LA HAZAÑA DE TAMAYO

Eriberto Liranza Romero
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
(www.miscelaneasdecuba.net).-   Quedé impresionado con el registro que perpetró la Sección 21 de la Seguridad del Estado en mi casa. - Esto que les cuento sucedió el pasado 3 de diciembre, por alguna razón que ni yo mismo entiendo, ahora lo escribo.

Pensé por un momento, que la impresión se debía a la gran cantidad de policías y oficiales, que con fuertes golpes en la puerta provocaron que Yaimí, -mi esposa- les increpara diciendo, “respeto Tamayo que esto es un hogar y hay niños en la casa”.

O quizás al abrirles la puerta –porque ya se habían asomado por la ventana-, ver tantos carros de patrullas, agentes en las esquinas de mi cuadra, o por las decenas de curiosos que al pasar frente a mi casa cuchicheaban, “ahora sí desaparecen a Liranza”.

El registro en mi vivienda duró tanto, que pude al fin darme cuenta del verdadero motivo de tanta impresión. El tiempo en que más tarde fui obligado a permanecer sentado en mi viejo sofá, me hiso reflexionar.
Es que ver a un alto oficial de la Seguridad del Estado, -como dicen que es Fernando Tamayo”- en “cuatro patas” buscando no se que debajo de mi cama, y a un policía con grados de Teniente Coronel hurgando entre los blúmeres de mi esposa, es algo que no todo el mundo tiene el “privilegio” de observar. De ahí mi asombro.

El trabajo denigrante de invadir una propiedad, molestar a una familia, y entorpecer el juego de niños pequeños, es obra digna de los mercenarios; tal hecho solo pueden justificarlo con el interés de una Suzuqui, un carro, o una jaba con las bisuterías del mes.

No vi dolor en sus ojos, expresaban triunfo al descubrir papeles que denuncian sus barbaries. Vi júbilo en sus rostros al encontrar en mi pública biblioteca, libros a los que sin reparos llamaban “subversivos”, a pesar de las palabras de su máximo líder cuando dijo, que “en Cuba no hay libros prohibidos”.

La hazaña de Tamayo esa mañana fue tirar contra el piso una obra de Mario Vargas Llosa, robarme una pizarra, libros, revistas, mi vieja Pentium 3,  la serenidad de mi esposa, y la tranquilidad que en esa mañana el hogar brindaba a mis hijos.

Él es un “héroe” que nunca ha estado en batalla, pero tiene miles de arrestos y cientos de condenados. Ese día yo fui su trofeo, se que lo disfrutó. La ebullición de su éxito fue cuando tranquilo y mirándome a los ojos, me recordó: “¡Te lo dije!”, fue como si ascuas de fuego centellearan en sus enormes ojos azules, ese momento para él fue glorioso, se sintió sublime.

Se que para mi desgracia volveremos a vernos en el camino, como soy la presa, estará satisfecho. Yo continúo con la misma impresión, porque aun no entiendo como el homo sapiens puede llegar a ser tan malvado, al punto que amparados en una ideología o en un pedazo de papel que reza DSE, se sienten con derecho a escudriñar hasta en el alma de sus víctimas.

Comentarios

La Unión Europea y Cuba: ¿Qué hacer?
[21-07-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba.  –  El renuevo político de los altos cargos del bloque hace viable el establecimiento de nuevos términos para sus relaciones con La Habana.
Díaz-Canel, con sus manos manchadas de sangre
[21-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En realidad sabemos el resultado que los castrocomunistas esperan: continuar con el poder político y económico centralizado en el país.
¡Con qué Internet, eh!
[11-07-2019]
Ramón Díaz-Marzo
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana Vieja -¿Qué me importa a mí que el gobierno de los Estados Unidos de América haya aceptado establecer un cable de fibra óptica desde su país hacia Cuba? ¿Para qué yo quiero un cable de fibra óptica capaz de soportar 160 millones de conexiones simultáneas: telefonía, canales de televisión, radio, y conexiones a la Internet? ¿Es que acaso creen que soy bobo, que me dejaré quitar el poder sin disparar un tiro?
¡Bombas contra Cuba castrista!
[11-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En mi caso particular seguiré trabajando en el Proyecto Emilia y cuando lleguen las vicisitudes de la Cuba kosovar, mantendré la firmeza con la paz, pondré la otra mejilla y si tengo la oportunidad haré una de las mejores cosas que bien se realizar con mis manos: sanar y salvar. La luz perpetua de la libertad morará en Cuba.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.