BIENVENIDO, PABLO MILANÉS

Carlos Alberto Montaner
Escritor, Periodista, Político, Presidente de la Unión Liberal Cubana
           

(www.miscelaneasdecuba.net).- El sábado 27 de agosto actuará en Miami el cantautor Pablo Milanés. Es un acontecimiento lleno de contenido político que vale la pena analizar.


Pablo Milanés ha dicho tres cosas muy importantes en una excelente entrevista que le hizo Gloria Ordaz para Univisión. Dijo que ya no deseaba cantarle a Fidel Castro, que no tiene inconveniente en dedicarles una canción a las Damas de Blanco, y que es un revolucionario crítico comprometido con el sistema socialista.

Bravo. Eso quiere decir, primero, que el famoso cantautor rompió realmente con esa penosa subordinación moral e intelectual hacia el caudillo que caracteriza a las irracionales dictaduras personalistas; segundo, que acepta la pluralidad y las diferencias dentro de una sociedad en la que muchas personas honorables tienen posiciones distintas, sin que ello las convierta en enemigos execrables o en agentes de la CIA; y, tercero, que no ha dejado de ser comunista, pero no está dispuesto a callar ante los errores y los atropellos de su gobierno. La militancia no exige ser ciego y mudo ante lo que está mal. Lo revolucionario es la rebeldía, no la aquiescente sumisión.

Mi impresión es que por la boca de Pablo están hablando cientos de miles de comunistas cubanos que se consideran verdaderos reformistas. Para ellos, no bastan los cuatro parches que Raúl le quiere poner al sistema productivo para continuar manteniendo su dictadura de partido único manejada por un grupúsculo elegido a dedo por el general entre el círculo íntimo de sus incondicionales. Ése, según se deduce de las palabras de Pablo, no es un gobierno moderno y legítimo, sino una banda al servicio de un jefe todopoderoso que ignora hasta los principios del “centralismo democrático” que supuestamente deben normar las relaciones entre los camaradas. Por eso Pablo quiere cambios reales.

Los demócratas de la oposición deberían hacer un esfuerzo por entender el fenómeno. Pablo Milanés, y con él seguramente cientos de miles de personas que se consideran “revolucionarias”, no son enemigas. Son adversarios políticos dotados de ciertas ideas, a mi juicio disparatadas, pero con los que se puede y se debe convivir en una Cuba liberada del dogmatismo estalinista de los Castro. Al fin y al cabo, en las treinta democracias desarrolladas, prósperas y felices del planeta, las familias ideológicamente diferentes conviven en los parlamentos y son capaces de encontrar zonas de colaboración.

Tal vez los cubanos jóvenes no lo sepan, pero entre los años de 1940 y 1944, en un periodo democrático, el general Fulgencio Batista, acompañado y apoyado por los comunistas, fue libremente electo a la presidencia de la república por la mayoría de los cubanos. En esa época, de impetuoso crecimiento, por cierto, los comunistas-batistianos defendían la pluralidad y así llegaron al gabinete de gobierno dos ministros de esa cuerda política. Cuando Batista dejó la presidencia y viajó a Chile, el camarada Pablo Neruda lo saludó con un texto absolutamente obsequioso lleno de adjetivos entusiastas.

Tras más de medio siglo de descalabros, fusilamientos, exilios masivos, empobrecimiento progresivo, aventuras militares, violaciones de los derechos humanos y ejercicio arbitrario del poder por un caudillo iluminado empeñado en reinventar todo lo que existe, desde los seres humanos a las vacas, pasando por el café o la avicultura, ha llegado la hora de que la sociedad, toda la sociedad, asuma la dirección de su destino de forma pacífica, racional, plural y colegiada. Ese proceso comienza por un sobrio apretón de manos entre los comunistas reformistas y los demócratas de la oposición. Son, o deben ser, adversarios respetuosos, no enemigos. Bienvenido, Pablo Milanés.

Comentarios

¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Naciones Unidas finalmente certifica y reprocha a Cuba la desaparación forzosa de Ferrer
[10-02-2020]
Prisoners Defenders
  (www.miscelaneasdecuba.net).- EXCLUSIVA: El Comité Contra las Desapariciones Forzosas de las Naciones Unidas, tras haber dado derecho de réplica al Estado y escuchar todas las alegaciones en un proceso transparente, concluye en una carta enviada a Cuba el día 27 de enero de 2020 y remitida a Prisoners Defenders, que los familiares de José Daniel Ferrer “no conocieron el paradero del señor José Daniel Ferrer sino hasta el 7 de noviembre de 2019, treinta y siete días después de su detención”. También le instan a que Cuba “tiene la obligación de proceder sin demora a realizar una investigación exhaustiva e imparcial sobre las circunstancias de la desaparición del señor José Daniel Ferrer en los días en los que se le ha mantenido en detención sin contacto con el exterior.” Esta certificación, junto al proceso arbitrario, difamatorio y lleno de contradicciones que ha llevado a la condena mundial del caso, ponen en grave riesgo la imagen mundial de Cuba esta vez incluso ante la izquierda.
El fracaso de la formación y educación profesional en Cuba
[08-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La mayor parte de las empresas extranjeras que acuden a Cuba interesándose en hacer negocios coinciden en que existen importantes problemas de cualificación profesional de los trabajadores. Los cubanos han logrado alcanzar un alto nivel educativo, esto es incuestionable. Pero sus competencias, habilidades y destrezas para el desempeño en el mundo laboral, al menos en Cuba, son escasas, prácticamente inexistentes, y lo que es peor, rara vez se ponen en valor por el sistema económico y productivo existente en el país. Esto es interesante.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.