Severa multa para músico callejero

Mario Hechavarría Driggs

Un ciego que sostiene su familia con su arte, es denegado licencia por la oficina del Historiador de la Ciudad. Foto del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La policía impuso una multa de 6000 pesos CUP, moneda nacional a un ciego que se gana la vida con su guitarra y sus muñecos por las calles de La Habana Vieja. El señor Arsenio Peña Blanco dice que ha denunciado la injusta medida, en los tribunales, la Fiscalía General de la República, el Poder Popular y el Consejo de Estado, pero hasta el momento nadie le ha hecho caso.

“Gracias a Dios que el pueblo me ayuda, me pregunto por qué en este país el arte callejero es tan reprimido. La policía me bota de todos lados, ya no sé dónde ponerme. Soy ciego, tengo una familia que mantener y hasta la chequera me la quitaron, porque dicen que yo puedo trabajar en otra cosa”.

El llamado Arte Callejero solamente es permitido en el casco histórico de la capital, zona exclusiva por fuerte demanda turística. Aquí abundan los trovadores, dibujantes, payasos, rumberos y hasta las cartománticas prediciendo el futuro al viajero. Pero los permisos de trabajo los concede la Oficina del Historiador de la Ciudad, que dirige el señor Eusebio Leal. “Eusebio Leal no me quiere dar el permiso de trabajo, porque dice que lo que hago no es arte, es chapucería.

En Septiembre mi pequeña hija cumplirá los quince años, ella siempre me acompaña para todos lados, pero con la multa que me pusieron, no podré tan siquiera tirarle una foto”.

Comentarios

El Departamento Ideológico vs. José Daniel Ferrer
[29-11-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
El reportaje retransmitido por la Televisión Cubana pone de manifiesto el alto grado de manipulación de la propaganda castrista. (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. – En su Emisión Estelar de este miércoles, el Noticiero de la Televisión Cubana transmitió un material consagrado al fundador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y gran líder opositor oriental José Daniel Ferrer García. Tan bueno les pareció a los burócratas del Departamento Ideológico del Comité Central, que lo han repetido en más de una ocasión.
Fui teniente coronel en Angola y hoy vivo sin un techo y en la miseria extrema
[29-11-2019]
CID
Abelardo González Lezcano. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Fui teniente coronel,  participé en la Guerra de Angola durante los años 1976-1979.  Me desempeñé como artillero terrestre y estuve en 22 combates arriesgando mi vida al punto de perder la pierna izquierda a causa de un disparo de una bala trazadora. Por tal motivo sufrí la amputación completa, fui regresado a Cuba y licenciado del ejército con una pensión de 318 pesos moneda nacional. En aquel entonces esta gratificación cubría las necesidades del ser humano, hoy en día no alcanza para nada, me muero de hambre y no tengo otra cosa de que vivir. Hoy vivo en la miseria extrema, no tengo techo propio donde guarecerme, vivo a la merced de Dios, de lo que algunas personas me puedan dar.
Boletín de Primavera Digital
[29-11-2019]
Primavera Digital
(www.miscelaneasdecuba.net).- Léalo aquí. 
Odisea en Cuba para comprar medicamentos
[20-11-2019]
ICLEP
Si no compras el turno a los que duerme en la cola, es casi seguro que no puedas comprarlos. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Mayabeque, Cuba. Surtidas una vez a la semana, las farmacias de la provincia enfrentan un déficit prolongado de medicamentos. Para comprar sus medicinas, los enfermos o sus familiares tienen que dormir en las colas o sobornar a las farmacéuticas.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.