LO QUE CUENTA ES EL CASH

(www.miscelaneasdecuba.net).- Casi desde el principio de la pesadilla desatada sobre el pueblo de Cuba por la mafia de los hermanos Castro se han alzado voces acusando a Washington de designios imperialistas y a la mayoría del exilio cubano de intolerancia política. Según la prensa sensacionalista de aquellos tiempos los guerrilleros que bajaron de las montañas en enero de 1959 no querían otra cosa que construir una democracia “a la cubana” sin interferencias foráneas.

Hasta cierto punto, resultaba lógica la alianza entre el guerrillero “heroico” y la prensa interesada en vender periódicos. También era lógico que, junto a esa prensa, se encontrara una larga lista de personalidades y gobiernos progresistas; así como de organizaciones internacionales en los campos políticos, literarios, artísticos, de derechos humanos y hasta religiosos.

Después de todo, eran muy pocos quienes conocían la conducta criminal y la naturaleza diabólica de los jefes de aquella abigarrada banda de jóvenes barbudos, ojos desorbitados ante la sorpresa de una victoria inesperada y rosarios ostensiblemente colgados al cuello.

Lo que escapa a toda lógica es que después de cincuenta años de aplicar una política que se ha caracterizado por el asesinato y el encarcelamiento de centenares de miles de cubanos, la destrucción de la riqueza nacional y la eliminación de todo vestigio de democracia el régimen de La Habana siga disfrutando del apoyo de muchas de estas personalidades, gobiernos e instituciones. Resulta inexplicable que estos defensores y apologistas de la tiranía sigan diciendo que los responsables de las penurias y el terror que sufre el pueblo de Cuba somos aquellos que apoyamos el embargo fantasma y nos negamos a perder el tiempo hablando con sordos o dialogando con tiranos.
 
La falacia de este argumento fue demostrada la semana pasada por una noticia que parece haber pasado desapercibida para muchos analistas de la realidad cubana. El régimen comunista se negó a otorgar permiso de salida a treinta jóvenes cubanos que fueron favorecidos con becas de estudio en los Estados Unidos. ¡Qué hermosa y edificante habría sido la comunicación sin interferencias oficialistas entre jóvenes cubanos y norteamericanos! Sin embargo, la respuesta del régimen al programa de becas auspiciado por Washington fue tajante y característica de su política de atrincheramiento ideológico.

El Ministerio de Educación emitió un comunicado donde afirma: “Una muestra de las acciones que realiza la actual administración norteamericana para tratar de penetrar ideológicamente a la juventud universitaria es el otorgamiento de becas a través de la Sección de Intereses”. Y como prueba del terror al que son sometidos los jóvenes estudiantes, una de las favorecidas por la beca declaró bajo condiciones de anonimato: “Se me ha dicho que estoy separada de la universidad y que tengo pendiente un proceso ante la Unión de Jóvenes Comunistas.” 

Esto demuestra hasta la saciedad que quienes no quieren comunicación, negociación, ni diálogo no somos nosotros sino los carceleros del pueblo de Cuba. Estamos convencidos de que cualquier comunicación, negociación o diálogo encaminados a la liberación incondicional de presos políticos, la garantía de una absoluta libertad de prensa y la celebración de elecciones libres y transparentes en un breve plazo serían vistas con beneplácito por la mayoría del pueblo cubano tanto dentro como fuera de la Isla. 

Pero eso sería un anatema y un riesgo al poder absoluto de los verdaderos intransigentes que no son otros que el presidente sin elecciones y los generales sin batalla que se benefician con la esclavitud del hambreado pueblo cubano. Ellos están conscientes de que los totalitarismos no pueden permitir el acceso de sus súbditos a ideas de libertad porque las mismas constituyen un virus contra el cual los tiranos no tienen antídoto. Han aprendido de la experiencia del colapso de la Unión Soviética y de la caída del Muro de Berlín.

Saben muy bien, porque los han aplicado con éxito por medio siglo, que el aislamiento, el hambre y el terror son los instrumentos más eficaces para convertir a los pueblos en rebaños sumisos e inofensivos. Ahí está la razón por la cual quienes conocimos la Cuba de la democracia y de la libre empresa no tenemos explicación para la conducta de nuestros compatriotas nacidos y formados bajo este horrible, despiadado y alucinante régimen totalitario instaurado por seres foráneos a nuestra alegre y vociferante idiosincrasia tradicional.

Esta gentuza mercantilista y mezquina no quiere negociaciones encaminadas a lograr aceptación internacional y prosperidad para su pueblo sino negocio sin el más mínimo riesgo de contagio ideológico. Negocio brutal, despiadado y descarado. No quieren abrirse al mundo como predicó Juan Pablo Segundo sino que el mundo les abra las billeteras y les conceda créditos para eternizarse en el poder.

Quieren inversionistas internacionales dispuestos a asociarse con el gobierno en la explotación del obrero cubano. Quieren turistas de baja ralea que busquen saciar su libido en la carne de famélicas “jineteras”. Quieren clientes para venderles el trabajo esclavo de médicos, maestros y policías cubanos que les permitan perpetuarse en el poder en sus respectivos países.  Quieren en síntesis cash a toda costa y a cualquier precio. Su conducta deleznable me recuerda un anuncio que contaminó por mucho tiempo las ondas radiales aquí en Miami donde el dueño del negocio decía: “Aquí lo que cuenta es el cash”.

Comentarios

Rafael Acosta Arévalo. Presente
[11-07-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Es justo recordar que en muchos de los actos celebrados en el presidio político cubano, también en el exilio, se hace un pase de lista de algunos de los caídos en la lucha, llamado,  que los asistente responden con un firme presente, razón por la cual evocamos de igual manera a la más reciente víctima venezolana del castro chavismo, el torturado y asesinado capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo.
EE UU: Revolución, Declaración y Nación
[04-07-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Declaración de Independencia. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- EE UU: Revolución, Declaración y Nación. Cada 4 de Julio se celebra, en los EE UU, el Día de la Independencia. Es curioso que esta fecha haya sido la que ha quedado grabada en la tradición estadounidense. ¿Por qué prevaleció el día 4 como la fecha encumbrada? 
El suicidio de la izquierda fanática
[21-06-2019]
Alfredo M. Cepero
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Quieren sustituir a una sociedad capitalista y personalista con una sociedad socialista y colectivista. Algo así como transformar seres pensantes en autómatas y hombres libres en esclavos.
Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe
[21-06-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Una utopía. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe. En EEUU se está viendo un fenómeno atípico, antihistórico y delirante. Algunos en la clase política estadounidense se están catalogando abiertamente como "socialistas democráticos". Colocar el adjetivo "democrático" detrás de socialismo, convierte el término en un oxímoron. En otras palabras, es una contradicción en términos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.