Nosotros no fuimos responsables del deterioro que determinó el cierre de los centrales

CID
Central azucarero en ruinas. Foto del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Por medio de la presente, como ex trabajadores del sector azucarero de la provincia de Santa Clara, denunciamos el maltrato y la falta de respeto y de consideración de que hemos sido objeto, al reclamar nuestros derechos.  Hemos desempeñado labores en los centrales Carmita (Camajuaní),  Batalla de Santa Clara (Vuelta) y Puri  (Encrucijada), hasta que esos centros de producción fueron desmantelados.

Nos ubicamos en el grupo etario de 60 años y estamos próximos a la edad promedio de retiro pero a causa de que nuestro nivel educativo es de apenas sexto grado no encontramos trabajo para en 5 años podernos jubilar.  Al momento del cierre de nuestros centros de trabajo, no se tomó en cuenta los años de trabajo que hemos acumulado ni se consideró cómo mantendríamos a nuestras respectivas familias.  Nosotros no fuimos los responsables de que los centrales llegaran al grado de deterioro que determinó su cierre, ni somos responsables de que la calidad de la caña no sea la adecuada.  De modo que exigimos que se nos respete como personas y como trabajadores y que se considere nuestra antigüedad laboral. Asimismo, demandamos justicia laboral.

Sin otro asunto que tratar, esperamos que nuestro caso se tome en cuenta y se nos dé pronta respuesta.  Rautilio Méndez Cruz, con CI: 54071936463, domicilio legal calle Varela número 11236ª, Camajuaní, Santa Clara; Rafael Pompa Milanés, CI: 57102101443, domicilio legal en Finca la Bonita número 162; Apolonio Rubén Shut Pricrint, CI: 50010727850,  domicilio en calle Martínez número 66350, Encrucijada, Santa Clara.

Por la Defensoría del Pueblo: Ivonne Lazo Abreo, Olaida del Castillo Trujillo, René Ricardo Valdés, 12 de junio de 2018.   Enviada al Ministerio del Azúcar, La Habana, Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, La Habana.

Comentarios

Santiago de las Vegas, una comunidad en el abismo
[21-09-2018]
Jorge Bello Domínguez
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Boyeros. En la miseria y destrucción que el régimen de la isla ha sumido las ciudades y pueblos de Cuba, a lo largo de casi sesenta años, se constata en una localidad capitalina que fuera en épocas de antaño una zona con un desarrollo socio-económico y cultural en ascenso y que hoy, con el paso de los años y la inoperancia gubernamental, la han convertido en un territorio ensombrecido y en franca decadencia.
Ahorro involuntario
[21-09-2018]
Oscar Padilla Suárez
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
Hotel Plaza en Camagüey. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Camagüey. El Hotel Plaza ubicado en la calle Avellaneda esquina a Francisco Quiñones (conocida por Francisquito), en la ciudad de Camagüey, está siendo objeto de un mantenimiento en su fachada exterior: algo de macilla en puertas y ventanas, repello con mezcla de cemento y arena; así como pintura.
Detenido por pedirle ayuda al presidente Díaz Canel
[17-09-2018]
Mario Hechavarría Driggs
Bernardo Calvino Bayola. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- El ciudadano Bernardo Calvino Bayola, fue detenido en la tarde del domingo 8 de septiembre, por salir con un cartel por la Habana Vieja, pidiendo ayuda al presidente de la República de Cuba, Miguel Mario Díaz Canel Bermúdez.
Proyecto de Constitución da espaldarazo al viejo fantasma del comunismo
[17-09-2018]
Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Como  mismo invocaron el fantasma cuando convenía, ahora que molesta lo exorcizan.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.