James Bruno, ex diplomático estadounidense, autor del exitoso libro Havana Queen

Gualdo Hidalgo
Latin News
El más reciente libro de James Bruno. Cortesía del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- El encantamiento con Cuba del diplomático estadounidense se evidencia en su repetición de las palabras de Federico Garcia Lorca: "Si me pierdo, que me busquen... en Cuba."

Las experiencias de James Bruno lo colocan en una posición privilegiada para el desarrollo de la trama y la descripción de la vida cotidiana en la isla. A diferencia de los demás diplomáticos estadunidenses en  Cuba, el autor estaba autorizado a recorrer toda la isla monitoreando los derechos humanos de aquellos cubanos que habían sido retornados al país al denegársele las visas. Asimismo, fue el oficial de enlace de Estados Unidos con el mando militar cubano en relación a la frontera con la Base Naval de Guantánamo, lo que implicaba reuniones mensuales con los militares cubanos. Durante mucho tiempo, el diplomático laboró estrechamente con el Servicio Secreto de la Casa Blanca, específicamente, en torno a la seguridad del Presidente de Estados Unidos en el extranjero.

Antes de ser publicado, el libro fue revisado por el Departamento de Estado, como medida de seguridad.

Es evidente que el autor puso su corazón en HAVANA QUEEN en una medida superior a la dedicada a cualquiera de sus novelas anteriores. Es la culminación de cuatro años de investigación, escritura y producción.

El país mágico y triste de Cuba se adentró en su piel durante su servicio allí como diplomático a mediados de los años 90.

 

 

http://www.amazon.com/Havana-Queen-ebook/dp/B00DLGSEH6

 

Durante su permanencia en la isla existió la intriga: el ser constantemente vigilado y acosado por la policía secreta de Castro, las reuniones mensuales con los militares cubanos, aunque constructivas, cargadas políticamente, en la frontera de la Base Naval de Guantánamo ("The Line"); en espirales para un aterrizaje en GTMO dadas las explosiones accidentales en el campo minado de la parte cubana, la asistencia a las reuniones políticas en la Casa Blanca. Todo resultaba abrumador.


Pero fueron los contactos humanos lo que lo impactaron más profundamente: El abrazo y las lágrimas de una madre cuya familia fue perseguida por el régimen comunista después de que su hijo, un miembro del ejército, intentó escapar infructuosamente de la isla; el despedir con tristeza a otros jóvenes que trataron de emigrar sin éxito, retornándolos a través de la puerta noreste de GTMO; el pesaroso sentimiento de ver a médicos, ingenieros y otros profesionales conduciendo taxis, limpiando habitaciones de hoteles, corriendo detrás de turistas para conseguir algunos dólares para poner comida en la mesa para sus familias, así como la experiencia de la joven afro-cubano a quien se le ordenó que lo rastreara un perezoso domingo en Santiago de Cuba. Después de horas de cocción bajo el ardiente sol de junio, la joven estaba exhausta y deshidratada. Su sonrisa tímida al regalarle una flor al final de un largo día vigilándolo, quedó grabada en su mente.

El autor manifiesta que la música palpitante, que impregna el aire por todas partes en Cuba, la vivacidad del pueblo, y su anticipación del cambio penetraron bajo la piel.

James Bruno cuenta que los cubanos tienen un ojo puesto en la mesa del comedor y un ojo en el reloj. Escarbar para encontrar los recursos suficientes para alimentar a sus familias es un reto diario. Sin embargo, su enfoque en el reloj, esperando, esperando, esperando por cambios, es muy palpable.

En Havana QUEEN el autor se esmera en capturar una Cuba tridimensional. Los olores, los sonidos, la mentalidad de la gente y el cinismo son incorporados en los personajes: Larisa Montilla - la despiadada espía maestra de Fidel Castro; el coronel Henrique Marcial y su hijo Yuri - patriotas que caen en desgracia con el régimen; Yamile Acosta - la joven bloguera que sabe muy bien que el teclado es más poderoso que los fusiles. Los encuentros privados entre Fidel y Raúl. Y los estadounidenses: el agente del FBI Nick Castillo - topo cazador arrastrado por el torbellino político en Cuba; Kate Kovalchuk - CIA contraparte de Nick, y el amante; y los espías: Felipe y Deirdre Livingston y Amelia Hernandez - descendientes de privilegiados, quienes espían para un dictador en bancarrota.

Havana Queen es un delicioso estofado de intriga caribeña, de amor y traición - A lo cubano.

 

Biografía del autor:

James Bruno es el autor de tres novelas políticas de suspenso con más éxito de venta. Su éxito literario ha logrado la cobertura de importantes medios de comunicación nacionales e internacionales, entre ellos: NBC Today Show, Washington Post, Christian Science Monitor, Huffington Post, y NPR regional. PERMANENT INTERESTS, un libro de espionaje, y CHASM, un suspenso acerca de los criminales de guerra, han alcanzado simultáneamente los primeros lugares en tres listados de libros más vendidos de Amazon Kindle, incluyendo # 1 en ficción política. A ellos se unió TRIBE, un suspenso político centrado en Afganistán.

James Bruno se desempeñó como diplomático del Departamento de Estado de EE.UU. durante veintitrés años. Con anterioridad, trabajó como oficial de inteligencia militar y como periodista en Nueva York. Recesó sus labores gubernamentales para dedicarse a tiempo completo a su obra literaria. Es miembro de la Reserva de Preparación Diplomática, en disposición de incorporarse al servicio a escala mundial en caso de urgencias.

Ha laborado como diplomático en Pakistán, Afganistán, Vietnam, Cambodia y Washington, DC. Fue el enlace del gobierno de Estados Unidos con el mando militar cubano en la Base Militar de Guantánamo.

Ha trabajado mucho tiempo en la Casa Blanca con el Servicio Secreto, centrado en la seguridad del Presidente en el exterior.

James Bruno es miembro de la Asociación de Ex Oficiales de la Inteligencia y conocedor del Pentágono, la CIA y otras agencias de asuntos extranjeros.

Posee una maestría de la Escuela Superior de Guerra Naval de los EE.UU. y la Universidad de Columbia y una licenciatura de la Universidad de George Washington.

Basadas en sus experiencias, las historias de James Bruno poseen una autenticidad rara vez igualada en el género del thriller político.

 

 

Comentarios

Rafael Acosta Arévalo. Presente
[11-07-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Es justo recordar que en muchos de los actos celebrados en el presidio político cubano, también en el exilio, se hace un pase de lista de algunos de los caídos en la lucha, llamado,  que los asistente responden con un firme presente, razón por la cual evocamos de igual manera a la más reciente víctima venezolana del castro chavismo, el torturado y asesinado capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo.
EE UU: Revolución, Declaración y Nación
[04-07-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Declaración de Independencia. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- EE UU: Revolución, Declaración y Nación. Cada 4 de Julio se celebra, en los EE UU, el Día de la Independencia. Es curioso que esta fecha haya sido la que ha quedado grabada en la tradición estadounidense. ¿Por qué prevaleció el día 4 como la fecha encumbrada? 
El suicidio de la izquierda fanática
[21-06-2019]
Alfredo M. Cepero
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Quieren sustituir a una sociedad capitalista y personalista con una sociedad socialista y colectivista. Algo así como transformar seres pensantes en autómatas y hombres libres en esclavos.
Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe
[21-06-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Una utopía. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe. En EEUU se está viendo un fenómeno atípico, antihistórico y delirante. Algunos en la clase política estadounidense se están catalogando abiertamente como "socialistas democráticos". Colocar el adjetivo "democrático" detrás de socialismo, convierte el término en un oxímoron. En otras palabras, es una contradicción en términos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.