CUBA: SEXO, COSTOS Y MÁS POLICÍAS

(www.miscelaneasdecuba.net).- No es extraño en el Vedado, localidad capitalina de Ciudad de la Habana, andar de madrugada entre las 2:00 y 4:30, tropezándose con homosexuales en la calle 23, haciendo señas a los autos en busca de dinero a cambio de sexo.

Practicar sexo oral, está al costo de 1.00 CUC, equivalente a 25.00 pesos moneda nacional, hasta 3.00 CUC, según necesidad y apuro del que se vende. Tener sexo con penetración, unos 5.00 CUC, y si el que paga lo desea sin preservativo, de 20.00 CUC en adelante consigue lo que quiere.
 
La realidad es así. Muchos adolescentes y jóvenes LGBT son pacientes viviendo con VIH-SIDA. La carencia material y los bajos ingresos económicos que ofrecen los empleos, hacen del cubano adquirir ilícitamente el sustento diario para costear la alimentación de su familia y el vestuario personal para poder seguir su profesión nocturna.
 
Cada puto o jinetero, como se les llama acá en La Habana a los jóvenes que se prostituyen, viven diariamente bajo peligro de asaltos sea a mano armada o no por delincuentes que se camuflean como compradores de sexo, muchos de estos andando en automóvil, en pandilla o de forma solitaria, casi siempre a mano armada.
 
El asunto de la Policía Nacional Revolucionaria, PNR, deteniendo, apresando y poniendo cuantiosas cuotas de multas a estos jóvenes a cambio de entregar más de la mitad de las ganancias recaudadas convierten al puto en sujeto peligroso, obligándoles las circunstancias a subsistir mediante el robo, el chantaje y cometer crímenes sobre buscadores de sexo ilícito.
 
Ya la Policía se ha convertido en chulo del maricón, ya no es salvaguarda del orden, sino parte de los incidentes que atentan contra el bienestar y la seguridad social.

La comunidad LGBT cubana es la más proclive a cometer actos vandálicos a causa de las pocas oportunidades que les entrega el Gobierno.

Comentarios

De hueco a piscina
[20-10-2014]
Bárbara Fernández Barrera
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El viejo hueco de la avenida 251 y 150 en el municipio Bauta, provincia de Artemisa, es hoy una infecciosa piscina de agua estancada.
Se cumplió la cuota
[20-10-2014]
Judith Muñiz Peraza
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
Mitigando el calor con el granizado. Foto: Cortesía de la autora. (www.miscelaneasdecuba.net).- Uno de los problemas más serios que hay con los trabajadores por cuenta propia, lo tienen los carretilleros o cualquier otro tipo de trabajador ambulante.
Interioridades de Joven Club
[20-10-2014]
Ariel Lázaro Fernández González
Corresponsal de Misceláneas de Cuba
Joven cubano jugando en un Club de computación. Foto: Cortesía del Autor. (www.miscelaneasdecuba.net).- Muy pronto los Jóvenes Club de Computación y Electrónica (JCCE) se aprestan a cobrar los servicios – ya se cobra en la provincia Artemisa - que hasta este año brindaron de forma gratuita a las personas de las comunidades donde están enclavados a lo largo y ancho de toda Cuba so pena de ser cerrados y sus empleados quedar desempleados de no lograr ser rentable.
Caos en los servicios médicos de urgencia
[17-10-2014]
Tania de la Torre Montesinos
Red Cubana de Comunicaodres Comunitarios.
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Hace apenas unos días a las 6:00 pm, Jaqueline Alba Valdés Pino, tía del niño Jonatan Reinaldo Alba Coll, de dos años de edad y vecino de la calle Merchán # 464 entre Línea y Ana Segrera, Manzanillo, Granma; acudió con su sobrino al Hospital infantil Hermanos Cordobés.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.