LA CONCENTRACIÓN DE ACTIVIDAD ECONÓMICA AGRÍCOLA MILITAR EN CUBA: UNA SOLUCIÓN O UN PROBLEMA

(www.miscelaneasdecuba.net).- El diario Granma, que suele prestar especial atención a las noticias económicas de la Isla, se pregunta en un interesante artículo de Juan Varela y Pedro de la Hoz, que abre una serie: “¿Quién dice que la empresa estatal socialista es inviable?” en referencia a la experiencia de la Unión Agropecuaria Militar. La respuesta no puede ser otra: con toda la modestia, yo mismo.

No existe una sola empresa socialista viable, y considero que la experiencia de la Unión Agropecuaria Militar ni puede, ni debe ser útil ni para la gestión empresarial de Cuba, ni para nadie. ¿Cuándo han sido los militares gestores empresariales eficientes? Otorgar a quién tiene la honrosa misión de defender y proteger a los ciudadanos de un país la gestión empresarial, es sólo un ejemplo más de la enloquecida situación actual de la economía cubana, y por qué no puede funcionar.

La dirección militar no tiene nada que ver con la dirección empresarial. No me extraña, por ejemplo, que “Murilo cuente dos veces al día los animales a su cargo y lleve números exactos de la progresión de su peso”. Ese recuento cuartelero no se corresponde con la eficacia de la gestión de las empresas modernas que se basa en buscar nuevos mercados, servicios, productos y necesidades para ofrecerlos en condiciones competitivas y de calidad, todos los días.

Otro ejemplo, la doctora en ciencias Caridad Robaina, “que predica con su ejemplo en las casi dos décadas que lleva en la agricultura ha estado siempre en el surco, con los pies en la tierra”. Y yo me pregunto, ¿para qué Caridad? En un entorno empresarial y competitivo, tu puesto no estaría posiblemente ahí, aunque reconozco que te puede gustar. Seguramente estarías dirigiendo la investigación y el desarrollo de nuevos productos en un entorno de tecnología avanzada y con un equipo a tu cargo al que podrías pedir y exigir responsabilidades. Nada que ver con esa Unión Agropecuaria Militar UAM del Minfar a la que perteneces y en la que compartes el resultado de tu esfuerzo con otras 25.000 personas. ¿Para qué? ¿Qué obtienes de todo eso?

Y así todos los ejemplos que se citan en el artículo, Nelson, Papito, llegan a aburrir con la letanía de la ineficiencia y de hacer las cosas como no se tienen que hacer. Al menos, en una economía de mercado y de propiedad privada que, indudablemente, funciona mucho mejor que la centralizada y planificada cubana.
Al parecer, la tesis que sostienen los autores es que “las circunstancias obligan.

Al desaparecer la Unión Soviética y derrumbarse el campo socialista en Europa, Cuba perdió, de golpe y porrazo, el 85% de su comercio exterior y descendió bruscamente en un 35% el Producto Interno Bruto”. Hasta aquí todos de acuerdo. Lo mejor habría sido poner punto y final entonces a una época de despilfarro, ineficiencia y pérdida de competitividad y generar condiciones para la rápida transformación económica del país. Pero, claro, primero estaba la “batalla de las ideas” y demás propaganda contra el enemigo del imperio.

Entonces apareció la solución, y “las Fuerzas Armadas Revolucionarias requerían no solo mantener sino incrementar su vitalidad, y una parte fundamental de la logística debía encaminarse hacia la cobertura de las necesidades de alimentación de las tropas” asumieron un papel que en ningún otro país del mundo civilizado podrían tener.

Haciendo un poco de historia, “el 11 de julio del 2008, al clausurar la primera sesión ordinaria de la séptima legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el General de Ejército Raúl Castro evocó aquel momento crítico con las siguientes palabras: Primero dijimos que los frijoles eran tan importantes como los cañones, y cuando la situación se agravó, llegamos a afirmar que los frijoles eran más importantes que los cañones. ... No hubo lamentos ni justificaciones. Las tropas marcharon a los campos agrícolas y en un plazo relativamente breve produjeron sus alimentos. ... De forma simultánea se fueron organizando las estructuras empresariales que asumieron gradualmente esas producciones, y los combatientes regresaron a sus actividades habituales. Se creó la Unión Agropecuaria Militar, cuyas siglas dicen UAM".

Y entonces, el gigante creció y creció, sin control y absorbiendo cada vez más y más funciones que no le corresponden. Actualmente, “la UAM cuenta con 12 empresas agropecuarias militares provinciales —en el caso del territorio habanero son dos, la del este y la del Oeste—, la empresa agroforestal de montaña Coronel Arturo Lince González, en Guantánamo, la pecuaria genética Niña Bonita, cerca de la capital; una entidad de Servicios Generales y otra de Aseguramiento Agropecuario —a esta última se adscriben talleres integrales territoriales y una unidad constructora—; el centro de producción y desarrollo Agrofar, en Villa Clara; la granja militar integral Atabey, el complejo acuícola Juan José, y la sociedad mercantil Cubagro S. A.

Otras dos empresas se definen por la especificidad de sus producciones: la de Motembo, en el norte de Villa Clara, con un peso decisivo en frutales, y la de más reciente creación, Cubasoy, en Ciego de Ávila, para el fomento de la soya”. Y todavía hay quién piensa que en Cuba no se puede hacer una transición a la economía de mercado libre. ¿Sabemos cuál es el valor de todo ese sector empresarial que pertenece al Estado?.

¿Es razonable propiciar en manos del ejército el crecimiento de una empresa de estas características? ¿Tiene sentido impulsar la transformación económica de un país poniendo a disposición de quiénes tienen la fuerza de las armas la gestión de la economía? Tengo mis serías dudas. Seguiremos tratando de desentrañar estas claves económicas del castrismo raulista.

Comentarios

¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Naciones Unidas finalmente certifica y reprocha a Cuba la desaparación forzosa de Ferrer
[10-02-2020]
Prisoners Defenders
  (www.miscelaneasdecuba.net).- EXCLUSIVA: El Comité Contra las Desapariciones Forzosas de las Naciones Unidas, tras haber dado derecho de réplica al Estado y escuchar todas las alegaciones en un proceso transparente, concluye en una carta enviada a Cuba el día 27 de enero de 2020 y remitida a Prisoners Defenders, que los familiares de José Daniel Ferrer “no conocieron el paradero del señor José Daniel Ferrer sino hasta el 7 de noviembre de 2019, treinta y siete días después de su detención”. También le instan a que Cuba “tiene la obligación de proceder sin demora a realizar una investigación exhaustiva e imparcial sobre las circunstancias de la desaparición del señor José Daniel Ferrer en los días en los que se le ha mantenido en detención sin contacto con el exterior.” Esta certificación, junto al proceso arbitrario, difamatorio y lleno de contradicciones que ha llevado a la condena mundial del caso, ponen en grave riesgo la imagen mundial de Cuba esta vez incluso ante la izquierda.
El fracaso de la formación y educación profesional en Cuba
[08-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La mayor parte de las empresas extranjeras que acuden a Cuba interesándose en hacer negocios coinciden en que existen importantes problemas de cualificación profesional de los trabajadores. Los cubanos han logrado alcanzar un alto nivel educativo, esto es incuestionable. Pero sus competencias, habilidades y destrezas para el desempeño en el mundo laboral, al menos en Cuba, son escasas, prácticamente inexistentes, y lo que es peor, rara vez se ponen en valor por el sistema económico y productivo existente en el país. Esto es interesante.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.