Presos políticos de los regímenes de delincuencia organizada

Carlos Sánchez Berzaín
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Los presos políticos del socialismo del siglo XXI son falseados como presos comunes manipulando el sistema de justicia como medio de persecución y control político aplicando “leyes infames”.

Hay centenas de presos políticos en las Américas. Son víctimas de otra serie de delitos perpetrados -con modelo transnacional- por los gobernantes de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador/Correa y Argentina/Kirchner, para privar de libertad a ciudadanos señalados como “amenaza política”, vengarse o sentar precedente de miedo. Los presos políticos del socialismo del siglo XXI son falseados como presos comunes manipulando el sistema de justicia como medio de persecución y control político aplicando “leyes infames”. Los presos políticos son prisioneros de los regímenes de delincuencia organizada transnacional.

Preso político es la “persona física que se mantenga en la cárcel o detenida de otro modo porque sus ideas supongan un desafío o una amenaza para el sistema político establecido”. Se trata de personas consideradas “amenaza política”, privadas de su libertad sin que existan razones legales reales, en violación de sus derechos humanos por decisión arbitraria del gobierno, con acusaciones mistificadas como un proceso legal.

El “Foro Penal” Venezolano, una “Institución no gubernamental de asistencia a víctimas de violaciones de los derechos humanos” describe tres categorías de presos políticos:

Categoría 1: Aquellas personas detenidas o condenadas por representar individualmente una amenaza política para el gobierno, por tratarse de líderes políticos o sociales. En estos casos el objetivo de la detención es excluir a la persona del mundo político, neutralizarla como factor de movilización social o político, aislándolo así del resto de la población.

Categoría 2: Aquellas personas detenidas o condenadas, no por representar una amenaza política individual para el régimen, sino por ser parte de un grupo social al cual es necesario intimidar. En este grupo destacan estudiantes, defensores de derechos humanos, comunicadores, jueces, militares, activistas sociales y políticos, entre otros.

Categoría 3: Aquellas personas que sin que el gobierno los considere una amenaza política de forma individual o parte de un grupo social, son utilizadas por el gobierno para sustentar una campaña o una determinada narrativa política del poder con respecto a determinadas situaciones de trascendencia nacional.

La característica de los presos políticos de los regímenes instalados y sostenidos por el eje La Habana-Caracas en el siglo XXI es la judicialización. Se trata de la utilización del sistema de justicia para acusar, investigar, realizar detenciones o justificar las ya hechas, iniciar procesos judiciales, producir sentencias y condenas e instituir un sistema penitenciario brutal, con la propaganda de que “no hay presos políticos sino políticos presos”.

El sistema judicial de Cuba es la parte del régimen totalitario que tiene la función principal de proteger al mismo en lugar de administrar justicia, ha sido el modelo para que Hugo Chávez y Maduro en Venezuela, Rafael Correa en Ecuador, Daniel Ortega en Nicaragua, Evo Morales en Bolivia, los Kirchner en Argentina, establezcan un sistema propio de “fiscales y jueces del régimen” y de “leyes infames” como los dos instrumentos para simular y falsificar como delitos comunes los procesos de persecución política.

“Ley infame” es la “norma que elaborada y establecida siguiendo el procedimiento formal para su creación, viola en su objeto y contenido los derechos humanos y las libertades fundamentales”. Son leyes que los regímenes castrochavistas aprueban con el control que tienen del Poder Legislativo, sostienen con el dominio que tienen del control de constitucionalidad y que aplican con el control que tienen de los fiscales y jueces del régimen.

Anular la irretroactividad de la ley que es un derecho humano, leyes mordaza, modificación de los códigos penales, agravación de penas y nuevos delitos, investigaciones sobre hechos prescritos con nuevas leyes infames, derogación de leyes, anulación de las garantías para el ejercicio de la abogacía, son entre otras el contenido común de las leyes infames usadas en Cuba, Venezuela, Ecuador/Correa, Bolivia, Nicaragua y la Argentina/Kirchner.

Someter a situación de indefensión, “asesinato de reputación” con control de prensa, amedrentar, acusar y encarcelar a los abogados que defienden casos, perseguir a fiscales y jueces que ya no ejecutan sus atrocidades, describen y prueban -con recurrencia y reincidencia- los delitos de los Castro, Chávez, Maduro, Correa, Ortega, Morales, Kirchner y sus entornos, confesados por los mismo fiscales y jueces que han huido del sistema de crimen organizado al que sirvieron y por los cientos de víctimas que están en las prisiones o en reclusión domiciliaria.

Comentarios

¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Naciones Unidas finalmente certifica y reprocha a Cuba la desaparación forzosa de Ferrer
[10-02-2020]
Prisoners Defenders
  (www.miscelaneasdecuba.net).- EXCLUSIVA: El Comité Contra las Desapariciones Forzosas de las Naciones Unidas, tras haber dado derecho de réplica al Estado y escuchar todas las alegaciones en un proceso transparente, concluye en una carta enviada a Cuba el día 27 de enero de 2020 y remitida a Prisoners Defenders, que los familiares de José Daniel Ferrer “no conocieron el paradero del señor José Daniel Ferrer sino hasta el 7 de noviembre de 2019, treinta y siete días después de su detención”. También le instan a que Cuba “tiene la obligación de proceder sin demora a realizar una investigación exhaustiva e imparcial sobre las circunstancias de la desaparición del señor José Daniel Ferrer en los días en los que se le ha mantenido en detención sin contacto con el exterior.” Esta certificación, junto al proceso arbitrario, difamatorio y lleno de contradicciones que ha llevado a la condena mundial del caso, ponen en grave riesgo la imagen mundial de Cuba esta vez incluso ante la izquierda.
El fracaso de la formación y educación profesional en Cuba
[08-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La mayor parte de las empresas extranjeras que acuden a Cuba interesándose en hacer negocios coinciden en que existen importantes problemas de cualificación profesional de los trabajadores. Los cubanos han logrado alcanzar un alto nivel educativo, esto es incuestionable. Pero sus competencias, habilidades y destrezas para el desempeño en el mundo laboral, al menos en Cuba, son escasas, prácticamente inexistentes, y lo que es peor, rara vez se ponen en valor por el sistema económico y productivo existente en el país. Esto es interesante.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.