LA LLEGADA DEL EJÉRCITO AL CONTROL DE LA ECONOMÍA CUBANA

(www.miscelaneasdecuba.net).- Quienes estamos dedicados al análisis continuo de la economía cubana, y de los cambios en las políticas que se ponen en marcha en relación con la misma, tenemos motivos de esperanza con el nombramiento del coronel Armando Pérez Betancourt como viceministro de Economía.

No siempre las noticias que vienen de la Isla son tan positivas como la llegada al ministerio que dirige la economía cubana de quién se puede considerar el arquitecto e impulsor del denominado “sistema de perfeccionamiento empresarial”, una vía que, primero desde el ejército, y más tarde, en las empresas civiles, ha servido para introducir algo de sentido común en ese desbarajuste que el marxismo leninismo ha convertido a la economía cubana en los últimos 50 años.

Armando Pérez Betancourt, coronel del ejército de Cuba y ahora viceministro de economía y planificación es, según quienes le conocen y han podido colaborar con él, una persona que tiene las ideas claras y que desde 1988 ha sido capaz de mantener una línea continua de modernización y eficacia en la gestión de las empresas de la Isla.

En esencia, el denominado “perfeccionamiento empresarial” se podría asimilar a un sistema de certificación de la calidad que supone para las empresas incorporar una serie de técnicas e instrumentos que las apartan del despilfarro, descontrol y les fijan una línea de actuación más coherente con las prácticas de las empresas en la economía de mercado.

Por desgracia, como algunos economistas en la Isla han observado, el perfeccionamiento empresarial está diseñado solamente desde la perspectiva de los costes de producción, y no del mercado, de modo que el énfasis lo sitúa en los controles de las magnitudes de la cuenta de explotación, la mejora de la productividad, los procesos de trabajo, la autonomía gerencial para adoptar determinadas medidas internas.

Pero al dejar sin el mismo grado de mejora e innovación el comportamiento del mercado, el sistema de intercambio eje fundamental para el funcionamiento de las empresas, no permite obtener los máximos beneficios de su aplicación.

No me cabe la menor duda que los éxitos de Armando Pérez Betancourt, su perseverancia (pocas cosas sobreviven tanto tiempo en la economía cubana, y sobre todo después del proceso de recentralización iniciado por Fidel Castro en 2003) le han valido para acceder al cargo, y ponerse a las órdenes del titular del ramo, Marino Murillo Jorge, también un ex coronel de las FAR que había dirigido el Ministerio de Comercio Interior, MINCIN, desde febrero del 2006, en medio de la declarada batalla contra la corrupción administrativa y el descontrol financiero en las entidades estatales.

Conviene recordar que Murillo Jorge sustituyó en el ministerio de Economía y Planificación a José Luis Rodríguez García, y también ascendió como uno de los seis vicepresidentes del Consejo de Ministros durante la amplia restructuración gubernamental anunciada por el Consejo de Estado, el pasado 2 de marzo a instancias de Raúl Castro.

La llegada del ejército a la dirección y control de la economía cubana en sectores clave podrían suponer, tal vez para algunos, una mala noticia. En cualquier otro país, no podríamos dar la bienvenida a este tipo de decisiones. Pero en Cuba, hay motivos para el optimismo.

Desde hace décadas, si existe algo de sentido común y buen hacer en la gestión de los asuntos económicos en Cuba, está en el ejército. Tras el regreso de las tropas de las guerras de África y el ajusticiamiento del General Arnaldo Ochoa, el posterior derrumbe del socialismo real y la pérdida de subvenciones soviéticas, acompañada de la depuración castrista del ejército cubano, llevó a muchos militares a plantearse una alternativa de futuro.

Dejando el control y la represión de la sociedad en manos del Minint, Fidel Castro y su hermano Raúl, vieron al ejército cubano, uno de los más numerosos del mundo por efectivos humanos, y de los peor empleados, como un ambicioso banco de pruebas para el ensayo de iniciativas de mejora económica. El perfeccionamiento empresarial es una de ellas.

La estrecha vinculación entre ejército y negocios en la Isla ya no se puede ocultar por más tiempo. El general de brigada Salvador Pardo Cruz, que quedó como ministro de la Industria Siderúrgica y Mecánica, fue hasta su designación como director general de la Unión de Industria Militar. Estaba a cargo de 12 empresas militares, siete centros de investigación y dos centros de servicio científicos que contaban con una evaluación positiva de Raúl Castro como ministro de las FAR.

Los militares también manejan en la isla el conglomerado turístico Gaviota (que cuenta con hoteles, restaurantes, marina, renta de autos, empresa aérea y cadena de tiendas), y dedican decenas de miles de sus efectivos a la producción agropecuaria.

La llegada al control del Ministerio de Economía es sólo el resultado de una tendencia continua en el tiempo. Habrá que ver cuáles son los efectos que se producen a partir de ahora.

Comentarios

¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Naciones Unidas finalmente certifica y reprocha a Cuba la desaparación forzosa de Ferrer
[10-02-2020]
Prisoners Defenders
  (www.miscelaneasdecuba.net).- EXCLUSIVA: El Comité Contra las Desapariciones Forzosas de las Naciones Unidas, tras haber dado derecho de réplica al Estado y escuchar todas las alegaciones en un proceso transparente, concluye en una carta enviada a Cuba el día 27 de enero de 2020 y remitida a Prisoners Defenders, que los familiares de José Daniel Ferrer “no conocieron el paradero del señor José Daniel Ferrer sino hasta el 7 de noviembre de 2019, treinta y siete días después de su detención”. También le instan a que Cuba “tiene la obligación de proceder sin demora a realizar una investigación exhaustiva e imparcial sobre las circunstancias de la desaparición del señor José Daniel Ferrer en los días en los que se le ha mantenido en detención sin contacto con el exterior.” Esta certificación, junto al proceso arbitrario, difamatorio y lleno de contradicciones que ha llevado a la condena mundial del caso, ponen en grave riesgo la imagen mundial de Cuba esta vez incluso ante la izquierda.
El fracaso de la formación y educación profesional en Cuba
[08-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La mayor parte de las empresas extranjeras que acuden a Cuba interesándose en hacer negocios coinciden en que existen importantes problemas de cualificación profesional de los trabajadores. Los cubanos han logrado alcanzar un alto nivel educativo, esto es incuestionable. Pero sus competencias, habilidades y destrezas para el desempeño en el mundo laboral, al menos en Cuba, son escasas, prácticamente inexistentes, y lo que es peor, rara vez se ponen en valor por el sistema económico y productivo existente en el país. Esto es interesante.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.