El catolicismo y  la educación comunista

Raúl Lázaro Fonseca Díaz
Periodista Independiente

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- En 1989 a punto de aterrizar en La Habana, la aeronave que lo conducía hacia la Isla,  el luego Santo San Juan Pablo II, sumo pontífice de la Iglesia Católica en esos momentos manifestó:” La revolución de Cristo fue del amor la de Castro de odio, persecución y venganza.

La educación católica basada fundamentalmente en conceptos como  “La libertad es el poder, radicado en la razón y en la voluntad, de obrar o de no obrar, de tener esto o aquello, de ejecutar así por sí mismo acciones deliberadas. Por el libre arbitrio cada uno dispone de sí mismo. La libertad es en el hombre una fuerza de crecimiento y de maduración en la verdad y la bondad. La libertad alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios, nuestra bienaventuranza “es irreconciliable con los objetivos de la educación comunista de un “hombre .nuevo” con contenidos  a partir de planteamientos de carácter políticos-ideológicos, económico-laboral y científicos-ambientalistas, llamados a crear seres humanos que se pongan en función de los caprichos de la gerontocracia que maneja el país a su antojo desde hace casi 60 años.

El culto desenfrenado a la personalidad del desaparecido Comandante en Jefe es irreconciliable con una educación en libertad que busca incesantemente la verdad con  fundamento de la dignidad de la persona humana, ningún hombre puede estar en función de nada, ni de la producción, ni de la raza, ni de la nación ni de la clase, ni del estado, ni de la sociedad y mucho menos de un caudillo o muerto.

El su artículo  2425 el Catecismo de la Iglesia Católica expresa:”:La Iglesia ha rechazado las ideologías totalitarias y ateas asociadas en los tiempos modernos al «comunismo» o «socialismo». Por otra parte, ha rechazado la práctica del «capitalismo» el individualismo y la primacía absoluta de la ley de mercado sobre el trabajo humano. La regulación de la economía por la sola planificación centralizada pervierte en su base los vínculos sociales; su regulación únicamente por la ley de mercado quebranta la justicia social, porque «existen numerosas necesidades humanas que no pueden ser satisfechas por el mercado».

Es preciso promover una regulación razonable del mercado y de las iniciativas económicas, según una justa jerarquía de valores y con vistas al bien común. En el mismo catecismo menciona que, “los bienes de producción- materiales o inmateriales- como tierras o fábricas, profesiones o artes, requieren los cuidados de sus poseedores para que su fecundidad aproveche al mayor número de personas. Los poseedores de bienes de uso y consumo deben usarlos con templanza reservando la mejor parte al huésped, al enfermo, al pobre.

La autoridad política tiene el derecho y el deber de regular en función del bien común el ejercicio legítimo del derecho de propiedad” una educación basada en el materialismo y el control total de la propiedad, acciones, deseos  de expresión y/o asociación en fin que viola casi todos los derechos humanos no puede ni por asomo estar en consonancia con una educación religiosa.

En la educación comunista prácticamente desaparecen las virtudes que son actitudes o disposiciones firmes de la persona para obrar el bien. Entre las virtudes morales se distinguen la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza. Mediante ellas, el hombre se hace dueño de sí mismo sin embargo  el régimen perifonea por  los medios de comunicación, todos en manos del gobierno, lemas y refranes que son todo un canto a la idolatría y la esclavitud, reflejan los  resultados a lograr por los comunistas:”pá tras ni pá coger impulso”, “convertiremos el revés en victoria”, ”lo que te den cógelo”, “siempre se puede más”, “patria o muerte venceremos”, “socialismo o muerte” y así unas lista casi interminable,  que refuerzan el adoctrinamiento de  la conformación  de una sociedad con personas, esclavas, amorales , indignas y aterrorizadas por el gran y totalitario poder establecido; la decencia y la honradez no llevan al progreso ni a la felicidad en el socialismo o comunismo contrario  a la educación cristiana que busca la formación de seres humanos libres y dignos al fin y al cabo para eso entre otras muchas cosas Jesús vivó su pasión para librarnos del pecado, el miedo y la injusticia.

Comentarios

La Unión Europea y Cuba: ¿Qué hacer?
[21-07-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba.  –  El renuevo político de los altos cargos del bloque hace viable el establecimiento de nuevos términos para sus relaciones con La Habana.
Díaz-Canel, con sus manos manchadas de sangre
[21-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En realidad sabemos el resultado que los castrocomunistas esperan: continuar con el poder político y económico centralizado en el país.
¡Con qué Internet, eh!
[11-07-2019]
Ramón Díaz-Marzo
Periodista Independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana Vieja -¿Qué me importa a mí que el gobierno de los Estados Unidos de América haya aceptado establecer un cable de fibra óptica desde su país hacia Cuba? ¿Para qué yo quiero un cable de fibra óptica capaz de soportar 160 millones de conexiones simultáneas: telefonía, canales de televisión, radio, y conexiones a la Internet? ¿Es que acaso creen que soy bobo, que me dejaré quitar el poder sin disparar un tiro?
¡Bombas contra Cuba castrista!
[11-07-2019]
Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En mi caso particular seguiré trabajando en el Proyecto Emilia y cuando lleguen las vicisitudes de la Cuba kosovar, mantendré la firmeza con la paz, pondré la otra mejilla y si tengo la oportunidad haré una de las mejores cosas que bien se realizar con mis manos: sanar y salvar. La luz perpetua de la libertad morará en Cuba.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.