PROBLEMAS EN EL BANCO CENTRAL DE CUBA

(www.miscelaneasdecuba.net).- Esta semana, las noticias que nos llegan de la economía de Cuba no pueden ser más preocupantes. En plena crisis económica, y cuando es preciso tener las ideas claras e integrar todos los esfuerzos para afrontar el grave período que se acerca, el presidente del Banco Central de Cuba, Francisco Soberón, renuncia a su cargo en el Banco, en la Asamblea Nacional y en el Partido.

Ya lo dije en un artículo hace unos días, Soberón, al lanzar en tono jocoso la consigna "ahorro o muerte", se lo jugaba todo a una carta, en un régimen poco acostumbrado al “choteo”, y deja el cargo en plena ejecución de un drástico programa de restricciones y difícil situación económica por los efectos de la crisis internacional y problemas internos como la burocracia y la baja productividad.

En algunas ocasiones, he cuestionado las decisiones que Soberón había adoptado para dirigir la política monetaria en la Isla. Decisiones no siempre acertadas, y dominadas por el férreo control político, que concede unos márgenes muy limitados a la autoridad monetaria.

Pero esta vez, tengo que decir que su dimisión, abandono o cese no llega en el mejor momento, porque se quiera o no, e incluso en un régimen comunista e intervencionista, la credibilidad de las instituciones no debe ponerse en juego en momentos de grave crisis económica.

Soberón ha realizado un pésimo servicio a la economía cubana abandonando el barco en el peor momento y, sin duda, habrá que seguir los acontecimientos para determinar quién es el verdadero responsable de este desaguisado.

Aunque la versión oficial insiste en que el alto funcionario pidió su relevo a Raúl Castro por voluntad "propia", tras 15 años al frente del Banco Central y 48 de trabajo, para "cumplir el viejo anhelo de dedicarse a escribir e investigar sobre finanzas internacionales, poniendo sus resultados a disposición del partido y el gobierno", es posible que las razones sean otras y que no las podamos conocer hasta dentro de algún tiempo.

Un ejemplo de que hay algo oculto detrás de estos movimientos en la institución del Banco central se descubre al leer la nota oficial, que dice textualmente que el Consejo de Estado lo "liberó" del cargo que desempeñó "con lealtad y honestidad, al igual que la mayoría de los ministros que fueron sustituidos el pasado marzo".

Aunque habrán muchos que no querrán reconocerlo, la manufactura, la inspiración y el diseño de esta nota parece corresponder a la misma mano que firmó la defenestración del vicepresidente Carlos Lage y del canciller Felipe Pérez Roque, acusados por Fidel Castro de "ambición" y "papel indigno".

En las últimas semanas, la escasez de divisas está asfixiando a la economía cubana. Muchas empresas extranjeras se han quejado públicamente a las autoridades las dificultades para repatriar sus beneficios, y la caída de los ingresos del turismo y las remesas de las familias han experimentado un descenso como consecuencia de la crisis económica internacional.

Los desajustes que sobre una débil estructura productiva tienen estas tensiones monetarias y financieras, han podido con Soberón, cuya capacidad para dirigir el barco en momentos especialmente difíciles, ha podido ser cuestionada por el poder omnímodo de la Isla. Tiempo habrá para estudiar con detalle qué ha sucedido realmente.

De momento, el nuevo ministro-presidente del Banco Central será Ernesto Medina, un economista que presidía el Banco Financiero Internacional, también estatal, y durante 35 años desempeñó diferentes cargos de dirección en el sistema bancario cubano. ¿Continuidad o cambio?

Comentarios

Los dos 11 de Septiembre
[22-09-2019]
Angélica Mora
New York
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Escribir sobre el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 en Chile es doloroso. Sin embargo, no puedo dejar pasar la fecha sin aportar lo que sé, quizás en una tentativa de que se conozcan algunos pormenores no sabidos por la mayoría de la gente.
¿Cuándo se perdió el deseo de regresar a Cuba libre?
[22-09-2019]
Esteban Fernández
  (www.miscelaneasdecuba.net).- ¿Cuándo se puso la cosa mala en el exilio? Cada cual puede dar una opinión diferente. La mía sincera es: Cuando la mayoría de los exiliados llegaron a la conclusión de que no había regreso a Cuba y que jamás se acostumbrarían a vivir alli...
Cuba, huelgas y marcha de Girasoles
[22-09-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Mientras hay sujetos que se prestan a  conculcar los derechos de sus pares, hay ciudadanos que arriesgan su libertad, y hasta la vida, para defender los derechos de todos, aun, siendo conscientes,  de que tal vez solo recibirán agravios,  como le escribiera José Martí, al generalísimo Máximo Gómez, “no tengo más remuneración que ofrecerle que el placer del sacrificio y la ingratitud probable de los hombres”.
De inauguraciones y regímenes autoritarios:el caso del turismo en Cuba
[18-09-2019]
Elías Amor
Economista
Hotel Meliá Internacional Varadero. Foto: Cortesía de Cubanet.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Cada dictador inaugura lo que puede, o lo que le dejan. Existe una estrecha relación entre poder autoritario e inauguración política. En el caso de Franco, era habitual verlo en el NODO, inaugurando pantanos y embalses para la producción de energía hidroeléctrica y almacenar agua con destino a las zonas de más baja pluviometría del sureste español. Ahí están los pantanos que han quedado para la posteridad y tienen un uso mucho más amplio del que inicialmente estaba previsto. Generalmente, nadie los cuestiona, salvo alguna organización ecologista radical. En el caso de Díaz-Canel, otro dirigente autoritario, le encanta asistir a la inauguración de hoteles.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.