¿Hacia dónde apunta la unificación monetaria?

Victor Ariel González
Cuba Independiente y Democrática
Peso convertible. Foto del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La desaparición hace meses de las Casas de Cambio (CADECA) está, para muchos, relacionada con la anunciada unificación monetaria. La prensa oficial afirma que esta última ya ha echado a andar “definitivamente”.

No se puede negar que constituye un paso de avance el hecho que el gobierno de la Isla haya reconocido la existencia de dos monedas nacionales como una aberración financiera. Sin embargo, la pregunta lógica que surge tras conocer que existe la voluntad real de la unificación es por qué ésta no se había hecho antes, o más aún, por qué existió la dualidad en primer lugar.

Los zares económicos de Cuba han cambiado a voluntad la legislación y el funcionamiento financiero del país en varias ocasiones. La “actualización del modelo”, propuesta e iniciada por Raúl Castro, es la expresión actual de una vieja práctica de la dictadura que consiste en su metamorfosis a partir de los intereses de supervivencia del totalitarismo. 

El surgimiento del CUC fue, en su momento, un ejemplo de la camaleónica actitud de la nomenklatura socialista: durante décadas estuvo fuertemente penalizada la tenencia de dólares hasta que un buen día de 1994, en medio de una severa crisis económica, poseer dinero norteamericano pasó de ser un delito grave a una ventaja clara. No sólo se permitió la circulación de dólares, sino que el Peso Cubano Convertible apareció como una imitación criolla de la antes demonizada moneda norteamericana.

A partir de entonces se definieron con más claridad que antes dos sectores sociales, ahora diferenciados entre sí en tanto uno tenía acceso a la moneda fuerte y el otro no. La burbuja igualitaria había reventado oficialmente. Pero la supresión de la dualidad monetaria, anunciada para 2014, no significaría que hay un acercamiento a la justeza de la redistribución socialista (esa utopía que los dirigentes cubanos dicen perseguir y de la cual siempre se llevan el mejor pedazo).

Como el régimen jamás ha obrado desinteresadamente, es presumible que la unificación monetaria no esté dirigida a mejorar las condiciones económicas de la nación. El objetivo primario sería tratar de poner un orden en el caos financiero al que contribuyen los complicados mecanismos cambiarios actuales en el país. De no ejecutar esta medida, quizá habría  menos posibilidades de que la inversión extranjera (ese gran capital corruptor que, según se ha afirma hoy, salvará al socialismo virginal) tuviera interés en venir a Cuba.

Todos los procesos que están teniendo lugar en Cuba parecen girar en torno a una apertura económica que no contempla un salto democrático, en lo que a política se refiere. ¿Algo parecido al caso Chino? El General-Presidente es un presunto seguidor del modelo económico del gigante asiático. Se está construyendo una enorme Zona de Desarrollo Especial en el Mariel, modificando la Ley de Inversión extranjera y, como parte de este proceso global, la unificación monetaria no es más que un paso incluido en el mismo.

El proceso de unificación monetaria ya incluye experimentos. En La Habana funcionan tiendas en donde es posible pagar con cualquier tipo de dinero cubano, incluidas las tarjetas de crédito en CUP. Para empezar, se ha mantenido vigente el cambio oficial de 25 CUP por 1 CUC y no se habla de una disminución en los precios. Según la prensa oficial, vocera de los burócratas del gobierno,  esta medida inicial de por sí es buena, “pues ahora el consumidor (…) podrá elegir la manera y la moneda con la cual pagará”. 

Tan vedado está el asunto de la unificación, que ningún reportero puede acceder a información detallada. Los directivos de los comercios estatales en donde ha comenzado a funcionar el experimento no están autorizados a hablar al respecto, pese a que los dirigentes del país se han referido en varias ocasiones a la “transparencia” que debería existir en la ya mencionada “actualización del modelo”. 

En su emisión nocturna del jueves 3 de abril, el Noticiero Nacional de Televisión transmitió un reportaje sobre los centros comerciales donde se está experimentando con las dos monedas. Actualmente son sólo los de “La Puntilla” y “La Copa”, ambos en el municipio capitalino de Playa, los que venden sus productos tanto en CUC como en CUP. Funcionarios de las cadenas de tiendas que operan esos establecimientos anunciaron que hay otros puntos de venta en donde se prevé esté lista, en breve, la nueva modalidad de pago. Dichos establecimientos incluyen a las provincias del interior del país.

¿A dónde conduce la desaparición de la dualidad monetaria? Ya lo han dicho los altos cargos del gobierno: la unificación no será la fórmula “mágica” que solucione los problemas. Poniendo esta premisa, se lavan las manos con cualquiera que vea el principio del fin de la crisis cubana en las medidas raulistas. 

No se debe olvidar que, tal vez, las reformas han llegado demasiado tarde. Y no sólo eso, sino que el éxito de los planes del régimen (dentro de los cuales se pasa por la unificación monetaria) dependen en buena medida de factores externos que la dictadura cubana no puede controlar.

En cualquier caso, la demora en la erradicación del Peso Convertible sugiere que no se tratará de la conversión automática de CUC a CUP utilizando el cambio vigente. Además, ha habido anuncios sobre la modificación en los precios, que han provocado preocupación en los consumidores. La palabra final la tendrá, como siempre, un gobierno que trabaja sin oposición y que redefine su curso sin consultar al pueblo que debería representar. 

Notas:
*CUC: Su nombre oficial es Peso Cubano Convertible. Es, de las dos monedas que circulan en Cuba, la más fuerte. 

**CUP: Es la otra moneda que circula en Cuba. Su nombre oficial es Peso Cubano y vale 25 veces menos que el Peso Cubano Convertible. También es la más abundante: la mayoría de los empleados estatales (que al mismo tiempo representan el grueso de la población laboral activa) cobra su salario en este tipo de dinero.

Relacionado:
• “Pagar con las dos monedas para llegar a una” Diario Juventud Rebelde, 29 de marzo de 2014. Pág.8
• Noticiero Nacional de Televisión, Emisión Estelar. Jueves 3 de abril de 2014

Comentarios

Carta al Gobierno de la República de Cuba, por estudiantes y profesores universitarios
[22-09-2019]
Redacción de Misceláneas de Cuba
La Universidad de La Habana. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Después de las últimas declaraciones del Ministerio de Educación Superior algunos profesores universitarios han reaccionado y en particular José Gallego ha iniciado una petición dirigida al Gobierno de Cuba. 
El Instituto Confucio, un cercenador de la libertad académica 
[22-09-2019]
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Junta de Fideicomiso de Miami Dade College considera que el Instituto Confucio es un brazo político y de espionaje del Partido Comunista Chino, o sea del Gobierno de la China comunista. Sócrates, parado con dignidad en el cadalso, podía arrepentirse o escapar rápidamente de la injusticia de sus victimarios. Permaneció en el patíbulo y tomó con heroísmo la cicuta. Entró a la muerte con dignidad y para la humanidad legó la libertad académica.
Ocho familias sin vivienda y una economía decadente que apenas alcanza para comer
[13-09-2019]
CID
La vivienda de Linda Acosta Reyes. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Yo, Linda Acosta Reyes, con domicilio en la calle B/2da y 3ar Gaspar, Baraguá, número de cédula 80102465824, soy una de las afectadas por la tormenta local que afectó al municipio la tarde del 27 de julio 2018, motivo por el que hoy le escribo a las respectivas instituciones para plantearles que somos ocho familias afectadas sin vivienda, con una economía decadente que apenas alcanza para comer.
Boletín no. 23 Corriente Agramontista
[04-09-2019]
Corriente Agramontista Cubana
(www.miscelaneasdecuba.net).- Léalo aquí. 
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.