LA MISIÓN MILAGRO Y LA ECONOMÍA CUBANA

(www.miscelaneasdecuba.net).- Si el régimen castrista se ha caracterizado históricamente por algo, desde luego ha sido por su extraordinaria habilidad para la propaganda. Ya lo ha dicho Zoé Valdés en un reciente libro. Es cierto. Sin embargo, casi seguro que ustedes no han oído hablar de la denominada “Misión Milagro”.

A partir de 2004, cuando Fidel Castro descubrió el negocio del petróleo venezolano, y su capacidad para mantener las ineficientes estructuras productivas de la economía cubana, se volcó en darle a los ingresos crecientes del negocio una aplicación práctica, aprovechando el capital humano existente en la Isla.

Nada más indicado que, además, combinar esa operación con la sanidad, uno de los grandes “logros” de la revolución. Poco importa si las casas de salud y hospitales de la Isla se dejan abandonados o con una deficiente atención que ha supuesto notable malestar en amplios sectores de la población. Lo verdaderamente revolucionario era poner los conocimientos y la práctica profesional al servicio de Fidel y sus proyectos de solidaridad internacional. Tantos años se llevan escuchando la misma cantaleta en la Isla, que nadie se planteó cuál podría ser la alternativa.

Y así, surge la Misión Milagro, un proyecto personal de Fidel Castro cuyos resultados se han analizado en un Congreso internacional que se celebra en La Habana durante los últimos días. Granma Internacional se ha deshecho en elogios a la idea del comandante, como no podría ser de otro modo.

Las cifras que se han ofrecido no dejan lugar a dudas del éxito. Un millón 600 mil personas residentes en 33 países se han beneficiado del programa oftalmológico incluido en la Misión Milagro, con 59 centros en 15 naciones durante los últimos cinco años.

Todos sabemos que los datos del régimen castrista se tienen que someter a cierto escrutinio antes de darle su correspondiente validez, pero vamos a aceptar que estamos ante un balance realista que supone que, en promedio, en los cuatro años transcurridos, los médicos involucrados en este proyecto han atendido a una media de 400.000 pacientes al año.

¿Se imaginan ustedes de lo que estamos hablando? ¿Se han planteado qué dimensiones alcanza esta operación en términos de mercado? Vamos a suponer, a efectos de cálculo, una sencilla operación de cataratas o de corrección visual de miopía, cuyo coste medio se sitúa, en España, en torno a unos 3.000 euros, tanto si lo financia el paciente como si se carga al erario público.

Vamos a suponer, por simplificar de algún modo, que el coste medio de las intervenciones realizadas en los cinco años transcurridos desde que comenzó este “milagro castrista” es ligeramente inferior, y que se puede valorar en torno a 2.000 euros.

Estamos hablando de nada más y nada menos que 3.200 millones de euros generados con esta actividad, si se valorase a los precios reales de mercado. Nada más y nada menos que 800 millones de euros al año, lo que se supone que ingresa Cuba con las remesas de los exiliados.

La balanza de servicios de la economía cubana, según datos de CEPAL, se situó en promedio en torno a 6.000 millones de euros en dicho período. ¿Dónde están estos ingresos teóricos de la Misión Milagro? No conviene olvidar que también hay que incluir los servicios sociales, el turismo, etc.

No cabe otra conclusión. El régimen está mal vendiendo este servicio. Ya sucedió en pleno período especial cuando un ingeniero agrónomo cubano me confesaba con disgusto cómo los inventos desarrollados en la alta tecnología de la Isla para luchar contra las plagas tropicales, eran “regalados” en términos de “solidaridad internacional” a otros países de América Central para que los aplicaran en sus cosechas que luego, expulsaban a las de Cuba en los mercados mundiales.

Si, es cierto que Fidel Castro jamás pensaría en estas cuestiones. Pero estoy seguro que en sus gobiernos, en la administración de la Isla, en las empresas estatales, tiene que haber gente que sepa cómo se gana el dinero.

La Misión Milagro es un despilfarro más, pero puede servir para despertar la iniciativa empresarial y económica. Si en vez de recaer en un estado ineficiente y que carece de un modelo adecuado para satisfacer las necesidades sociales, se dirigiera a las empresas, a los profesionales de la salud, que pudieran establecerse a título privado, sería muy distinto.

¿Quién ha dicho que la economía cubana no es rentable? ¿Quién ha dicho que no tiene futuro? La respuesta está más cerca de lo que creemos.

Comentarios

Rafael Acosta Arévalo. Presente
[11-07-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Es justo recordar que en muchos de los actos celebrados en el presidio político cubano, también en el exilio, se hace un pase de lista de algunos de los caídos en la lucha, llamado,  que los asistente responden con un firme presente, razón por la cual evocamos de igual manera a la más reciente víctima venezolana del castro chavismo, el torturado y asesinado capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo.
EE UU: Revolución, Declaración y Nación
[04-07-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Declaración de Independencia. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- EE UU: Revolución, Declaración y Nación. Cada 4 de Julio se celebra, en los EE UU, el Día de la Independencia. Es curioso que esta fecha haya sido la que ha quedado grabada en la tradición estadounidense. ¿Por qué prevaleció el día 4 como la fecha encumbrada? 
El suicidio de la izquierda fanática
[21-06-2019]
Alfredo M. Cepero
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Quieren sustituir a una sociedad capitalista y personalista con una sociedad socialista y colectivista. Algo así como transformar seres pensantes en autómatas y hombres libres en esclavos.
Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe
[21-06-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Una utopía. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe. En EEUU se está viendo un fenómeno atípico, antihistórico y delirante. Algunos en la clase política estadounidense se están catalogando abiertamente como "socialistas democráticos". Colocar el adjetivo "democrático" detrás de socialismo, convierte el término en un oxímoron. En otras palabras, es una contradicción en términos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.