LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO COMO EJE DE LA INFORMACIÓN ECONÓMICA EN GRANMA INTERNACIONAL

(www.miscelaneasdecuba.net).- Cualquiera que lea el diario Granma internacional en su versión online y desconozca las características principales de la economía cubana, puede llevarse la impresión de que se encuentra ante una de las principales potencias petrolíferas del mundo.

Impresión que se obtiene a través de la lectura atenta de dos titulares sucesivos y sus correspondientes noticias por parte de los responsables de este diario que muestran un inusitado interés por los precios del petróleo y un tipo de valoración optimista con relación a sus aumentos que, en general, no se observa en otros países que carecen de este recurso productivo fundamental.

En Granma, créanme, ocurre todo lo contrario.

Primer titular de fecha 3 de agosto: “Esperanzas económicas alientan precios del petróleo”. ¿De qué esperanzas estamos hablando y, para quién, o para quiénes? Lo normal es que cualquier aumento en el precio del petróleo más que una esperanza suponga una “desesperanza” sobre todo para quién no tiene recursos suficientes para pagar una cuenta petrolera en aumento y carecen de bolsas de oro negro. ¡Ah! Pero es que aquí viene lo que parece evidente.

Cuanto más alto esté el precio del petróleo en los mercados mundiales, será más elevada la factura petrolera de Chávez en Venezuela, y podrá destinar más recursos a esas campañas de apoyo a los populismos de América Latina, que tienen a Cuba como modelo a imitar. Es la eterna obsesión de la economía cubana con la subvención fácil procedente del exterior.

No se me ocurre otra explicación. En la medida que sube el petróleo, el comunismo cubano puede obtener más subvenciones de Venezuela para retrasar en el tiempo las medidas inevitables que conducirán a su desaparición como sistema económico y político. Por eso, Granma, de obligada inspiración castrista, reproduce textualmente, “la esperanza” de unos precios del petróleo al alza. Increíble, pero cierto. Esperanza de unos precios del petróleo en aumento, esperanza de mayores subvenciones del chavismo. Mayores males para la economía cubana.

Segundo titular, esta vez de fecha 18 de agosto “Sube petróleo a más de 67 dólares el barril”. En apenas 15 días, dos noticias relacionadas con el mercado mundial del crudo y sus oscilaciones seguidas con la máxima expectación. Como si en Cuba la producción de petróleo fuera el primer renglón sectorial del país, o como si Cuba fuera un país del Golfo especializado en yacimientos y reservas inagotables de crudo.

Lo mejor de todo: el análisis de estos precios al alza, como siempre: el culpable, el dólar. ¿Cómo no? No hay otro culpable para los males de la economía mundial que Estados Unidos. En el paradigma ideológico creado por Fidel Castro durante 50 años, al coste de expulsar de la Isla a más de dos millones de cubanos, el vecino del norte es el único culpable de todo, no importa de qué.

Primero se analiza el problema y en función de su gravedad, ¿quién es el culpable? Estados Unidos. El eje del mal. Que el inventario de combustibles en Estados Unidos es el culpable, que si la temporada de ciclones que amenaza a los yacimientos, que si las bolsas y los especuladores, que si “bla bla bla”, como siempre, el enemigo es Estados Unidos.

Pero al final, nos quedamos con la pregunta del comienzo, ¿Es que estamos, acaso, ante una nueva potencia petrolera del Caribe? ¿Son tan importantes los precios del crudo a nivel mundial para un diario en internet que, en al menos en teoría, debería dar cuenta de los acontecimientos de la economía cubana, su día a día, sus problemas reales, y no esas anécdotas e historias que apenas ayudan a reforzar en algo la credibilidad de la economía y las políticas en vigor?

Evidentemente, no. Hay que rellenar con algo. Pero, por favor, no lo hagan tan descarado. Aunque no lo crean, estamos más interesados en saber cómo van las reformas económicas que anunció Raúl Castro, qué tipo de medidas se van a adoptar en relación con las tensiones monetarias que padece la Isla, o para dar salida al subempleo en el turismo y en la mayoría de empresas públicas e ineficientes.

Nos interesa saber qué está ocurriendo en los mercados y si las medidas de reorganización dan resultados concretos, si la construcción de viviendas se recupera o sigue estancada con la temporada de ciclones encima, y saber qué van a hacer para afrontar la grave crisis económica que padece el país. Qué es lo que piensan los economistas cubanos de lo que se está haciendo en su ámbito de actuación en la Isla. Eso es lo que nos interesa. Los precios del crudo en los mercados mundiales son cosa de la OPEP, ¿no?

Comentarios

Un Banco central sin autonomía del gobierno, y a su servicio: malo para la economía cubana
[20-10-2019]
Elías Amor
Economista
Foto: cubadebate.cu   (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin lugar a dudas, en la nueva mesa redonda de Randy Alonso, para continuar con las medidas económicas, y que contó con la participación de los mismos dirigentes comunistas que el día anterior, entre ellos, el vicepresidente, los ministros de Economía y Planificación, Finanzas y Precios, Comercio Interior y Comercio Exterior e Inversión Extranjera, la Ministra-Presidenta del Banco Central de Cuba y la Vicepresidenta Primera de la Corporación Cimex, no cabe duda que la intervención de la ministra-presidenta del Banco Central de Cuba, fue de las que tuvo un mayor interés, por el contenido de sus afirmaciones y el alcance de las medidas que están en su ámbito competencial.
Partió Abel, queda Caín
[20-10-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- De nuevo reafirmo mi percepción de que las más de las veces los primeros en partir al infinito son los buenos, los que cumplen sus deberes con la sociedad y la Patria, mientras los Caínes, esos que asesinan a sus hermanos, siguen disfrutando la cosecha de su maldad en Cuba.
El estado castrista se hace con el negocio de las "mulas"
[17-10-2019]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Las libertades económicas en Cuba han dado un paso atrás. Lo peor es que las medidas adoptadas por el régimen castrista, anunciadas en la “mesa redonda” de Randy Alonso, no van a servir para enderezar el deficiente rumbo de la economía cubana y tampoco van a proporcionar las divisas que se quieren conquistar a la población. Por el contrario, pueden hacer mucho daño a la maltrecha economía, y en contra de lo que afirman los dirigentes comunistas, no van a mejorar “los servicios y la adquisición en plaza de productos y artículos de uso duradero para el hogar”.
Las elecciones de la mafia castrista, una comedia  burlesca para otros tiempos
[13-10-2019]
CID
Obama en el Estadio Latinoamericano en La Habana comparte en un ambiente festivo con el dictador Raúl Castro un juego de pelota, acompañado de su esposa e hijas Michelle, Malia y Sasha Obama el 22 de marzo de 2016. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Este 10 de octubre la Asamblea Nacional castrista, que no representa ni los intereses ni las aspiraciones del pueblo cubano, puso de nuevo su manifiesto servilismo a Raúl Castro, eligiendo a Miguel Díaz Canel como “presidente” de Cuba.  Este teatro  es una comedia burlesca escrita para otros tiempos, aquellos en que Obama era el presidente de los Estados Unidos y le tendió sus dos manos a los Castro mientras la dictadura correspondía simulando cambios para hacer más digerible al pueblo estadounidense y a la comunidad internacional la cuestionable legitimidad que Obama daba al régimen restableciendo relaciones diplomáticas y codeándose como amigo de la familia del asesino en jefe de turno.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.