COLAS Y MÁS COLAS

(www.miscelaneasdecuba.net).- El lunes 8 de febrero amaneció lleno de colas por todas partes. Algunos puestos de viandas o placitas fueron surtidos con la preciada papa a peso la libra tan difícil de encontrar desde que está liberada.

Las otras filas aparecieron en los bancos de la capital. Los usuarios no cabían dentro de estos establecimientos y las filas por sus alrededores llegaban a cifras de hasta cuarenta o cincuenta personas esperando para lograr ser atendidos en los mismos.

Las mañanas en los bancos habaneros son insoportables porque llegan los contables de las distintas empresas y ministerios a realizar depósitos, extracciones de nóminas o efectivos, así como otros servicios bancarios que se ofertan en un horario muy limitado-cierran a las tres p.m. en su mayoría.

Otras entidades bancarias han sido designadas como “Pilotos” y cierran más tarde pero quedan lejos en ocasiones, por lo que las personas prefieren hacer colas de horas en las que les quedan más cerca de sus casas.

A las operaciones empresariales anteriormente señaladas hay que añadirles los pagos a jubilados que se realizan en los primeros días del mes. Los que están pagando efectos eléctricos como es el caso del refrigerador tienen que hacerlo de manera obligatoria en el banco, y no pueden realizarlo en las Casas de Cambio, CADECAS, o en los correos habilitados para este servicio.

La otra tragedia caribeña y nada griega lo constituye la falta de personal que cubra las distintas ventanillas para brindar estos imprescindibles servicios. En su mayoría son mujeres jóvenes que llegan tarde o se ausentan por diversos motivos relacionados con el transporte, los hijos menores, o el tener que realizar gestiones en sus horarios de trabajo, cuestión que ha sido analizada y criticada pero no solucionada.

Si en el cuento infantil La Cenicienta, se rompía el encanto a la medianoche, en la Cuba de hoy su capital casi se inmoviliza a partir de las tres o cinco de la tarde, sin contar la indisciplina laboral que apoya puestos laborales de 8 a 12 del día y otras limitaciones absurdas e incuestionables.

Comentarios

La Unión Europea y Cuba: ¿Qué hacer?
[21-07-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba.  –  El renuevo político de los altos cargos del bloque hace viable el establecimiento de nuevos términos para sus relaciones con La Habana.
Díaz-Canel, con sus manos manchadas de sangre
[21-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En realidad sabemos el resultado que los castrocomunistas esperan: continuar con el poder político y económico centralizado en el país.
¡Con qué Internet, eh!
[11-07-2019]
Ramón Díaz-Marzo
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana Vieja -¿Qué me importa a mí que el gobierno de los Estados Unidos de América haya aceptado establecer un cable de fibra óptica desde su país hacia Cuba? ¿Para qué yo quiero un cable de fibra óptica capaz de soportar 160 millones de conexiones simultáneas: telefonía, canales de televisión, radio, y conexiones a la Internet? ¿Es que acaso creen que soy bobo, que me dejaré quitar el poder sin disparar un tiro?
¡Bombas contra Cuba castrista!
[11-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En mi caso particular seguiré trabajando en el Proyecto Emilia y cuando lleguen las vicisitudes de la Cuba kosovar, mantendré la firmeza con la paz, pondré la otra mejilla y si tengo la oportunidad haré una de las mejores cosas que bien se realizar con mis manos: sanar y salvar. La luz perpetua de la libertad morará en Cuba.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.