EL RÉGIMEN DE FIDEL CASTRO CONTRA UN PUÑADO DE BLOGUEROS

(www.miscelaneasdecuba.net).- Siempre hemos sabido qué es lo que realmente preocupa a la dictadura castrista: la libertad. Generaciones de cubanos se han visto obligados a abandonar la Isla, o a sufrir acoso y persecución por tratar de ser libres, por ejercer uno de los derechos fundamentales que, desde el primer momento, la denominada “revolución” negó a los cubanos.

La lucha por la libertad es algo consustancial al ser humano. Es posible que en algunos momentos de la historia los hombres acepten la pérdida de esa fuente de energía intelectual y emocional que es la libertad para conseguir otros objetivos. Pero nunca, la ausencia de libertad puede convertirse en algo permanente, como sucede en Cuba.

El acoso del régimen cubano a la libertad es uno de sus rasgos históricos. Cada vez que un grupo de ciudadanos enarbola la bandera, se les desprecia socialmente como “gusanos”, espías al servicio del “imperio”, enemigos de la revolución, y se les acosa, margina y encierra en prisión. La historia de Cuba en los últimos 50 años está llena de experiencias personales y colectivas que confirman esa obsesión del castrismo por dominar e invadir todos los espacios en que se mueven los ciudadanos dentro de la vida.

La falta de libertad, combinada con un sistema económico que hace depender el día a día de la vida, de las decisiones planificadas centralmente, provocan ese binomio de ineficacia y miseria que es el castrismo.

Cuando Internet empezó a funcionar, y las primeras direcciones de páginas web dentro de la Isla comenzaron a emitir información independiente de los acontecimientos que ocultaba la agencia oficial de información, Fidel Castro lanzó una dura batalla contra la red de redes.

La “batalla de las ideas” supuso para el castrismo la necesidad de luchar en el terreno de Internet contra la creatividad, la agilidad y la enorme capacidad de la red para comunicar y difundir a gran escala las tropelías cometidas contra la población. Se crearon páginas oficiales para transmitir la propaganda del régimen, para difundir los artículos y colaboraciones de Fidel Castro, y todo un sector olvidado y despreciado por la dictadura se convirtió en una obsesión para el entorno más próximo al máximo dirigente.

Posteriormente, surgieron los primeros blogs independientes en Cuba. Una nueva generación de jóvenes que se comprometen con la libertad, comienzan a difundir informaciones, experiencias y opiniones que alcanzan un gran reclamo internacional.

La obsesión con estos bloggeros cubanos ha llevado al régimen a cerrar el acceso a Internet, a prohibir el uso de las conexiones en los hoteles, a ensañarse con los personajes más destacados de esta nueva corriente, como Yoani Sánchez, a la que un grupo de desalmados, posiblemente de la Seguridad del Estado o algo parecido, detiene en plena calle, introduce en un auto, somete a una paliza y posteriormente tras las amenazas, la ponen en libertad.
Malos tratos y vejaciones que, aparentemente, se quedan sólo en la denuncia social, pero pocos gobiernos han mostrado su crítica hacia este tipo de prácticas, por otra parte, habituales en Cuba.

La libertad en Internet es algo contra lo que el castrismo no va a poder. Demasiados ordenadores personales existen en la Isla como para poner vallas al campo. Demasiados deseos y ansias de libertad que no se pueden suprimir de un plumazo, sin que mañana mismo aparezcan otros jóvenes interesados en hacer llegar su voz al exterior a través de la red de redes.

¿Qué hay de malo en ello? Evidentemente, nada. Lo que ocurre es que el castrismo siente pánico hacia la libertad en todas sus facetas. Es lo único que verdaderamente lo atenaza, lo convierte en una ideología estúpida, torpe e impotente que carece de respuestas y de apoyo internacional.

La libertad de expresión en la red puede cambiar muchas cosas en Cuba. Ya lo está haciendo. Es lamentable que Raúl Castro no se quiera dar cuenta de la gran oportunidad que tiene para cambiar las cosas en la línea correcta. Aplastar a un puñado de bloggeros es una torpeza mayúscula, pero qué podemos esperar de quién ha hecho suya la bandera de la incompetencia y la torpeza durante 50 años.

Comentarios

Cuba, EE UU y el perfeccionamiento republicano
[20-05-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Foto: Cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Cuba, EE UU y el perfeccionamiento republicano. La República de Cuba surgió el 20 de Mayo, 1902 evidenció un pluralismo político vibrante, pese a todas sus imperfecciones y comparada con otras democracias incipientes.
El fracaso del alzamiento en Venezuela y el futuro de Cuba
[06-05-2019]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En la medida que avanzan los días, se conocen más detalles de las probables causas del fracaso del alzamiento en Venezuela del 30 de Abril. Se sabe ahora que no sólo fue el adelanto de la fecha de la sublevación, sino que el general Padrino, el mismo día 30, puso como condición de apoyo al intento, que fuera él (Padrino) quien --no sólo liderara la rebelión-- como que después dirigiera el gobierno provisional posterior a la asonada, lo que no fue aceptado.
Revoluciones cantinflescas y el águila del norte
[06-05-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La información o desinformación sobre Venezuela diseminada públicamente por algunos altos oficiales de la administración Trump explicando los hechos transcurridos, parece pertenecer a la pantalla del cine y de una mala película. Aquí algunos ejemplos:
Invasión de Machurucuto
[06-05-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En breve se conmemora el aniversario 52, mayo 1967, del fracasado intento castrista de subvertir la democracia venezolana patrocinando un desembarco de guerrilleros cubanos y venezolanos por la playa de Machurucuto.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.