Universidades cubanas bajan el nivel de exigencia en pruebas de idioma inglés

Raúl Lázaro Fonseca Díaz
Periodista Independiente
Universidad de La Habana. Foto de archivo.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana. El Ministerio de Educación Superior de Cuba tomó la decisión de bajar a nivel básico el idioma inglés que deben saber los universitarios cubanos para obtener sus títulos de licenciados.

El día 31 de mayo se replanteó la política de enseñanza del idioma inglés, coincidieron los funcionarios y rectores, en que los basamentos de la decisión eran positivos, porque resulta indispensable que un profesional, de la esfera que se trate, domine el idioma inglés como requisito para competir en el mundo profesional, pero el obstáculo es la débil preparación de los estudiantes en los niveles precedentes.

Desde la década de los 60 del siglo pasado el gobierno cubano tomó la decisión de eliminar paulatinamente el aprendizaje del inglés en la enseñanza general, el idioma del “enemigo” imperialista se comenzó a sustituir por el idioma ruso, bajo el presupuesto que el mundo entero sería comunista y la Rusia roja extendería su imperio por todo mundo y todo el mundo, pero la verdad universal marxista se convirtió en humo y cenizas entonces en Cuba comenzaron a exigir el dominio del inglés hasta para ser chófer de los taxis estatales. A la altura de los años 90 el Ministerio de Educación ya chocó con una barrera casi infranqueable, en el país casi no existían profesores estatales de inglés sobre todo en los niveles Primaria y Secundaria Básica.

Se sobre entiende que a partir de ahora aunque el nivel de exigencias no sea el mismo los alumnos sean capaces de;

-Utilizar las formas habituales de saludar y de dirigirse a los demás amablemente

-Saludar a las personas, preguntar cómo están y sea capaz de reaccionar ante noticias

-Desenvolverse bien en intercambios sociales muy breves

-Saber cómo plantear y contestar a preguntas sobre lo que hace en el trabajo y en su tiempo libre

-Saber cómo hacer una invitación y responder a ella

-Poder discutir lo que hay que hacer, a dónde ir y preparar una cita

-Hacer un ofrecimiento y aceptarlo

-Realizar transacciones sencillas en situaciones de tiendas, oficinas de correos o bancos

-Conseguir información sencilla sobre viajes

-Utilizar el transporte público (autobuses, trenes y taxis)

-Pedir información básica, preguntar y explicar cómo se va a un lugar y cómo pedir y proporcionar bienes y servicios cotidianos

A pesar que los padres de muchos alumnos optan por contratar profesores particulares de idioma no todos tienen el potencial económico para mantener el aprendizaje privado pues hay academias que llegan a cobrar hasta más de $100.00 dólares mensuales en un país donde el salario promedio no supera los $40.00 UDS.

Se espera que al continuar el plan E que consiste en acortar el tiempo de estudios de la mayoría de las carreras universitarias a 4 años se pueda elevar la exigencia en el dominio del Inglés siempre y cuando se completen las plantillas de profesores en el país, objetivo bien lejano pues los graduados en las Escuelas Pedagógicas y la Facultad de Filología luego de su servicio social generalmente buscan empleo en el turismo o en negocios privados, fundamentalmente por los bajos salarios, malas condiciones de trabajo y poco reconocimiento social.   

Comentarios

349, otra decapitación del castrismo
[17-12-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Independiente al resultado de las valientes protestas de muchos artistas cubanos contra un reciente decreto de la dictadura que pretende regular todavía más las actividades culturales del país, es importante resaltar que el  régimen castrista, fiel a su naturaleza totalitaria, no ha dictado en 60 años de gobierno una ley que favorezca a sus ciudadanos, todo lo contrario, sus legislaciones siempre han estado orientadas  a restringir derechos y establecer parámetros sobre los cuales cada individuo debe actuar sin que importen sus convicciones, sexo, religión o aspiraciones.
La sangre de Khashoggi llega a la Casa Blanca
[10-12-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo que es bueno para la sociedad lo determina el libre mercado y no los acuerdos mercantilistas de los gobernantes, Contrario a la leyenda, los países no tienen intereses económicos discernibles. Lo que es bueno para los exportadores es malo para los importadores y viceversa.
Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y López Obrador
[02-12-2018]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En épocas de derrotas socialistas a lo largo y ancho de Nuestra América, surge una victoria electoral inobjetable de la izquierda en México: el triunfo y la toma de posesión como presidente de ese país, de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, que anuncia un “cambio de régimen” desde el viejo y esperpéntico capitalismo mexicano, hacia el socialismo de su partido MORENA. Algo así ya lo habíamos visto en la Venezuela de Hugo Chávez, en el Brasil de Lula da Silva y en la Nicaragua de Daniel Ortega, para no hablar de la decrépita dictadura de los Castro.
La desesperación latinoamericana
[27-11-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo extraño de nuestra cultura es que, en lugar de corregir lo que anda mal, renunciamos a nuestros aciertos e insistimos, periódicamente, en nuestros errores. En América Latina “cada uno cultiva su singularidad, no aprende nada del vecino y los intercambios son prácticamente inexistentes”. ¿Por qué no corregimos los inconvenientes y ajustamos lo que vale la pena salvar en lugar de deshacerlo todo y movernos en la otra dirección del péndulo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.