FIDEL CASTRO EN BUSCA DE MISERICORDIA

Héctor Julio Cedeño Negrín
Periodista Independiente
(www.miscelaneasdecuba.net).-  El viejo dictador, cansado, hastiado y agobiado, comienza a analizar lo que será, ya no de su vida que la siente efímera, sino de su muerte tan cercana, que ya le rosa con sus huesudas manos frías las espaldas intentando atraparlo.

 
Aquel eslogan copiado de Adolf Hitler en ‘Mein Kampf’, de que la historia me absolverá, ya sabe que no se cumplirá. El conoce que será denigrado por su propio pueblo, que este le mira con desprecio. Por eso está intentando a toda costa que le perdonen.
 
Esperen por tanto que trate de decir más y de recomponer la historia a su manera, reconociendo tímidamente algunas atrocidades cometidas, pero de inmediato tratando de minimizar sus culpas y matizando sus palabras y en el tira y encoje no conseguirá convencer a nadie, claro está, pero seguirá intentándolo cada vez.

Él, que a fin de cuentas sí cree en el infierno, aunque lo niegue en público y haya pactado en secreto con el demonio, ahora se quiere salvar. Pero teme que algo le caiga desde arriba, tan grande y pesado que lo destripe.
 
El sátrapa se siente entre la espada y la pared y la posibilidad de ser defenestrado crece día por día. Ahora pretende lavar sus culpas, cargárselas tal vez a otros, tratando de que no se le haga demasiado tarde. El día en que compareció en la escalinata de la Universidad de La Habana, realizaron un extraordinario despliegue para su seguridad. A muchas cuadras de distancia desviaban a la gente y a los vehículos  como si temieran hoy, algo que antes no les preocupaba tanto.
 
Se cuidan de ellos mismos y temen los unos a los otros, porque han perdido el control absoluto dentro de sus propias filas. Su gigantesca guardia personal, que es casi un ejército, se siente nerviosa y preocupada. Un amigo mío tuvo que bajar caminando hasta el Malecón, por la calle 23, a una distancia increíble del lugar del acto, para dirigirse a Centro Habana, porque todas las calles cercanas estaban cerradas. ¡Que miedo sienten!
 
Los que toman como un reconocimiento sorprendente sus disquisiciones de que el sistema cubano no funciona, ni siquiera en Cuba, les diré que es algo bastante viejo y varias veces ya el lo había examinado, con diferentes palabras. Por ejemplo cuando exclamó hace unos cuantos años ¡Ahora sí vamos a construir el socialismo! Porque todo lo hecho anteriormente, no valía la pena ó cuando dijo que la corrupción podía lograr destruir la revolución.

Él sabe desde hace mucho tiempo que el socialismo no funciona, porque como dijo el economista ruso, Alexander Yakovlev “No es compatible con la naturaleza humana” y tampoco hizo nada para tratar de hacerlo funcionar. A él lo único que le interesó siempre fue el poder y nada más, solo que está en peligro de perderlo todo en este momento, antes de acabar de morir. Ahora a sus espaldas coloca a un nieto, más confiable que un escolta ajeno a la familia.
 
Él tampoco resucitó de su momificado encierro para eclipsar a su hermano, como algunos piensan, lo que el sí sabe absolutamente, es que Raúl no puede mantener el poder por sí solo y si no logra salir a tiempo, lo hubieran derribado, créanlo o no, estuvo a punto, pero aún lo están ambos. Ellos tienen más miedo que dinero y son millonarísimos.
 
Pero lo que yo creo es que para conseguir el perdón de Dios, tendrá que ir de rodillas clamando al cielo desde el “Punto Cero” hasta el Rincón, pidiéndole a San Lázaro que interceda por él y luego seguir de rodillas hasta El Cobre, en Santiago de Cuba, rogándole a la Virgen de la Caridad a la que traicionó y detrás de él, Raúl y el resto del séquito. Puede ser que Dios los perdone pero quien yo dudo que los vaya a perdonar, es el pueblo de Cuba. Ellos lo saben.

Comentarios

Nuevo boletín de Primavera Digital
[24-02-2020]
Primavera Digital
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lea el boletín aquí. 
Cuba y el creciente repudio popular hacia la policía castrista
[18-02-2020]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
Reprimir a un ciudadano por expresarse en contra del gobierno constituye algo habitual para la Policía Nacional Revolucionaria. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. – El pasado viernes —¡por fin! — el diario Granma se animó a ofrecer alguna información sobre la escandalosa violación de una niña perpetrada en Santiago de Cuba, así como sobre la consiguiente protesta popular. Quebrantando las reglas del buen quehacer periodístico, antes había insertado un artículo de opinión consagrado al tema, pero sólo ahora, con la firma de José Llamos Camejo, cubrió la noticia.
Cuba impide mis plegarias en el desayuno de oración nacional
[18-02-2020]
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba.  El Desayuno de Oración Nacional (NPB, sus siglas en inglés) es un foro anual, convocado por el Congreso de los EEUU y la organización cristiana de The fellowship Foundation; donde se reúnen muchas personalidades políticas, religiosas, empresariales y de la sociedad en general para reuniones, almuerzos y cenas, y juntos orar por la paz y la libertad.
Indignación de padres cubanos por falta de maestros
[18-02-2020]
ICLEP
No hay suficientes maestros. Texto y foto: Orelvis Hernández Pérez. Periodista Ciudadano.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Sancti Spíritus, Cuba. Padres de estudiantes de la Escuela primaria Remigio Díaz Quintanilla se quejan ante las autoridades municipales de Educación por la falta de personal pedagógico que reciba a los educandos en el horario de la mañana, carencia que afecta la llegada en tiempo a los centros de trabajo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.