JOVEN PRESO SE COSE LA BOCA Y SE DECLARA EN HUELGA DE HAMBRE EN RESPUESTA A SANCIÓN SEVERA

(www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba. 18 de marzo de 2010.-  La desesperación por la petición de una condena de 30 años de privación de libertad, llevó al recluso Yoelkis Gutierres Carralero a coserse la boca con un alambre y declararse en huelga de hambre.

Acción que realizó en la tarde de hoy, cuando se conmemora el Séptimo Aniversario de la Primavera Negra de Cuba, a la vista de los demás recluidos de la galera # 16, en la Cárcel "Valle Grande".

El joven Gutierres Carralero, de 27 años de edad, está preso desde hace siete meses en condición preventiva, y lo sometieron a juicio el pasado 10 de marzo, en la Sala Primera de la Audiencia de la Habana, acusado de proxenetismo. En la vista oral la Fiscalía modificó su petición inicial de 20 años a una condena de 30 años de privación de libertad. La jueza mandó al reo de retorno a la prisión en espera de ratificación de la sentencia definitiva.

Yoelkis Gutierres quedó arrestado después que la policía allanó una vivienda en la calle 58-C, entre 41 y 43, en el municipio Playa, y lo vincularon con Yanet y Osniel, los propietarios del inmueble, quienes fueron acusados de controlar una red de personas dedicadas a la prostitución, y enfrentan una sanción penal de 10 y 12 años de cárcel respectivamente.

Según la versión de los militares, oficiales Denis y Yordanis de la 5ta Unidad de Playa, durante el proceso de investigación del caso una de las implicadas en el delito declaró que visitó en una ocasión la referida casa que fungía como prostíbulo, porque Yoelkis la llevó y luego le cobró parte del dinero que le pagaron por tener relaciones sexuales con un extranjero.

La muchacha, nombrada Flavia, que identificó al joven Carralero como su chulo, es una cubana residente en España que estaba vacacionando en la Isla. Semanas antes de que fueran arrestados por el caso de prostitución, hizo una denuncia en la unidad policial de Zapata y C, acusando a Yoelkis de haberle robado una maleta de su propiedad. En esa ocasión la investigación de los militares determinó que no hubo tal delito, sino que se trató de una acusación falsa motivada por despecho, ya que ambos jóvenes tuvieron una relación informal que terminó en desavenencia.

La fiscalía presentó en el juicio como testigos a cinco muchachas que practicaban la prostitución, las que testificaron demostrando que había conexión entre ellas y los acusados Yanet y Osniel, pero todas negaron conocer o tener vínculos con Yoelkis. La pareja de acusados también afirmaron en sus declaraciones que no existe ninguna relación entre ellos y el joven acusado, y que Flavia en una ocasión había estado con un extranjero en la casa, y que quien se las presentó no fue Yoelkis sino Yusmailis, una conocida que le dicen Chomy.

Aunque la supuesta declaración de Flavia es el principal elemento presentado por la policía para incriminar a Yoelkis en el delito, increíblemente el juicio se realizó sin la presencia de la muchacha, porque hace meses le permitieron abandonar el país.

La abogada defensora, Sra. Gladys Chong, dejó claro en su alegato que contra su defendido no hay elementos probatorios de culpabilidad y que el proceso penal que se le sigue responde sólo al antecedente de haber sido sancionado en el 2004 a cuatro años de cárcel por igual delito de proxenetismo. ¨Casualmente¨ el oficial Denis también fue el instructor que atendió el caso en aquella situación.

Antes de coserse la boca Yoelkis Gutiérrez Carralero repetía como un demente que era víctima de una gran injusticia, que no es un criminal, nunca ha robado ni le ha hecho daño a ninguna persona. Ahora espera una condena que rebaza los años que ha vivido, mientras se suma a sus lamentaciones el grave estado de salud de su mamá, la que padece las consecuencias de un cáncer gástrico en estadio avanzado.

En la galera contigua a la de Yoelkis, la # 17, ayer sacaron castigado para la prisión del "Combinado del Este" a Ramón Hernández Guzmán, un preso de unos 55 años de edad, muy deteriorado físicamente, que llevaba varios días en huelga de hambre reclamando justicia, porque considera arbitraria la acusación de proxenetismo de la que es víctima.

Comentarios

Ocho familias sin vivienda y una economía decadente que apenas alcanza para comer
[13-09-2019]
CID
La vivienda de Linda Acosta Reyes. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Yo, Linda Acosta Reyes, con domicilio en la calle B/2da y 3ar Gaspar, Baraguá, número de cédula 80102465824, soy una de las afectadas por la tormenta local que afectó al municipio la tarde del 27 de julio 2018, motivo por el que hoy le escribo a las respectivas instituciones para plantearles que somos ocho familias afectadas sin vivienda, con una economía decadente que apenas alcanza para comer.
Boletín no. 23 Corriente Agramontista
[04-09-2019]
Corriente Agramontista Cubana
(www.miscelaneasdecuba.net).- Léalo aquí. 
Béisbol: Ante el funesto presente, el castrismo se gira al pasado
[31-08-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. Ante el rotundo fracaso en los Panamericanos en Lima, ¿qué antídoto mejor que rememorar las glorias deportivas de medio siglo de antigüedad!
¡Cae el telón en farsa judicial guantanamera!
[31-08-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net) LA HABANA, - Cuba.Este martes se conoció la sentencia de apelación dictada contra Roberto de Jesús Quiñones Haces, que ratifica la injusta sanción a él impuesta.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.