La Muerte del Marxismo

Jorge Hernández Fonseca

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- Hay solamente cuatro países con gobiernos declaradamente marxistas-leninistas en nuestro mundo. En ellos gobierna un partido comunista hegemónico o único: China, Viet Nam, Corea del Norte y Cuba. El marxismo es una teoría socio-económica que postula básicamente la estatización de toda la economía, con vistas a eliminar los “dueños” y desaparecer la explotación que hacían de sus trabajadores. El leninismo es otra teoría, en este caso política, que establece la necesidad de una dictadura partidaria en las sociedades marxistas, para evitar el regreso de los dueños y conservar las bondades de la nueva sociedad sin “explotadores”.

Así, la unión de ambas teorías, la marxista con la leninista, conforma un esquema totalitario de gobierno marxista-leninista, denominado también comunista, porque el marxismo reza este objetivo como la finalidad perseguida por estas sociedades. Cuando en el seno de la sociedad marxista-leninista china, el partido comunista decidió eliminar la estatización marxista y llamar nuevamente a los dueños para que administraran toda la economía, de hecho, materializó la muerte del marxismo en esa sociedad, pero mantuvo la parte leninista, por el uso y abuso de la dictadura política que se había establecido, precisamente ¡para evitar el regreso de los dueños!

De manera que, el impulsor de esta reforma, Deng Xiaoping, se dio a la tarea de justificar lo injustificable. Que una sociedad hubiera violado el marxismo y que continuara siendo marxista-leninista, y su partido el comunista. Sin entrar en detalles, vale decir que los chinos poseen profusa literatura justificando su nuevo tipo de sociedad, capitalista en la economía (asesinando al marxismo) y “comunista” en la política (dictatorial). Como el capitalismo en la economía los ha salvado de la ruina, propugnan ahora ese tipo de “cambios” sólo para conservar el poder.

El actual jefe del partido comunista chino, Xi Jinping, se ha erigido en ideólogo y difusor de ese tipo de esquema mixto, capitalista con dictadura comunista y pretende extender esa doctrina a los otros países remanentes (Cuba y Corea del Norte, porque ya Viet Nam fue a ese esquema) donde todavía gobiernan partidos comunistas, de manera a mantener la dictadura política. Casi resuelto el problema en Corea del Norte, Xi hace ahora énfasis para su implantación en Cuba, por eso envió al jefe vietnamita a la isla donde dijo que es la única forma de mantener el poder.

De manera que, en la actualidad los únicos países marxistas remanentes son Corea del Norte y Cuba. El fracaso del marxismo que sintió China en los años 70 del siglo pasado, también se materializa en la Cuba castrista mediante una economía absolutamente racionada de bienes y servicios hace más de medio siglo y en Corea del Norte, donde sucesivas hambrunas han matado de hambre a miles de sus ciudadanos. Por eso, no es descabellado que los comunistas chinos insistan en convencer a los norcoreanos y cubanos nada menos que de ¡las bondades del capitalismo! Las cosas en Corea del Norte se encaminan, en Cuba todavía es una incógnita.

Aparentemente, el partido comunista cubano ha decidido ir al capitalismo en su economía, lo cual pone en evidencia su fracaso económico. Habiendo fracasado el marxismo en Cuba, no hay justificación entonces para la dictadura leninista, que se implantó precisamente para evitar “el regreso de los dueños”. Si estos, contradictoriamente ya están siendo llamados a la isla para que la salven, ¿por qué y quien justifica la dictadura política --castrista o canelista-- pura y dura?

Comentarios

349, otra decapitación del castrismo
[17-12-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Independiente al resultado de las valientes protestas de muchos artistas cubanos contra un reciente decreto de la dictadura que pretende regular todavía más las actividades culturales del país, es importante resaltar que el  régimen castrista, fiel a su naturaleza totalitaria, no ha dictado en 60 años de gobierno una ley que favorezca a sus ciudadanos, todo lo contrario, sus legislaciones siempre han estado orientadas  a restringir derechos y establecer parámetros sobre los cuales cada individuo debe actuar sin que importen sus convicciones, sexo, religión o aspiraciones.
La sangre de Khashoggi llega a la Casa Blanca
[10-12-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo que es bueno para la sociedad lo determina el libre mercado y no los acuerdos mercantilistas de los gobernantes, Contrario a la leyenda, los países no tienen intereses económicos discernibles. Lo que es bueno para los exportadores es malo para los importadores y viceversa.
Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y López Obrador
[02-12-2018]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En épocas de derrotas socialistas a lo largo y ancho de Nuestra América, surge una victoria electoral inobjetable de la izquierda en México: el triunfo y la toma de posesión como presidente de ese país, de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, que anuncia un “cambio de régimen” desde el viejo y esperpéntico capitalismo mexicano, hacia el socialismo de su partido MORENA. Algo así ya lo habíamos visto en la Venezuela de Hugo Chávez, en el Brasil de Lula da Silva y en la Nicaragua de Daniel Ortega, para no hablar de la decrépita dictadura de los Castro.
La desesperación latinoamericana
[27-11-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo extraño de nuestra cultura es que, en lugar de corregir lo que anda mal, renunciamos a nuestros aciertos e insistimos, periódicamente, en nuestros errores. En América Latina “cada uno cultiva su singularidad, no aprende nada del vecino y los intercambios son prácticamente inexistentes”. ¿Por qué no corregimos los inconvenientes y ajustamos lo que vale la pena salvar en lugar de deshacerlo todo y movernos en la otra dirección del péndulo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.