La Muerte del Marxismo

Jorge Hernández Fonseca

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- Hay solamente cuatro países con gobiernos declaradamente marxistas-leninistas en nuestro mundo. En ellos gobierna un partido comunista hegemónico o único: China, Viet Nam, Corea del Norte y Cuba. El marxismo es una teoría socio-económica que postula básicamente la estatización de toda la economía, con vistas a eliminar los “dueños” y desaparecer la explotación que hacían de sus trabajadores. El leninismo es otra teoría, en este caso política, que establece la necesidad de una dictadura partidaria en las sociedades marxistas, para evitar el regreso de los dueños y conservar las bondades de la nueva sociedad sin “explotadores”.

Así, la unión de ambas teorías, la marxista con la leninista, conforma un esquema totalitario de gobierno marxista-leninista, denominado también comunista, porque el marxismo reza este objetivo como la finalidad perseguida por estas sociedades. Cuando en el seno de la sociedad marxista-leninista china, el partido comunista decidió eliminar la estatización marxista y llamar nuevamente a los dueños para que administraran toda la economía, de hecho, materializó la muerte del marxismo en esa sociedad, pero mantuvo la parte leninista, por el uso y abuso de la dictadura política que se había establecido, precisamente ¡para evitar el regreso de los dueños!

De manera que, el impulsor de esta reforma, Deng Xiaoping, se dio a la tarea de justificar lo injustificable. Que una sociedad hubiera violado el marxismo y que continuara siendo marxista-leninista, y su partido el comunista. Sin entrar en detalles, vale decir que los chinos poseen profusa literatura justificando su nuevo tipo de sociedad, capitalista en la economía (asesinando al marxismo) y “comunista” en la política (dictatorial). Como el capitalismo en la economía los ha salvado de la ruina, propugnan ahora ese tipo de “cambios” sólo para conservar el poder.

El actual jefe del partido comunista chino, Xi Jinping, se ha erigido en ideólogo y difusor de ese tipo de esquema mixto, capitalista con dictadura comunista y pretende extender esa doctrina a los otros países remanentes (Cuba y Corea del Norte, porque ya Viet Nam fue a ese esquema) donde todavía gobiernan partidos comunistas, de manera a mantener la dictadura política. Casi resuelto el problema en Corea del Norte, Xi hace ahora énfasis para su implantación en Cuba, por eso envió al jefe vietnamita a la isla donde dijo que es la única forma de mantener el poder.

De manera que, en la actualidad los únicos países marxistas remanentes son Corea del Norte y Cuba. El fracaso del marxismo que sintió China en los años 70 del siglo pasado, también se materializa en la Cuba castrista mediante una economía absolutamente racionada de bienes y servicios hace más de medio siglo y en Corea del Norte, donde sucesivas hambrunas han matado de hambre a miles de sus ciudadanos. Por eso, no es descabellado que los comunistas chinos insistan en convencer a los norcoreanos y cubanos nada menos que de ¡las bondades del capitalismo! Las cosas en Corea del Norte se encaminan, en Cuba todavía es una incógnita.

Aparentemente, el partido comunista cubano ha decidido ir al capitalismo en su economía, lo cual pone en evidencia su fracaso económico. Habiendo fracasado el marxismo en Cuba, no hay justificación entonces para la dictadura leninista, que se implantó precisamente para evitar “el regreso de los dueños”. Si estos, contradictoriamente ya están siendo llamados a la isla para que la salven, ¿por qué y quien justifica la dictadura política --castrista o canelista-- pura y dura?

Comentarios

El buen ejemplo del tabaco cubano
[27-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Alguien en el régimen de La Habana debería tomar buena nota de ello. Sin embargo, en Cuba lo que abundan son ejemplos de fracasos. Fidel Castro, por decisión propia y equivocada, acabó poniendo fin al sector del azúcar cubano a comienzos de este siglo. En aquel momento, sostuvo que la decisión estaba motivada por el abandono de la industria tras décadas de falta de inversiones, atención y organización empresarial. El comunismo castrista quiso olvidar el azúcar, y después de la fracasada cosecha del millón de toneladas de 1969, decidió apartarlo para siempre de la historia de la economía y cultura cubanas. Lo consiguió. La consecuencia es que en 2020 Cuba importa azúcar de Brasil para atender su demanda interna, con cosechas inferiores a las que se obtenían en tiempos de la colonia.]
Dos modelos económicos ante una misma pandemia
[25-05-2020]
Lcdo. Sergio Ramos
Representación del Covid 19. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico. A raíz de la pandemia de Covid-19 en Cuba se ha desatado una seria escasez de productos alimenticios y de primera necesidad. El pueblo en su desesperación se aglomera agobiado alrededor de cualquier lugar donde meramente se diga que están dando o van dar cualquier producto sin importar lo que sea.
Represión y Coronavirus
[21-05-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde que se declaró la pandemia del Covid-19 numerosas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y personalidades relacionadas con esa actividad, han alertado sobre el riesgo de que regímenes de fuerza y dictaduras utilicen las restricciones sociales que imponen las cuarentenas para fortalecer el control político y policial que ejercen sobre sus ciudadanos. 
José Martí, el ser más manipulado por el castrismo
[18-05-2020]
Dr. Alberto Roteta Dorado
José Martí. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Santa Cruz de Tenerife. España.- José Martí, cuya muerte evocamos este 19 de mayo, es, sin duda, la figura más representativa, y también la más genuina, universal y simbólica de la historia de la nación cubana. Nadie podrá hasta el presente, y dudo que en un futuro también, superar la inmensidad de un hombre que sacrificó todo, incluyendo su propia vida por el bien de su patria y el porvenir de los cubanos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.