COLAS Y MÁS COLAS

(www.miscelaneasdecuba.net).- El lunes 8 de febrero amaneció lleno de colas por todas partes. Algunos puestos de viandas o placitas fueron surtidos con la preciada papa a peso la libra tan difícil de encontrar desde que está liberada.

Las otras filas aparecieron en los bancos de la capital. Los usuarios no cabían dentro de estos establecimientos y las filas por sus alrededores llegaban a cifras de hasta cuarenta o cincuenta personas esperando para lograr ser atendidos en los mismos.

Las mañanas en los bancos habaneros son insoportables porque llegan los contables de las distintas empresas y ministerios a realizar depósitos, extracciones de nóminas o efectivos, así como otros servicios bancarios que se ofertan en un horario muy limitado-cierran a las tres p.m. en su mayoría.

Otras entidades bancarias han sido designadas como “Pilotos” y cierran más tarde pero quedan lejos en ocasiones, por lo que las personas prefieren hacer colas de horas en las que les quedan más cerca de sus casas.

A las operaciones empresariales anteriormente señaladas hay que añadirles los pagos a jubilados que se realizan en los primeros días del mes. Los que están pagando efectos eléctricos como es el caso del refrigerador tienen que hacerlo de manera obligatoria en el banco, y no pueden realizarlo en las Casas de Cambio, CADECAS, o en los correos habilitados para este servicio.

La otra tragedia caribeña y nada griega lo constituye la falta de personal que cubra las distintas ventanillas para brindar estos imprescindibles servicios. En su mayoría son mujeres jóvenes que llegan tarde o se ausentan por diversos motivos relacionados con el transporte, los hijos menores, o el tener que realizar gestiones en sus horarios de trabajo, cuestión que ha sido analizada y criticada pero no solucionada.

Si en el cuento infantil La Cenicienta, se rompía el encanto a la medianoche, en la Cuba de hoy su capital casi se inmoviliza a partir de las tres o cinco de la tarde, sin contar la indisciplina laboral que apoya puestos laborales de 8 a 12 del día y otras limitaciones absurdas e incuestionables.

Comentarios

Julian Assange y la justicia ecuatoriana
[20-04-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba.- Las decisiones del Gobierno del Ecuador han desbloqueado la situación que rodeaba al conocido asilado en la Embajada de ese país en Londres.
“Estoy arrepentido de haber arriesgado mi vida por esta causa que fue solo una burla al pueblo”
[17-04-2019]

  (www.miscelaneasdecuba.net).- Muchos fueron los cubanos que participaron en las luchas de liberación nacional, arriesgando sus vidas. Algunos perecieron en el intento de darlo todo por una causa que creían justa, otros fueron burlados, traicionados y desamparados por un gobierno que se ha mantenido en el poder por la fuerza durante más de seis décadas. En esta situación se encuentra Rogelio Cala Fuentes, uno de los tantos ex combatientes, luchadores olvidados por este sistema que con franqueza declara: “Estoy arrepentido de haber arriesgado mi vida por esta causa que al final fue solo una burla al pueblo”.
Radio Reloj en la Televisión Cubana
[17-04-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba. Un reciente programa pone de manifiesto las diferencias abismales entre la radio de la Cuba de antaño y la de hoy.
Abandonada y desatendida
[16-04-2019]
Enrique Díaz Rodríguez
  (www.miscelaneasdecuba.net).- "La casa se me está cayendo encima", exclamó  Felicia Pérez Gordillo ante las condiciones de su hogar.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.