DESDE PUERTO RICO DENUNCIAMOS AL CASTRISMO

(www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, 3 de abril de 2010.- Hace más de medio siglo triunfó la Revolución Cubana en medio de la Tercera Guerra Mundial, conocida como la Guerra Fría. La humanidad vivía la asfixiante atmósfera de la paz del miedo nuclear.

Ello condicionó el alineamiento de la “Perla de las Antillas” al Campo Socialista, el cual tenía una concepción totalitaria del poder y consideraba al derecho un instrumento –y por tanto, sin valores propios– de la clase (mejor casta) dominante.

El Campo Socialista, fundado y liderado por la entonces Unión Soviética, tenía su base en la Rusia de la Revolución de Octubre. La Rusia feudal en pleno siglo XX, que comenzaba abrirse al modernismo, cuando ya Occidente se estaba despidiendo de él.

Rusia no había recibido aún, de manera eficaz, las influencias del derecho romano, del renacimiento, del iluminismo, del movimiento enciclopédico, de la revolución industrial inglesa, y mucho menos de las revoluciones norteamericana y francesa, así como de la concepción de independencia de los poderes del estado, que éstas le legaron al mundo, a no ser la creación de la Duma, especie de parlamento sometido, legalizador por unanimidad viciada de la muchas veces ilegítima voluntad del Zar, antecedente histórico de las mal llamadas asambleas populares.

La edad moderna, cuya obertura fue el renacimiento, vivió desde la época de la palabra impresa hasta la era del lenguaje digital, desde el Siglo de las Luces hasta el Socialismo, desde el positivismo hasta el cientificismo, desde la revolución industrial hasta la revolución informática, bajo el signo del hombre que, en tanto cumbre de todo lo existente, era capaz de descubrir, definir, explicar y dominarlo todo y de convertirse en el único propietario de la verdad respecto al mundo.
 
El Bloque Socialista, última expresión del modernismo como era, donde se creía que el universo y el Ser representaban un sistema capaz de ser explorado por completo, era, además, dirigido por una suma de reglas, directrices o sistemas que, se pensaba, el hombre iría dominando y orientando a su beneficio. Eran los tiempos del propósito de la sociedad ideal: el comunismo, en virtud de una doctrina (el marxismo-leninismo) que se consideraba la verdad científica, según la cual se debía organizar la vida.

En consecuencia, la Constitución Socialista de la Republica de Cuba, en su artículo cinco, consagró la subordinación de todos los poderes del estado, la sociedad y los individuos particulares a las decisiones del Partido Comunista, lo que de hecho y derecho ha significado la eliminación de los más elementales derechos del ciudadano y la aniquilación del individuo.
 
"Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras -había advertido ya José Martí desde el siglo XIX-: el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, y el de la soberbia y rabia disimuladas de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados."

Hoy esa soberbia y rabia arremeten con saña contra mujeres como las Damas de Blanco que se levantan en defensa de la dignidad humana y le imponen encarcelamientos prolongados, injustos y crueles, hasta la muerte, a hombres humildes y valerosos como Don Orlando Zapata Tamayo y Don Guillermo Fariñas.

Porque el Pueblo cubano aspira a y merece vivir en libertad democrática y el régimen castrista lo impide;

Desde Puerto Rico, antilla hermana de la encarcelada Cuba, los firmantes de esta carta –hombres y mujeres de distintas perspectivas ideológicas- denunciamos al Gobierno de los hermanos Castro y exigimos la inmediata e incondicional excarcelación de todos los Presos Políticos, así como su respeto intelectual, jurídico, político y físico, convencidos de que se hace impostergable la liberación de cada hombre – “Patria es humanidad” - para que la Nación Cubana logre su plenitud y pueda al fin contribuir al equilibrio, aun vacilante, de las Américas y del Mundo.
 
1. Dr. Héctor Ríos Maury, Catedrático Universidad de Puerto Rico
2. Lcdo. Faisel Iglesias, Abogado y Escritor
3. Leonardo Soreano, Escrritor
4. Rafael Luis San Miguel, Ingeniero
5. Orestes Ramos, Senador
6. Mario Ramos Méndez, Historiador
7. Manuel Reyes González
8. Pedro Subirats, Catedrático Universidad de Puerto Rico
9. José A Rivdera García
10. Miriam Solainne, Actriz
11. Eduardo Rodríguez, Bloguero (www.cubanoticiasdisidentes)

Comentarios

Maduro, Chávez y Fidel Castro
[18-08-2019]
Angélica Mora
New York
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El sacerdote venezolano, José Palmar, hoy en el exilio, teme por su vida. Sabe tantos secretos de Miraflores -que se acumulan desde los tiempos de Hugo Chávez- que está consciente que puede ser atacado por partidarios del régimen de Nicolás Maduro en cualquier momento, en Miami u otro lugar por donde él transita.
Foro Sao Paulo, política y crimen
[06-08-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Los enemigos de la libertad no descansan. Siempre están al acecho, en busca de oportunidades que les permitan controlar sociedades y gobiernos y el Foro de Sao Paulo, más allá de su efectividad desestabilizadora y antidemocrática, es el instrumento internacional más vigoroso en el hemisferio que poseen los liberticidas.
Fidel planeaba esclavizar a los trabajadores cubanos desde el principio
[30-07-2019]
Huber Matos
Huber Matos a la derecha y Fidel Castro a la izquierda en la entrada a La Habana en enero de 1959. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Por décadas se ha debatido sobre el fracaso económico del castrismo, señalando que es el resultado de la estatización de la economía cubana. La pobreza de los trabajadores cubanos es consecuencia de tal centralización, que sería o es el resultado de la aplicación del marxismo-leninismo.  Sin embargo el control directo de la economía por parte del estado obedece a la necesidad de mantener a los trabajadores en un estado de obediencia y servilismo que no les permitan tener otra necesidad que la supervivencia material. 
Foro de Sao Paulo: La Internacional castrocomunista
[30-07-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Foro de Sao Paulo: La Internacional castrocomunista (1). El derrumbe del Muro de Berlín y la disolución de la URSS dos años después, no significó la caída del comunismo. El comunismo se mutó. El dictador cubano Fidel Castro fue el arquitecto y autor intelectual del rescate del comunismo internacional. (www.miscelaneasdecuba.net).- La Unión Soviética (URSS) no inventó el comunismo, pero sí fue el primer Estado moderno en implementar exitosamente este sistema. La versión del socialismo/comunismo que sobrevivió la guerra entre las facciones de las internacionales del siglo XIX fue la pseudocientífica que confeccionaron Karl Marx y Friedrich Engels.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.