Cuba: ¿Derechos Humanos o Democracia?

Jorge Hernández Fonseca

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- No sabemos cuál es el objetivo norteamericano en las conversaciones sobre Derechos Humanos con Cuba, aunque todos suponemos que sea el lograr cierta disminución de la represión dentro Cuba. Siendo así sugiero una hipótesis: Imaginemos que EUA consiga la promesa cubana de “respetar los Derechos Humanos”, no arrastrando las Damas de Blanco por la calle, dejándolas marchar los domingos por la 5ª Av., no ejerciendo violencia física contra ningún disidente y eliminar la práctica de detenerlos por algunas horas y después dejarlos lejos de sus casas, sino juzgarlos y condenarlos a penas de cárcel. ¿Es eso lo que se quiere? Pudiera ser, pero eso ya sucedía hace muy pocos años y sufríamos igualmente una dictadura.

El título de mi artículo no es exactamente una disyuntiva a elegir. Los cubanos queremos –y debemos futuramente tener-- tanto Derechos Humanos como Democracia. Sin embargo, ¿cuál debe ser el énfasis actual entre ambos atributos? Es verdad que los cubanos no podemos exigir del gobierno norteamericano que nos libere de la actual dictadura. Sin embargo, creo que discutir “Derechos Humanos” y no “Derechos Civiles y Políticos” pudiera convertirse en una trampa que la dictadura haya preparado para dejar marchar a las Damas de Blanco (sin arrastrarlas por la calle) y pedir a cambio el levantamiento del embargo, en lugar de reservar esa carta (y otras) de negociación para una exigencia más acorde con la necesidad cubana.

Creo que los opositores hemos hecho un énfasis en el tema equivocado. Claro que la detención de la represión dentro de la isla facilitaría la oposición política y preservaría físicamente a los compañeros de lucha. Sin embargo, Derechos Humanos en un tema complejo, porque los mismos se violan –abiertamente o no-- en los cuatro confines del globo, incluyendo especialmente en los EUA, donde hoy existe un debate social respecto a la violencia excesiva de la policía estadounidense, que con mucha frecuencia usa fuerza letal innecesariamente.

No es mi intención con este artículo el dar lecciones a las autoridades norteamericanas. Mi objetivo es destacar ante la oposición política cubana los objetivos claves que se deben alcanzar, aunque desde luego, este tema --como muchos otros-- son temas que habría que debatir libremente entre los opositores de dentro y fuera de la isla. No obstante lo anterior, creo que discutir con la dictadura el tema de Derechos Humanos y no el de Derechos Civiles y Políticos, después de EUA haber anunciado otra ronda de concesiones unilaterales que benefician a la dictadura, es un error criticable, porque aleja el momento que el pueblo cubano pueda disfrutar de libertad y democracia, como el resto delos países de Nuestra América.

Comentarios

349, otra decapitación del castrismo
[17-12-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Independiente al resultado de las valientes protestas de muchos artistas cubanos contra un reciente decreto de la dictadura que pretende regular todavía más las actividades culturales del país, es importante resaltar que el  régimen castrista, fiel a su naturaleza totalitaria, no ha dictado en 60 años de gobierno una ley que favorezca a sus ciudadanos, todo lo contrario, sus legislaciones siempre han estado orientadas  a restringir derechos y establecer parámetros sobre los cuales cada individuo debe actuar sin que importen sus convicciones, sexo, religión o aspiraciones.
La sangre de Khashoggi llega a la Casa Blanca
[10-12-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo que es bueno para la sociedad lo determina el libre mercado y no los acuerdos mercantilistas de los gobernantes, Contrario a la leyenda, los países no tienen intereses económicos discernibles. Lo que es bueno para los exportadores es malo para los importadores y viceversa.
Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y López Obrador
[02-12-2018]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En épocas de derrotas socialistas a lo largo y ancho de Nuestra América, surge una victoria electoral inobjetable de la izquierda en México: el triunfo y la toma de posesión como presidente de ese país, de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, que anuncia un “cambio de régimen” desde el viejo y esperpéntico capitalismo mexicano, hacia el socialismo de su partido MORENA. Algo así ya lo habíamos visto en la Venezuela de Hugo Chávez, en el Brasil de Lula da Silva y en la Nicaragua de Daniel Ortega, para no hablar de la decrépita dictadura de los Castro.
La desesperación latinoamericana
[27-11-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo extraño de nuestra cultura es que, en lugar de corregir lo que anda mal, renunciamos a nuestros aciertos e insistimos, periódicamente, en nuestros errores. En América Latina “cada uno cultiva su singularidad, no aprende nada del vecino y los intercambios son prácticamente inexistentes”. ¿Por qué no corregimos los inconvenientes y ajustamos lo que vale la pena salvar en lugar de deshacerlo todo y movernos en la otra dirección del péndulo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.