La Muerte del Marxismo

Jorge Hernández Fonseca

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- Hay solamente cuatro países con gobiernos declaradamente marxistas-leninistas en nuestro mundo. En ellos gobierna un partido comunista hegemónico o único: China, Viet Nam, Corea del Norte y Cuba. El marxismo es una teoría socio-económica que postula básicamente la estatización de toda la economía, con vistas a eliminar los “dueños” y desaparecer la explotación que hacían de sus trabajadores. El leninismo es otra teoría, en este caso política, que establece la necesidad de una dictadura partidaria en las sociedades marxistas, para evitar el regreso de los dueños y conservar las bondades de la nueva sociedad sin “explotadores”.

Así, la unión de ambas teorías, la marxista con la leninista, conforma un esquema totalitario de gobierno marxista-leninista, denominado también comunista, porque el marxismo reza este objetivo como la finalidad perseguida por estas sociedades. Cuando en el seno de la sociedad marxista-leninista china, el partido comunista decidió eliminar la estatización marxista y llamar nuevamente a los dueños para que administraran toda la economía, de hecho, materializó la muerte del marxismo en esa sociedad, pero mantuvo la parte leninista, por el uso y abuso de la dictadura política que se había establecido, precisamente ¡para evitar el regreso de los dueños!

De manera que, el impulsor de esta reforma, Deng Xiaoping, se dio a la tarea de justificar lo injustificable. Que una sociedad hubiera violado el marxismo y que continuara siendo marxista-leninista, y su partido el comunista. Sin entrar en detalles, vale decir que los chinos poseen profusa literatura justificando su nuevo tipo de sociedad, capitalista en la economía (asesinando al marxismo) y “comunista” en la política (dictatorial). Como el capitalismo en la economía los ha salvado de la ruina, propugnan ahora ese tipo de “cambios” sólo para conservar el poder.

El actual jefe del partido comunista chino, Xi Jinping, se ha erigido en ideólogo y difusor de ese tipo de esquema mixto, capitalista con dictadura comunista y pretende extender esa doctrina a los otros países remanentes (Cuba y Corea del Norte, porque ya Viet Nam fue a ese esquema) donde todavía gobiernan partidos comunistas, de manera a mantener la dictadura política. Casi resuelto el problema en Corea del Norte, Xi hace ahora énfasis para su implantación en Cuba, por eso envió al jefe vietnamita a la isla donde dijo que es la única forma de mantener el poder.

De manera que, en la actualidad los únicos países marxistas remanentes son Corea del Norte y Cuba. El fracaso del marxismo que sintió China en los años 70 del siglo pasado, también se materializa en la Cuba castrista mediante una economía absolutamente racionada de bienes y servicios hace más de medio siglo y en Corea del Norte, donde sucesivas hambrunas han matado de hambre a miles de sus ciudadanos. Por eso, no es descabellado que los comunistas chinos insistan en convencer a los norcoreanos y cubanos nada menos que de ¡las bondades del capitalismo! Las cosas en Corea del Norte se encaminan, en Cuba todavía es una incógnita.

Aparentemente, el partido comunista cubano ha decidido ir al capitalismo en su economía, lo cual pone en evidencia su fracaso económico. Habiendo fracasado el marxismo en Cuba, no hay justificación entonces para la dictadura leninista, que se implantó precisamente para evitar “el regreso de los dueños”. Si estos, contradictoriamente ya están siendo llamados a la isla para que la salven, ¿por qué y quien justifica la dictadura política --castrista o canelista-- pura y dura?

Comentarios

Bienvenidas Sus Majestades (se agradece la propina)
[17-11-2019]
Martín Guevara Duarte
Escritor
El Rey de España Felipe VI y Díaz-Canel en un encuentro durante la visita a La Habana. Foto: Estudios Revolución.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Cuba se engalana hoy para festejar los 500 años de la mudanza y el establecimiento en la zona norte, al lado del río Almendares, de la  Villa de San Cristóbal de La Habana fundada en 1515. 
Pánfilo el reincidente
[13-11-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
El famoso Pánfilo se ha ganada un espacio contando la realidad de manera jocosa. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Apareció un día cualquiera, viajaba en la memoria Flas de un amigo, quien sin acordarlo con él, de forma espontanea, se había constituido en su promotor. Doble clic sobre el archivo de vídeo y allí estaba, con los ojos fuera de órbita y la boca abierta gritando a todo pulmón: “Jama, aquí lo que hace falta es jama”.
El pulseo político por Latinoamérica
[11-11-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Latinámerica. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- El pulseo político en Latinoamérica entre las democracias y los regímenes totalitarios no es nuevo. Sin embargo, tras el surgimiento del chavismo en Venezuela tutorado por la vieja escuela castrista y de su festinada proclama, anunciando que buscarían implantar en la región el llamado Socialismo del Siglo XXI, los dimes y diretes entre los bloques ideológicos se han venido agudizando.
Los 500 años de La Habana: No hay nada que celebrar
[09-11-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
La catedral de La Habana. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico a 9 de noviembre de 2019. Se conmemoran los 500 años de la fundación de la ciudad de San Cristóbal de La Habana.  Hace cinco siglos, entonces el gobernador de Cuba, Diego Velázquez, trasladó la ciudad del sur de la isla, en las inmediaciones del rio Mayabeque, a la costa norte en las inmediaciones de la bahía que lleva su nombre, el 16 de noviembre de 1519. La Habana sustituyó como capital de Cuba a Santiago de Cuba, el 14 de febrero de 1553.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.