias fotografías ilustran el artículo. Dos de ellas fueron tomadas en el centro cultural de Santa Clara, “El Mejunje”, al pie de ellas se puede leer: “Lejos de la capital, la tolerancia hacia la comunidad gay es mayor”. Cinco fotos fueron sacadas en el Malecón, en una dos jóvenes gays se divierten (“Enamoramiento gay en el paseo más célebre de Cuba, frente a una de las dos fortalezas que dominan la entrada del puerto”); en otra, un grupo de tres jóvenes duerme la siesta sobre el muro ( “Por dormir sobre el muro se puede correr el riesgo de ser arrestados por homosexualidad”). En otra, unos policías acompañados por perros pastores alemanes controlan a unos jóvenes (“Omnipresente, la policía considera como sospechosos a todos los chicos que se reúnen”). Una foto muestra a un travestí rubio vestido de novia (“Los amigos de Ángel, travestí de 22 años, festejan su ‘matrimonio’ ilegal pero tolerado”).

En el Malecón.

El periodista galo narra como llegó en un viejo Mercury de los años cincuenta junto a cinco jóvenes, hasta una finca a unos 15 kms. de La Habana, en donde asistió a una fiesta gay clandestina. Se pagan dos dólares por persona por el viaje, más un dólar por entrar a la fiesta. Había unos 400 jóvenes gays, algunas chicas y travestís. Se podían comprar cervezas y refrescos a chicos que los sacaban de grandes tanques con hielo. Los jóvenes se ponían de acuerdo para comprar los litros de Havana Club, que después pasaban de mano en mano, para tomar el ron a pico de botella. Todo se paga en dólares. Se habían puesto de acuerdo en el Malecón, cerca del Hotel Nacional, como cada sábado hacia las 11 p.m. A esa hora numerosos taxis clandestinos se detienen y les dicen en que lugar será la gran fiesta ese día.

Siesta en el Malecón.

Desde que el régimen cerró los lugares de reunión de los gays de la capital cubana como el Rex, el Turf o el Karachi, ellos se reúnen en las fincas, sobre la hierba, con el cielo caribeño como techo. Uno de los organizadores explica al periodista que se le paga 150 dólares ( una verdadera fortuna en Cuba), al dueño de la finca por el alquiler durante una noche y se le garantiza que no habrá escándalos. Los asistentes no buscan broncas, son estudiantes, artistas, intelectuales anónimos, etc., que les gusta divertirse y no pueden ir para ello a ningún lugar en La Habana.

El Mejunje.

A continuación el periodista cuenta otra fiesta gay en una gran mansión ( no dice en qué barrio tuvo lugar, pero aparentemente fue en el Vedado o en Miramar), con un desfile de travestidos en Mylène Farmer, Prince y Michel Jackson entre otros. Se bailaba en el sótano para que no se escuchara la música desde la calle. Si la policía lo descubre, los propietarios de la casa podrían ser condenados a pagar una multa de dos mil dólares, su casa confiscada y quizás terminarían en la cárcel. Pero a los policías cubanos se les puede corromper fácilmente por medio de los dólares.

Siguen muchos ejemplos de gays que han pasado por las prisiones por cualquier motivo, como pasear de madrugada por el Malecón, travestirse, asistir a una fiesta gay clandestina, etc. Los jóvenes gays buscan a los turistas y les hacen numerosas preguntas sobre cómo es el mundo fuera de la isla. Ellos viven traficando c.d., d.v.d., piezas que permiten captar la televisión de Miami, etc.

Pero según Paris Match, las agresiones contra los turistas gays en La Habana siguen aumentando. En el 2005 ocho de ellos fueron asesinados.

El galo pasa a entrevistar a algunas lesbianas, las cuales confrontan los mismos problemas que los chicos gays, a los cuales se agrega el machismo de los hombres heterosexuales cubanos.

Un gay cubano llamado Ronald declara: “Esta represión es muy hipócrita. Los restaurantes, las piscinas de los hoteles y otros lugares públicos por suerte no son controlados. Los turistas que tienen relaciones con los cubanos alquilan legalmente habitaciones en las casas particulares. Cada vez vienen más a Cuba.”

Y así van las cosas por la Isla del Dr. Castro.

Un gran abrazo,

Félix José Hernández.

*(pas) = (no).

Fotos: Escaneadas del diario París Match.

Comentarios

Angélica ¿dónde están mis hijos?
[08-09-2014]
Angélica Mora
New York
Una madre desesperada, que vencía su miedo a los humanos para buscar sus  hijos...   (www.miscelaneasdecuba.net).- Esta no es una historia fácil de contar. Ayer, me conmovió muchísimo ver a una madre, que perdía completamente el temor, para saber el paradero de sus hijos.
Parte XXII. Nuestros pensadores: Ramón Roa Traviesa
[05-09-2014]
Héctor Fernándo Maseda Gutiérrez
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- RAMÓN ROA TRAVIESA. Intelectual cubano, patriota y militar independentista, político y escritor, periodista y poeta. Nació en Cifuentes, región central de Las Villas, actual provincia de Villa Clara, el 22 de noviembre de 1844. Alcanzó el grado de Tte. Cnel. del Ejército Libertador de la República de Cuba en Armas. Fundó, conjuntamente con Cirilo Villaverde, Juan Clemente Zenea, Juan Manuel Macías y otros luchadores separatistas, “La Sociedad Democrática Amigos de América” establecida para ayudar al pueblo dominicano en la lucha contra los intentos de reconquistar España esas, sus ex colonias. Con apenas 16 años de edad fue víctima del destierro forzoso por sus actividades políticas en favor de la libertad de Cuba y de otras naciones sudamericanas liberadas del yugo colonial de la metrópoli española en el primer tercio del siglo XIX. Viajó a Nueva York (EE.UU.). De ahí que combatiera en la Guerra de Restauración de la República Dominicana (1861-1865). Fue, además, colaborador del líder y luchador separatista chileno Benjamín Vicuña Mackenna, en la guerra que sostuvo Chile y Perú, por sus respectivas independencias, contra la monarquía colonialista ibérica.
Desagravio
[27-08-2014]
Enrique Díaz Rodríguez
Armadas con gladiolos. Foto: cortesía de Angélica Mora.   (www.miscelaneasdecuba.net).- La hermosa obra realizada por ustedes queridas Damas, jamás podrá ser empañada por nada, ni nadie.
Patria
[31-07-2014]
Enrique Díaz Rodríguez
José Martí. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Oculto en mi pecho bravo la pena que me lo hiere. José Martí.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.