Maltratos, herencia social

Tania de la Torre Montesinos
Red Cubana de Comunicaodres Comunitarios.
La señora Caridad muestra la herida del brazo. Foto: Cortesía de la autora. 
(www.miscelaneasdecuba.net).- El día 9 de noviembre -a las 12 del mediodía- me dirigí a la pizzería Nápoles ubicada en las calles Merchán y Masó en Manzanillo, Granma.

Allí en la cola se encontraba Caridad Torres Hidalgo de 76 años de edad, diagnosticada con diabetes mellitus; estaba acompañada de su hija y 2 nietos de 5 y 9 años de edad respectivamente. Caridad había salido de su casa a las 8 am y se encontraba sudorosa con una crisis de hipoglucemia.

Intentamos llamar a la dependienta de nombre Beatriz, la que –a pesar del evidente estado de malestar de la clienta- se negó a pasarla; por lo que su hija trató de que entrara en la pizzería; pero con la agresividad que caracteriza la sociedad en estos momentos, la empleada empujó a la anciana y le produjo una herida en el brazo derecho y a mi comenzó a golpearme por tratar de ayudar a la mujer.

Las personas de la cola le gritaban “abusadora”, “descarada” y por tal alboroto aparecieron 2 dependientes que llevaron a Caridad hacia una mesa, la que se encontraba muy sudorosa y llorando al igual que su hija y nietos; finalmente solo pudieron consumir un refresco per cápita.

Al reclamar la presencia del administrador nos informaron que no se encontraba y ningún dependiente quiso dar su nombre, por tener órdenes del propio dirigente que no lo podían hacer.

Por último se presentó el Jefe de Almacén y nos dijo que la jefa de turno no nos podía atender, ya que -la pobrecita- estaba fregando platos porque la fregadora estaba rota.

Después que el barullo se había calmado y la señora Caridad se retiró a su casa, a las 4 pm nos tocó entrar y nos sentamos en una mesa sobre un piso encharcado de agua por mal funcionamiento de la climatización. Solo había pizzas de vegetales, con pepinillo en mal estado y que los consumidores rechazaban por su mala calidad; pero para nuestro asombro no nos quisieron atender, porque dijeron que éramos de los derechos humanos y habíamos defendido a la anciana maltratada.

Nos tuvimos que retirar, después de 4 horas de cola, sin ser atendidos ni consumir algo.

Comentarios

No hay ni agua…
[05-10-2019]
ICLEP
Empleados ociosos. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Los Arabos, Matanzas. Se reduce a local relleno de estantes vacíos la tienda recaudadora de divisas ubicada a orillas de la carretera central, debido al desplome de la cadena de suministro como consecuencia del desabastecimiento de los almacenes centrales, donde hasta el agua embotellada ha desaparecido, indicó  uno de los empleados del lugar.
¿Qué está pasando con los subsidios aprobados para dónde están desviándose estos materiales?
[19-06-2018]

La vivienda de Rolando Gerardo Monroe. Foto de CID.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Rolando Gerardo Monroe solicitó un crédito al gobierno para arreglar su casa que se encuentra en muy mal estado.  Esta es su historia: “En Abril del 2017 se me comunica que finalmente se aprueba mi crédito para una reparación total de la vivienda porque solo contamos con el retiro de los dos que gran parte se va en medicamentos.
Desaparece la imagen de Fidel Castro a la entrada de Morón
[07-01-2016]
Agencia de Prensa Libre Avileña
Pancarta a la entrada de morón. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Morón. - El pueblo opina.
¿Normas electorales democráticas para Cuba?
[07-01-2016]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La anunciada reforma de la Ley Electoral debe tener un contenido real. 
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.