TODO POR UN UNIFORME ESCOLAR

(www.miscelaneasdecuba.net).- Cuatro días en una cola, bajo un intenso sol y calor, en medio del desorden, el dime que te diré, demora y un desasosiego entre las multitud de personas que estallan de rabia.

Tan solo por adquirir el uniforme escolar de sus hijos a una semana de iniciarse el curso escolar 2009, resaltan una de las problemáticas con que Cuba inicia el presente curso escolar.

Todo por un simple y sencillo uniforme: una blusa, saya short de hembras y camisa y pantalón de varones de décimo grado que integraran los nuevos pre universitarios en la ciudad así como de los estudiantes de 11no y 12 grado del pre en el campo.

¿Por qué? Es la pregunta que todos se hacen ¿Por qué se repite algo que trató de corregirse años anteriores? Se supone que deben abrirse puertas y no cerrase para casos tan sencillo como un juego de uniforme escolar.

El caos cunde en todos los municipios de la capital. El tumulto de familias que tratan de cómprale el único uniforme que llevaran los estudiantes por dos años tiene varias aristas.

El cuello de botella, las aglomeraciones desde horas muy temprana en la mañana se hacen multitudinaria a la caída de la tarde. Hay desmayos, personas diabéticas que sufren hipoglucemias. Los insultos no cesan, las fatigas y empujones tienen un denominador común: restringir el mercado de venta.

Dos tiendas habilitadas por municipios donde existe mucha otras opciones indican una clara evidencia de la ley del embudo impuesta por quienes tiene la responsabilidad de repartir los uniformes.

La lógica indica que con la ampliación de comercios de servicios para la distribución de cualquier producto en venta a la población se hace mas humano el trabajo de disponer de unas mercancías sin mayores contratiempos para el cliente. Sin embargo, sabemos sin equivocaciones que el cliente en Cuba, nunca tiene la razón.

“Llevo tres días en esta cola. Seis veces se ha roto el orden”, decía una madre frustrada en una tienda abarrotada de gentes en Mantilla, La Habana, para comprar un uniforme para el hijo.

No es la única. Hay tiendas que no tienen seguridad para los clientes. Las colas se hacen en su exterior bajo el intenso calor y sol sin ninguna protección. “Todo indica que hoy tampoco podré comprar el uniforme”, señala una abuela en una tienda del municipio Plaza de la Revolución en la capital.

El precio estado de un uniforme escolar de estudiantes de pre no excede los diez pesos y dos para los de primaria. Pero el precio de adquiridlo es un reto. Debes transitar con el factor demora tras largas horas y días. Se trata de una carrera de tiempo. Aquí es donde los compradores se desgastan en medio del desorden y la indiferencia estatal incapaz de resolver un simple suceso de venta.

Otro obstáculo con que los padres y familiares enfrentan son las tallas grandes, no acorde a medida de los estudiantes. “Hay que hacer milagros. Buscarse una costurera para que desarme y arme el uniforme de acuerdo al tamaño de cada cual”, especifica una trabajadora que tiene que ajustar las tallas de sus tres hijos, luego, pagar una alta suma de dinero por el nuevo diseño.

“Es abusivo lo está ocurriendo. A nadie (refiriéndose al gobierno) le importa lo que aquí pasa”, destaca una joven muy disgustada frente a una tienda de la calle 25 y 34 del municipio Playa.

Los últimos siete días para finalizar el periodo vacacional e iniciarse el presente curso estudiantil es a penas el inicio de escabroso sistema educacional en la Isla.

No pocos serán los dilemas que les esperan a los estudiantes. Los nuevos maestros, la mayoría sin antecedentes de formación académica, entrarán a las aulas por la puerta ancha.

Comentarios

El Departamento Ideológico vs. José Daniel Ferrer
[29-11-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
El reportaje retransmitido por la Televisión Cubana pone de manifiesto el alto grado de manipulación de la propaganda castrista. (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. – En su Emisión Estelar de este miércoles, el Noticiero de la Televisión Cubana transmitió un material consagrado al fundador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y gran líder opositor oriental José Daniel Ferrer García. Tan bueno les pareció a los burócratas del Departamento Ideológico del Comité Central, que lo han repetido en más de una ocasión.
Fui teniente coronel en Angola y hoy vivo sin un techo y en la miseria extrema
[29-11-2019]
CID
Abelardo González Lezcano. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Fui teniente coronel,  participé en la Guerra de Angola durante los años 1976-1979.  Me desempeñé como artillero terrestre y estuve en 22 combates arriesgando mi vida al punto de perder la pierna izquierda a causa de un disparo de una bala trazadora. Por tal motivo sufrí la amputación completa, fui regresado a Cuba y licenciado del ejército con una pensión de 318 pesos moneda nacional. En aquel entonces esta gratificación cubría las necesidades del ser humano, hoy en día no alcanza para nada, me muero de hambre y no tengo otra cosa de que vivir. Hoy vivo en la miseria extrema, no tengo techo propio donde guarecerme, vivo a la merced de Dios, de lo que algunas personas me puedan dar.
Boletín de Primavera Digital
[29-11-2019]
Primavera Digital
(www.miscelaneasdecuba.net).- Léalo aquí. 
Odisea en Cuba para comprar medicamentos
[20-11-2019]
ICLEP
Si no compras el turno a los que duerme en la cola, es casi seguro que no puedas comprarlos. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Mayabeque, Cuba. Surtidas una vez a la semana, las farmacias de la provincia enfrentan un déficit prolongado de medicamentos. Para comprar sus medicinas, los enfermos o sus familiares tienen que dormir en las colas o sobornar a las farmacéuticas.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.