DENUNCIA DE ADOLFO FERNÁNDEZ SAINZ, PERIODISTA Y SINDICALISTA ENCARCELADO

(www.miscelaneasdecuba.net).- El periodista y sindicalista independiente Adolfo Fernández Sainz presentó problemas con la recepción de la literatura que le llevó su esposa, Julia Núñez Pacheco, a la visita del martes 16 de septiembre.

La también activa Dama de Blanco señaló que nunca antes se había ocurrido una situación adversa con respecto a los materiales de lectura que ella suele llevar a la prisión de Canaleta en la provincia de Ciego de Ávila.

Como medida de precaución, Núñez Pacheco siempre indaga con el oficial que la atiende en el recinto penal, si algo de lo entregado es considerado prohibido para que le sea devuelto y llevárselo, pero el agente le respondió que podía irse tranquila.

A partir del martes, Fernández Saínz comenzó a reclamar sus materiales porque no se los habían dado, y no fue hasta el viernes 19 de septiembre a la 1 p.m. que se le dio solo una parte de los mismos.

Ya él sabía por su cónyuge que literatura iba a recibir, por lo que se extrañó que faltara parte de la religiosa y otros que nunca habían sido prohibidos. Faltaban tres revistas Palabra Nueva, de la Arquidiócesis de la Habana, una revista Espacio Laical, publicación del Consejo Arquidiocesano de Laicos, y tres diarios españoles, un ABC y dos El País, así como una carta de un miembro de Pax Cristy, cuyo contenido de apoyo espiritual, le daba un carácter familiar a la misma.

No obstante le entregaron otra literatura religiosa como fueron varias hojas de la publicación católica dominical Vida Cristiana y una biografía de Jesús de Nazareth, pero el desagravio y la mala intención fueron muy evidentes al no tener una respuesta afirmativa y convincente.

Por este motivo, Fernández Saínz decidió dejar de ingerir alimentos a partir del horario de la comida del propio viernes, y se ha mantenido solo ingiriendo agua; a él se sumaron, en gesto de solidaridad, los también miembros del Grupo de los 75, Pedro Arguelles y Antonio Díaz.

Comentarios

La Unión Europea y Cuba: ¿Qué hacer?
[21-07-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba.  –  El renuevo político de los altos cargos del bloque hace viable el establecimiento de nuevos términos para sus relaciones con La Habana.
Díaz-Canel, con sus manos manchadas de sangre
[21-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En realidad sabemos el resultado que los castrocomunistas esperan: continuar con el poder político y económico centralizado en el país.
¡Con qué Internet, eh!
[11-07-2019]
Ramón Díaz-Marzo
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana Vieja -¿Qué me importa a mí que el gobierno de los Estados Unidos de América haya aceptado establecer un cable de fibra óptica desde su país hacia Cuba? ¿Para qué yo quiero un cable de fibra óptica capaz de soportar 160 millones de conexiones simultáneas: telefonía, canales de televisión, radio, y conexiones a la Internet? ¿Es que acaso creen que soy bobo, que me dejaré quitar el poder sin disparar un tiro?
¡Bombas contra Cuba castrista!
[11-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En mi caso particular seguiré trabajando en el Proyecto Emilia y cuando lleguen las vicisitudes de la Cuba kosovar, mantendré la firmeza con la paz, pondré la otra mejilla y si tengo la oportunidad haré una de las mejores cosas que bien se realizar con mis manos: sanar y salvar. La luz perpetua de la libertad morará en Cuba.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.