¿Por qué no existían antes los balseros?

Ing. Dionisio de la Torre, Jr
Balseros. Cortesía del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- En estos días que ha llovido tanto y que es difícil visitar a los amigos, pues aunque tenemos paraguas y auto nos es difícil salir, ya que generalmente el tráfico es agobiante a algunas horas, con lluvia es totalmente aplastante y peligroso, por eso gracias a la tecnología no nos conformamos con hablar usando el teléfono aunque sea inteligente, usamos Skype o facetime, que bueno es tener más de una opción ¿verdad? , pues así lo hicimos con aquellos que pese a su edad se han ido incorporando al siglo XXI y no me refiero al socialismo que mató a Chávez.

Como les decía, en una de esas visitas cibernéticas surgió el tema de los balseros cubanos y digo cubanos porque los haitianos también incursionaron en esa aventura, pero abandonaron su esfuerzo titánico debido a las medidas tomadas por el gobierno americano que los retornaba  rápidamente a la empobrecida Haití, el caso es que son los cubanos los que siguen en su intento marítimo de llegar a la tierra prometida y muchos lo logran, otros ni sabemos de ellos. 


Todos los que participamos en ese intercambio tenemos una juventud acumulada de un tamaño sustancial, sin casi pensar solté una pregunta que frisó las computadoras, pues no me respondieron como generalmente hacemos los cubanos(a millón), les dije:….. Sabemos que muchos cubanos venían a Miami de turistas con visas por 29 días, algunos se quedaban trabajando o con una novia americana, otros pedían visa de residencia y venían a vivir por acá, y se sabe que siempre se denegaron visas a muchos cubanos.…..y aquí la pregunta, pese al “terror batistiano”, a la crisis económica de Machado, a la corrupción de los auténticos(como decían), a pesar del desempleo, los campesinos sin tierras, pescadores sin trabajo(en una isla), los obreros explotados y sin viviendas, niños sin escuelas y hospitales, ¿Cómo nunca se les ocurrió a los cubanos escapar en balsas caseras hacia los Estados Unidos?


El silencio cibernético me preocupó, pude ver las caras serias, pero sé que los puse a pensar seriamente la respuesta, pues realmente a los gobiernos cubanos de esa época(antes de 1959) y desde la colonia, nunca les importó que los nativos salieran o entraran cuando quisieran, ni les preocupó el tiempo que estaban fuera, hasta los mambises salían de Cuba cuando querían y ni hablar de la gente del 26 de Julio o la Triple A por mencionar algunos, menos aun cuando Cuba se convirtió en “neocolonia americana” y luego en 1934 cuando se abolió la Enmienda Platt menos que menos; el caso es que poco a poco se descongeló el silencio y comenzaron a fluir las respuestas. Uno me dijo: Coño Dionisio eso ni se pregunta, es que era diferente, pero no me respondió, otro me dice: es que  las cosas cambian y la gente también, que han sido muchos años y la gente ha estado reprimida y se van con la más fácil, ¿fácil tirarse al mar en una goma de camión? Le respondo, nada, no me responden lo que realmente quiero escuchar.


Aprovechando que no escampa, les digo: amigos míos, antes se pedía una visa, ya sea de turista o residente, te analizaban y hasta cuenta de banco tenías que tener en Cuba o propiedades para mostrar que no te quedarías o algún amigo conectado que te ayudara en el consulado, sabido es que Cuba no era como algunos dicen “un paraíso” o la famosa “tacita de Oro”, teníamos problemas y muchos, existían condiciones a mejorar, Cuba tenía todos los factores para estimular una emigración grande, existían condiciones que obligarían a muchos a escapar, pero no ocurría así; éramos una república joven y una república que olvidó las enseñanzas de Martí tristemente, pero a pesar de todo avanzamos a niveles muy altos que todos conocemos, desde el dólar más barato que el peso hasta que lo que se inventaba en USA se vendía primero en Cuba.

Pero existía algo fundamental que creo es lo que mantenía a los cubanos en Cuba y atraía a extranjeros a vivir allí, existía una de las cosas más grandes que puede ofrecer un país o gobierno a su pueblo, la “esperanza de triunfar” , existía el “premio al sacrificio”, los cubanos no se escapan de las dificultades sociales ni económicas, se remangaban las mangas y le daban el frente con inteligencia y trabajo honrado, lo hacían porque estaban seguros que la recompensa al esfuerzo era real y no una promesa que nunca llega.

No existían balseros antes, porque no se culpaba a nadie de los fracasos, se arreglaban, no existían balseros antes, porque existía la fe en el futuro que estaba garantizado por el trabajo y las leyes y no por el capricho de un jefe comunista, ¿Qué les parece mi idea? Les dije y el que me dijo: Coño Dionisio…. me respondió, tu ves que era diferente como te dije, lo que pasa es que yo no hablo tanto como tú, nos reímos y como dejó de llover nos despedimos y me fui de compras.

Comentarios

Al Rescate del 20 de Mayo
[25-05-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
Izando la bandera en el Palacio de los Gobernadores el 20 de mayo de 1902. Foto: commons.wikimedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Frecuentemente pienso que el proceso cubano que algunos identificamos como castrismo tiene más semejanzas con un movimiento contracultura que uno de acción política. Fue notable la rigurosidad con la que se destruyó la República y sus valores, lo que evidencia que el objetivo no era un simple cambio político o la sustitución de la clase dirigente, sino la pulverización del pasado, para edificar un presente y futuro a conveniencia del liderazgo emergente enemigo de la esencia de la nación cubana.
Comunicado por el día internacional contra la Homofobia
[21-05-2020]
Fundación Cubana por los Derechos LGBTI
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Madrid, 17 de mayo de 2020. Como cada año es una fecha importante para nuestra organización donde coinciden un aniversario más de nuestra Fundación y un día reivindicativo para la comunidad LGBTIQ+ marcado por una lucha constante por nuestros derechos con matices en diferentes países y que en el nuestro se acentúa por una dictadura que ha marginado durante más de 60 años y ha vulnerado a los nuestros.
Alimentar al ganado porcino con yuca: la gran solución del ministerio castrista
[18-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Las autoridades del régimen castrista han mostrado, en diversas ocasiones, la preocupación por la escasa producción de piensos para el alimento de animales en la economía. En momentos como el actual, en los que se incrementan las necesidades de consumo de carne, si no se hacen crecer las unidades de ganado, los mercados se desabastecen. Y una vez más, Granma se hace eco de una experiencia en una Estación Experimental de Pastos y Forrajes, la “Indio Hatuey”, que dicen “ha sustituido un 30% del pienso que importa el país por una combinación a base de yuca, follaje de plantas proteicas como la morera y microorganismos eficientes”.
Dos etapas para superar la crisis económica y más ahorro: ¿a dónde quieren ir?
[12-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Un artículo en Granma titulado “Salvar vidas y estimular el desarrollo económico de Cuba” ofrece información de la nueva sesión extraordinaria del consejo de ministros en la que se aprobaron “nuevas indicaciones para la elaboración de la estrategia económica a implementar en la etapa de recuperación post COVID-19 para fortalecer la economía cubana”. Hay mucha inquietud en las autoridades por lo que están sucediendo, y tienen razón en preocuparse, porque lo que puede ocurrir es mucho peor.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.