Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe

Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Una utopía. Foto del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Socialdemocracia no es socialismo y socialismo "democrático" no existe. En EEUU se está viendo un fenómeno atípico, antihistórico y delirante. Algunos en la clase política estadounidense se están catalogando abiertamente como "socialistas democráticos". Colocar el adjetivo "democrático" detrás de socialismo, convierte el término en un oxímoron. En otras palabras, es una contradicción en términos.

Joseph P. Schumpeter en su obra clásica Capitalismo, socialismo y democracia abordó sobre los pormenores de una economía moderna. En dicho libro, el economista austriaco entró también en lo político y nos dejó un criterio pesimista. La conclusión de Schumpeter era que, bajo un sistema de gobierno como la democracia, sería inevitable ver que los ciudadanos de esas sociedades libres ejercerían su derecho en las urnas y optarían, eventualmente, por el sistema socioeconómico que es el socialismo, abandonando el capitalismo que es el formato de la economía más compatible con el modelo democrático. La razón principal para racionalizar este harakiri social está sustentada en la falta de una alfabetización cívica lo suficientemente dotada para que pueblos armados con el poder del voto y la libertad para ejercerlo, entiendan bien las alternativas frente a ellos y sepan separar lo que podría ser atractivo emocionalmente, pero cuya historia de acuerdo con la experiencia apunta a llegar a constituirse en una distopía (o anti utopía) liberticida.

 

En EEUU se está viendo un fenómeno atípico, antihistórico y delirante. Algunos en la clase política estadounidense se están catalogando abiertamente como “socialistas democráticos”. Esta categorización, en adición de ser una aberración, es una idiotez sin fundamento empírico que constituye una parte importante dentro de una programación que busca desnaturalizar conceptos políticos y morales y el lenguaje que los describe con fines de arribar al poder político. Colocar el adjetivo “democrático” detrás de socialismo, convierte el término en un oxímoron. En otras palabras, es una contradicción en términos.
 

Antonio Gramsci ya nos habló de la primacía de la cultura como motor de cambio sistémico dentro de su formulación del marxismo. El grupo de comunistas alemanes del Colegio de Frankfurt con sus aditivos de la teoría crítica, la psicología psicoanalítica social, la tolerancia represiva, y la subjetividad lingüística, confeccionaron el producto final que se conoce hoy como el marxismo cultural, prole también del postmodernismo. El querer presentar una versión “democrática” del socialismo es una manifestación de esta corriente peligrosa.
 

El mecanismo para engatusar a la sociedad generalmente lo hacen apuntando a los países nórdicos como ejemplos de un socialismo con rostro humano (“democrático”). El problema con esa aseveración es que es una falsedad total. Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia e Islandia son socialdemocracias. Como toda socialdemocracia, éstas operan dentro del modelo socioeconómico capitalista (de libre empresa) de propiedad privada con fines de lucro y ejerce la democracia. O sea, existen en un régimen democrático con su consecuente Estado de derecho que respeta plenamente los derechos de la propiedad privada de sus ciudadanos y donde existen múltiples partidos políticos que compiten por el control temporal del gobierno en elecciones transparentes y periódicas. En el bloque nórdico, el socialismo está relegado a los libros, pese a farsantes que desde el exterior pretenden adjudicarse de la realidad.
 

En el socialismo, en cambio, el Estado dominado por un partido único, controla la economía. La tolerancia de conceptos de “propiedad privada”, el lucro y una relación perversa con el mercado, en determinados casos emblemáticos como el chino y el vietnamita, no quiere decir que son modelos socioeconómicos de libre empresa o capitalismo popular o competitivo. Más bien éstos son formularios de un mercantilismo moderno o, en ciertos aspectos, de un capitalismo de Estado. La utilización del mercado, del comercio y de la inversión extranjera, no convierte a estas economías en capitalistas y menos aún en regímenes democráticos. Los manejadores de los medios de producción y distribución siguen atados al despotismo político y obedeciendo el dogma de sus tiranos.
 

Es imperativo impedir el cumplimiento del pronóstico de Schumpeter. Este peligro no es sólo una amenaza para las democracias como la norteamericana. Dictaduras como la castrocomunista, en algún momento, pueden decidir dar el salto y probar el nuevo modelo dictatorial que hoy, colonias como la venezolana, ejercen. El invento de un socialismo light con adjetivos decorosos, contando con titulados disidentes dispuestos a intentar promover estos caballos de Troya como un mecanismo viable y “democrático” del socialismo es una posibilidad. Una sociedad libre o una que aspira a ser libre, debe de vacunarse contra la toxicidad que promueven los enemigos de la libertad. Una socialdemocracia, democracia cristiana o democracia liberal, sí. ¡Socialismo, sin embargo, ni en pintura! Ya sobran los muertos (más de 100 millones) y la miseria.

Comentarios

Bolivia, el derecho a la Rebelión
[17-11-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La firme embestida de la Resistencia Boliviana contra la dictadura castro chavista de Evo Morales lo obligó a abandonar el poder. La voluntad del pueblo se impuso a la represión y al fraude. Las fuerzas policiales y los institutos armados simplemente rechazaron usar la violencia contra quienes reclamaban el derecho a ser libres. No hubo golpe militar, ni otra gestión que se aproxime.
Los Reyes de España en Cuba: Una visita anti-norteamericana
[17-11-2019]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Ha culminado la polémica visita de los Reyes de España a la isla con un recorrido por Santiago de Cuba, con el objetivo de que sus majestades visitasen el escenario de la derrota de la Corona, a fines del Siglo XIX, a manos del ejército de los Estados Unidos, que previamente entrara en la guerra de Independencia cubana a favor de los patriotas de la isla. Tal programación, hecha por los cubanos, sólo tiene un objetivo: recordar a los monarcas la hostilidad de EUA con España y la culpa estadounidense en perder la joya de su Corona.
Hacia un modelo de rescate democrático: lecciones de Bolivia
[13-11-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Ilustración: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Hacia un modelo de rescate democratico: lecciones de Bolivia, los ciudadanos se enfrentaron a una de las tiranías del socialismo continental y no solo ganaron, sino que impidieron que el castrocomunismo haya podido rescatar a uno de sus satélites.
El infame muro fue derribado hace 30 años 
[11-11-2019]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
    (www.miscelaneasdecuba.net).- El 9 de noviembre de 1989 comenzó el derribo del Muro de Berlín y la desaparición del comunismo en Europa. Hace 30 años de ese extraordinario episodio. La libertad era eso: poder luchar por un mejor destino sin un Estado que decidiera en nuestro lugar, sin un Partido que escogiera nuestras opciones, sin los ojos permanentes de la policía política posados en nuestra nuca. Si Gorbachov recurre a la violencia el comunismo seguiría imperando en la URSS y en el Este de Europa. Gorbachov no era un hombre sanguinario. Era comunista y patriota, pero no asesino. Gorbachov quería transformar a Rusia en una nación realmente desarrollada, próspera y libre, pero sin propiedad privada de los medios de producción, regida por un sistema planificado, de acuerdo con el proyecto colectivista marxista. “¿Por qué fracasó Gorbachov?”. ” Porque el comunismo no se adapta a la naturaleza humana”. A 30 años de su desaparición europea, el colectivismo, entreverado con el narcotráfico, regresa por sus fueros y asoma su oreja peluda en algunos países de América Latina. Ya no se trata de crear el paraíso en la tierra, sino el infierno. No prevalecerá. Tampoco se adapta a la naturaleza humana.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.