INFORMACIÓN DE LA JUNTA PATRIÓTICA CUBANA

Compatriotas,

En reunión de 34 organizaciones del Exilio cubano en el local de la Junta Patriótica Cubana se acordó crear un comité para hacer las gestiones necesarias para pedirle al Presidente George W. Bush un Perdón Presidencial para Eduardo Arocena, después de establecer contacto con la oficina de Perdones Presidenciales en Washington DC pudimos saber que el expediente de Arocena está activo y el Presidente no lo ha analizado.

De acuerdo con esta conversación con la oficina de Perdones Presidenciales nos fue evidente que la forma más efectiva para que el expediente de Arocena sea presentado al Presidente sería acompañado con una gran cantidad de cartas peticionarias por parte de cada una de las organizaciones del Exilio y también por individuos que quieran sumarse a este esfuerzo.

A continuación verá la carta redactada por el Dr. Hugo Arza, Jr. que es el modelo que todos estamos utilizando, simplemente conteste a través de nuestro correo electrónico: jpcubana@bellsouth.net con sus datos y su aprobación para enviar la carta a la oficina de Perdones Presidenciales, además se hará preparar un dossier con copias de todas las cartas para hacerlas llegar al Presidente directamente y otro para tenerlo en nuestros archivos.

Eduardo Arocena ha cumplido 25 años en prisión por sus actividades por tratar de sacar del poder al régimen totalitario de los hermanos Castro, consideramos que ya ha cumplido demasiado tiempo separado de su familia, con sus 65 años y enfermo. Es hora que el Presidente George W. Bush muestre su agradecimiento a nuestra comunidad conmutando la sentencia de Eduardo Arocena.
Gracias por su interés y apoyo a esta causa humanitaria.

Julio Cabarga.
Presidente.

(3050 448-9898
jpcubana@bellsouth.net

*************

Membrete de Organizacion]


Helen Bollwerk, Esq.
Office of the Pardon Attorney
United States Department of Justice
1425 New York Avenue, N.W.
Suite 11000
Washington, DC 20530

Re: Letter of Support for Commutation of Sentence for Eduardo Arocena

Dear Ms. Bollwerk,

The undersigned respectfully request that this letter be added to Eduardo Arocena’s file, and be considered in the deliberations about Mr. Arocena’s petition for clemency (commutation). This organization is [añadir breve descripción de organización firmando la carta, o individual—algo sencillo pero que muestre importancia en la comunidad].

Mr. Arocena has served over twenty-five years in federal prisons, apart from his family and loved ones. Now 65 years old Mr. Arocena is no threat to his community. Mr. Arocena has been a model inmate and has availed himself of all educational and other offerings that the penal system offers to inmates in an effort to rehabilitate their conduct.

Section 1-2.113, Standards for Considering Commutation Petitions, from the Unites States Attorney’s Manual Standards for Consideration of Clemency Petitions, outlines various standards to be considered during clemency proceedings. Undoubtedly Mr. Arocena has served a substantial part of a long sentence. Additionally, advanced age is one of the standards outlined in Section 1-2.113 and is unquestionably the case in Mr. Arocena’s case. Quite simply, there is no longer a need for Mr. Arocena to spend his time in prison, away from his family and a community that will assist him in all ways upon his release.

This commutation is not just about Mr. Arocena, but about an entire community of Cubans that has been forced out of their home country by a brutal dictatorship. Mr. Arocena’s actions, for which he has shown remorse and contrition, were designed to bring about the end of a repressive regime that shows no tolerance for human rights or the free will of people. To the extent that those actions violated laws of this country, Mr. Arocena has taken full responsibility and served a quarter-century in prison to pay for those mistakes. His commutation would not erase his conviction, or somehow diminish the severity of the crimes. It would, however, allow him to re-integrate himself into his community after a long penal period.

We urge you to consider the appeal of the undersigned, as representative of the Cuban-American community, and to add our support for the immediate commutation of Mr. Eduardo Arocena’s sentence to time-served.

Respectfully yours,

Comentarios

"No hay que permitir que cabilderos y voces engañosas encubran la verdad sobre Venezuela"
[27-05-2017]
Luis Fleischman
Director del Interamerican Institute for Democracy
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Más de cincuenta días después de que se desatara este nuevo ciclo de desobediencia civil en Venezuela, más de 50 personas murieron a manos del gobierno venezolano.
De Assange y de Manning
[21-05-2017]
Instituto Interamericano por la Democracia
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La ley debe cumplirse y cuando se desobedece alegando su injusticia hay que estar dispuesto a asumir las consecuencias.
Mariela y Aleida, hijas de Verdugos
[20-05-2017]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Los hijos no tienen responsabilidad de las acciones de sus padres, sin embargo, cuando se identifican y apoyan las comisiones de sus progenitores con gestiones propias,  se transforman en cierta medida en sus cómplices y hasta en coautores de sus depredaciones.
Es el momento de la lucha solidaria
[11-05-2017]
Julio César Gálvez
Periodista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Hoy Venezuela llora de horror, muerte y desesperación. Hoy Venezuela sufre por la dictadura, la represión y la corrupción. de un régimen opresor amparado en una filosofía desfasada y anacrónica. 
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.