El impacto de López Obrador en el contexto latinoamericano

Jorge Hernández Fonseca
El nuevo presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Foto: commons. 
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- El izquierdista Andrés Manuel López Obrador finalmente ha ganado la elección presidencial mexicana, precedido por sucesivos, corruptos e ineptos presidentes de los dos principales partidos mexicanos. Ellos no consiguieron cambiar la ruta hacia el desastre al que han guiado su país con detallada incompetencia: “Tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Este importante triunfo de la izquierda latinoamericana, sobreviene en un momento decisivo de la historia reciente de nuestro Sub-Continente americano. Precisamente cuando la izquierda local atraviesa su peor momento, cosechando derrotas tras derrotas a lo largo y ancho de la geografía Sub Continental. Hoy Nicaragua y Venezuela luchan por sobrevivir en un ambiente de derrota total y rebelión de sus pueblos, mientras Cuba y Bolivia retroceden aceleradamente, después de haber perdido limpia y destacadamente en Argentina, Brasil, Chile y Colombia.

López Obrador ha echado a andar una escenificación que los cubanos y venezolanos conocemos muy bien. Procura vestirse de oveja, cuando la “pata peluda” se le nota a distancia. Ya el cuento del izquierdista “no” comunista y “bueno” lo viví en Brasil cuando Lula da Silva. También fui engañado por el discurso “redentor, pero prudente” que ahora ensaya Obrador. “No hay almuerzo gratis”, aunque es claro que el inicio será de “paz y amor”, como lo fue el de Lula.

Hay circunstancias que probablemente propicien un “buen gobierno” del izquierdista de estreno, pero lo que si no será aceptable es la materialización de su política exterior apoyando a Ortega en Nicaragua, Maduro en Venezuela y Castro-Canel en la Habana. “La cabra siempre tira al monte” y la pata peluda de Obrador se verá con más claridad cuando su política exterior comience (de inmediato) el salvataje del desastre izquierdista de Latinoamérica. Este será el legado que este “camarada” voluntarioso intentará dejar para la posteridad. Lo sé porque Lula hizo eso mismo, trató de “no ser comunista” internamente, pero les regaló mil millones de dólares a los Castro, introdujo a Chávez en los 4 confines y puso a Evo por encima del Brasil.

Lula comenzó en Brasil sus dos mandatos con una consigna inocente: “yo lo que quiero es un Brasil decente” y terminó en la cárcel por robarse hasta los clavos, no solo en Brasil, sino que desparramó la corrupción que había ideado junto a la Odebrecht en toda Latinoamérica, con un esquema continental más propio de Al Capone que de un político de la izquierda brasileña. Obrador quiere, como Lula, eliminar la corrupción; pero cuidado, que para “apertrechar” a su partido “Morena” no va a dejar los presupuestos de los empresarios mexicanos en reposo hasta que su partido esté “capitalizado” (total, robar para el partido es “moral’, pregúntenle a Lula) como para ganar todas las elecciones por venir, sin tener él que reelegirse necesariamente.

Los mexicanos protagonizarán un historia complicada que está por escribirse y cuyo resumen parcial pudiera ser: de como un “demócrata” apoya a Daniel Ortega contra su pueblo, ayuda a salir del pozo a Nicolás Maduro y de cómo financia (otra vez) el desastre de los hermanos Castro. Hay otra buena película de este mismo actor. Ésta será escenificada junto a Donald Trump, la cual será “de alquilar balcones”, análisis que se dejará para más adelante…

Comentarios

Foro Sao Paulo, política y crimen
[06-08-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Los enemigos de la libertad no descansan. Siempre están al acecho, en busca de oportunidades que les permitan controlar sociedades y gobiernos y el Foro de Sao Paulo, más allá de su efectividad desestabilizadora y antidemocrática, es el instrumento internacional más vigoroso en el hemisferio que poseen los liberticidas.
Fidel planeaba esclavizar a los trabajadores cubanos desde el principio
[30-07-2019]
Huber Matos
Huber Matos a la derecha y Fidel Castro a la izquierda en la entrada a La Habana en enero de 1959. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Por décadas se ha debatido sobre el fracaso económico del castrismo, señalando que es el resultado de la estatización de la economía cubana. La pobreza de los trabajadores cubanos es consecuencia de tal centralización, que sería o es el resultado de la aplicación del marxismo-leninismo.  Sin embargo el control directo de la economía por parte del estado obedece a la necesidad de mantener a los trabajadores en un estado de obediencia y servilismo que no les permitan tener otra necesidad que la supervivencia material. 
Foro de Sao Paulo: La Internacional castrocomunista
[30-07-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Foro de Sao Paulo: La Internacional castrocomunista (1). El derrumbe del Muro de Berlín y la disolución de la URSS dos años después, no significó la caída del comunismo. El comunismo se mutó. El dictador cubano Fidel Castro fue el arquitecto y autor intelectual del rescate del comunismo internacional. (www.miscelaneasdecuba.net).- La Unión Soviética (URSS) no inventó el comunismo, pero sí fue el primer Estado moderno en implementar exitosamente este sistema. La versión del socialismo/comunismo que sobrevivió la guerra entre las facciones de las internacionales del siglo XIX fue la pseudocientífica que confeccionaron Karl Marx y Friedrich Engels.
Bolivia y Nicaragua, franquicias del castrochavismo
[30-07-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Tal parece que un número notable de políticos, dirigentes sociales, analistas, agencias internacionales veladoras por la gobernabilidad y los derechos humanos, además, de periodistas y medios de prensa, tienden a ignorar que Bolivia y Nicaragua son dos regímenes que cumplen al detalle las pautas del fracasado Socialismo del Siglo XXI, que incomprensiblemente sigue gobernando.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.