MARIELA CASTRO, LA AGONÍA DE UN MITO

Lic. Ernesto Antonio Vera Rodríguez
Abogado y Bibliotecario independiente Miembro de la Corriente Agramontista de Abogados Independientes de Cuba

(www.miscelaneasdecuba.net).- “Hay que comprender la homofobia para combatirla”.
   Louis-Georges Tin

El 17 de mayo ha sido reconocido como el día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, gracias al trabajo y empeño del reconocido investigador Louis Georges Tin. Al frente del Comité IDAHO ha logrado unir a la red de asociaciones LGTB ya existentes, un total de 60 distribuidas por todo el mundo.

Este Comité no trabaja solo un día al año, sino que traza estrategias efectivas, como la campaña que lanzara en el 2006 para que la ONU adoptara un texto a favor de la despenalización universal de la homosexualidad. Aunque la petición no fue aprobada, sirvió para que la Iglesia Católica tomara posición contra la violencia homofóbica.

Cuba es hoy una de las sociedades más intolerantes de América Latina.  El gay es discriminado desde que comienza sus estudios en la escuela primaria, donde es tratado por especialistas de la psicología como si fuera algo raro, alguien a quien es necesario reformar a través de los deportes fuertes y la mano dura del padre en casa.

La discriminación de los homosexuales también puede verse a través de los “chistes” xenófobos que aparecen en la televisión. Pero una burla y odio mayor se encuentran en el interior de un sistema que intenta validar el mito de una mujer defensora de los derechos de los gay y las lesbianas.

Se trata de Mariela Castro Espín, Directora del Centro Nacional de Educación Sexual en Cuba, CENESEX.

Irrumpe en escena en el año 2006, con una buena cobertura mediática. Presentaba en su estrategia metas ambiciosas que ilusionaron a muchos: 1) una modificación al Código de Familia que permitiría las uniones legales entre personas del mismo sexo con todos los derechos que hoy tienen los matrimonios heterosexuales; 2) una Ley de Identidad de Género para que se reconozca a los transexuales su cambio legal de género sin necesidad de someterse a cirugía;  3) las operaciones de cambio de sexo, de reasignación sexual.

Tanto la modificación del Código de Familia como la Ley de Identidad de Género son una quimera, si tenemos en cuenta que éstas propuestas llevan ya cuatro años en la Asamblea Nacional.

Mariela Castro ha culpado de esta situación a los “prejuicios”, pero valdría la pena preguntarle: los prejuicios de quién, pues ella misma aseguró que contaba con el apoyo del Partido Comunista de Cuba, en el año 2007.

Las culpas han recaído igualmente sobre la Iglesia Católica que, según Mariela Castro, ha frenado la aprobación de las leyes relativas a la identidad de género y la unión legal de homosexuales promovida por su institución durante años.

Pero por todos es conocido que la Iglesia Católica no tiene la menor influencia sobre los diputados que emiten su voto en la Asamblea Nacional, mucho menos sobre el Consejo de Estado, máxime si tenemos en cuenta cuán perseguida y burlada ha sido la Iglesia en Cuba durante los últimos 50 años.

La táctica de Mariela Castro falló por las siguientes razones:

1) Ella es una desconocedora del tema homofobia. Su base científica es insuficiente.

2) No atacó la intolerancia desde sus raíces, y en cambio presentó una estrategia llena de símbolos y golpes de efecto.

3) Intentó sacar provecho de su condición de hija del Presidente, llevando a todo el mundo el mensaje sutil de que por esa misma razón el régimen aprobaba sus campañas.

Quizás lo positivo de todo esto ha sido la agonía de un mito.

Comentarios

Los dos 11 de Septiembre
[22-09-2019]
Angélica Mora
New York
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Escribir sobre el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 en Chile es doloroso. Sin embargo, no puedo dejar pasar la fecha sin aportar lo que sé, quizás en una tentativa de que se conozcan algunos pormenores no sabidos por la mayoría de la gente.
¿Cuándo se perdió el deseo de regresar a Cuba libre?
[22-09-2019]
Esteban Fernández
  (www.miscelaneasdecuba.net).- ¿Cuándo se puso la cosa mala en el exilio? Cada cual puede dar una opinión diferente. La mía sincera es: Cuando la mayoría de los exiliados llegaron a la conclusión de que no había regreso a Cuba y que jamás se acostumbrarían a vivir alli...
Cuba, huelgas y marcha de Girasoles
[22-09-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Mientras hay sujetos que se prestan a  conculcar los derechos de sus pares, hay ciudadanos que arriesgan su libertad, y hasta la vida, para defender los derechos de todos, aun, siendo conscientes,  de que tal vez solo recibirán agravios,  como le escribiera José Martí, al generalísimo Máximo Gómez, “no tengo más remuneración que ofrecerle que el placer del sacrificio y la ingratitud probable de los hombres”.
De inauguraciones y regímenes autoritarios:el caso del turismo en Cuba
[18-09-2019]
Elías Amor
Economista
Hotel Meliá Internacional Varadero. Foto: Cortesía de Cubanet.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Cada dictador inaugura lo que puede, o lo que le dejan. Existe una estrecha relación entre poder autoritario e inauguración política. En el caso de Franco, era habitual verlo en el NODO, inaugurando pantanos y embalses para la producción de energía hidroeléctrica y almacenar agua con destino a las zonas de más baja pluviometría del sureste español. Ahí están los pantanos que han quedado para la posteridad y tienen un uso mucho más amplio del que inicialmente estaba previsto. Generalmente, nadie los cuestiona, salvo alguna organización ecologista radical. En el caso de Díaz-Canel, otro dirigente autoritario, le encanta asistir a la inauguración de hoteles.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.