Accidentes del tránsito en ascenso

Aimée Cabrera
Corresponsal
El tráfico en Cuba es cada día más caótico. Foto de la autora.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Las condiciones viales en la capital son funestas. Los grandes baches aparecen en calles y avenidas de gran tráfico, los choferes tratan de esquivarlos y, para hacerlo no están al tanto de si hay peatones cerca. Otros están desesperados porque el semáforo encienda la luz verde, no hay tiempo que perder y el vehículo se encima a quienes no pudieron pasar veloces.

Están también los que conducen rápido y cambian de senda como si fueran los únicos; los que manejan contrario o los que no respetan las señales como la del “Pare”. La calle se hace un caos para todos. Escasean los semáforos y los policías del tránsito, las estadísticas lo confirman.

Basta tratar de cruzar en la esquina de 23 y P en la Rampa capitalina para ver el desespero de quienes no saben cómo hacerlo. Los vehículos bajan y suben a velocidad por 23 y, de la parte trasera del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social y del Hotel Nacional salen y entran otros, además de que los que suben por 23 pueden pasar a P; esta zona es muy céntrica ya que está cerca de paradas de ómnibus, centros laborales y círculos infantiles, casi siempre, los que caminan tienen que apurarse o correr.

En el 2013 mil 272 accidentes provocaron el fallecimiento de 162 personas y heridas a mil 155 debido a negligencias peatonales. Además ocurrieron otros mil 664 accidentes en los que murieron 225 personas y fueron lesionadas mil 557. Por otras violaciones sucedieron 269 accidentes con 27 pérdidas de vidas humanas y 260 lesionados.

No siempre son los peatones los culpables. Manejar con exceso de velocidad y hacerlo de manera indebida en zonas de peligro son la causa de otras muertes y lesiones. El lunes 17 de febrero a las 7:00 am un camión que transitaba a unos 8 kilómetros de Guisa, en la provincia Granma perdió el control cuando bajaba por una pendiente.

Llevaba exceso de pasajeros. El ayudante del chofer de sólo 17 años perdió la vida, mientras que 60 personas quedaron lesionadas, entre las que había mujeres embarazadas y niños. De ellos quedaron ingresados diez: uno reportado de grave y otros nueve de cuidado, todos hospitalizados en el clínico-quirúrgico Carlos Manuel de Céspedes.

La Comisión Nacional de Seguridad Vial plantea que urge aplicar medidas preventivas en varias provincias. Santiago de Cuba, Matanzas, Cienfuegos y Camagüey tienen cifras mayores de accidentes ocurridos durante la transportación de personas en áreas rurales, con más de 300 víctimas.

Sólo en Santiago de Cuba el número de accidentes fue de 778, en los que murieron 61 personas y fueron lesionadas 1 041. La tasa de accidentes a nivel nacional es de 6 fallecidos por cada cien mil habitantes. Estas negligencias aumentan a pesar de los esfuerzos por erradicarlas. La divulgación debiera rescatar programas televisivos donde se muestren todos estos acontecimientos que causan luto y secuelas irreparables.

Fuentes consultadas.

Vidas que se esfuman entre el rojo y el verde, Ana María Domínguez Cruz, Juventud Rebelde, 21 de febrero de 2014, P. 8.

Accidente en la Sierra Maestra provoca un fallecido y 60 lesionados, Dilbert Reyes Rodríguez, Granma, 18 de febrero de 2014, P.2.

Permanecen hospitalizados diez de los lesionados en accidente de Guisa, Dilbert Reyes Rodríguez, Granma, 19 de febrero de 2014, P.2.

Urge aplicar medidas para cumplir Código de Seguridad Vial, María Antonia Medina Téllez, Granma, 20 de febrero de 2014, P.8. 

Comentarios

Cuba y el creciente repudio popular hacia la policía castrista
[18-02-2020]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
Reprimir a un ciudadano por expresarse en contra del gobierno constituye algo habitual para la Policía Nacional Revolucionaria. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. – El pasado viernes —¡por fin! — el diario Granma se animó a ofrecer alguna información sobre la escandalosa violación de una niña perpetrada en Santiago de Cuba, así como sobre la consiguiente protesta popular. Quebrantando las reglas del buen quehacer periodístico, antes había insertado un artículo de opinión consagrado al tema, pero sólo ahora, con la firma de José Llamos Camejo, cubrió la noticia.
Cuba impide mis plegarias en el desayuno de oración nacional
[18-02-2020]
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba.  El Desayuno de Oración Nacional (NPB, sus siglas en inglés) es un foro anual, convocado por el Congreso de los EEUU y la organización cristiana de The fellowship Foundation; donde se reúnen muchas personalidades políticas, religiosas, empresariales y de la sociedad en general para reuniones, almuerzos y cenas, y juntos orar por la paz y la libertad.
Indignación de padres cubanos por falta de maestros
[18-02-2020]
ICLEP
No hay suficientes maestros. Texto y foto: Orelvis Hernández Pérez. Periodista Ciudadano.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Sancti Spíritus, Cuba. Padres de estudiantes de la Escuela primaria Remigio Díaz Quintanilla se quejan ante las autoridades municipales de Educación por la falta de personal pedagógico que reciba a los educandos en el horario de la mañana, carencia que afecta la llegada en tiempo a los centros de trabajo.
Díaz-Canel y Raúl, ¿dónde están las casas y el vasito de leche?
[10-02-2020]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. Los castristas, en medio de la situación caótica en la que ellos mismos han metido a Cuba, piensan seguir huyendo hacia adelante.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.