Una canción contra las guerras

Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La música mueve los corazones mágicamente. Este artículo es un homenaje a una canción, Noche de paz, que lo demuestra. Si el lector no me cree le ruego que busque la anécdota en Snopes.com. En esta época de “fake news” suelo verificar las informaciones en esa página de Internet. Esta semana “Snopes” trae una larga reseña de un libro publicado hace casi 20 años: “Noche de paz: la historia de la paz cristiana durante la primera guerra mundial”.  La obra (entre otros autores) fue investigada y escrita por el historiador Stanley Weintraub, profesor de la Universidad Penn State.

Les cuento: Bélgica, 24 de diciembre de 1914. Esencialmente, esa guerra, como tantas otras, la realizan los ingleses y franceses contra los alemanes. Había otros notables componentes: rusos, austriacos, turcos e italianos, pero sólo eran figurantes de la tragedia. Los protagonistas principales eran Inglaterra, Francia y Alemania. Esos eran los tres beligerantes básicos. En esa oportunidad peleaban en Bélgica, no muy lejos de donde Napoleón libró su última batalla cien años antes contra los ingleses.

Hací­a un frí­o espantoso. Nevaba. Los soldados sentí­an un latigazo en el alma. Era la nostalgia por el terruño y la familia. Se trataba de una esas fechas clave para compartir la mesa e intercambiar regalos. Los creyentes cristianos celebraban la llegada del Mesías en el vientre de Marí­a. En agosto, hací­a cinco meses, había comenzado la GranGuerra.  Todavía no se llamaba la “Primera”. Faltaban muchos años para que se desatara la “Segunda”. Los que partieron jubilosos al combate ya se habí­an desilusionado. Eran muchos los muertos, el dolor y la sangre.

Los idiotas que encontraban virtudes en la guerra se habí­an quedado mudos. A esas alturas de la historia, Gabriele D´Annunzio, el histriónico poeta italiano fundador del fascismo, era casi el único que se atreví­a a repetir estas necedades. Ya habí­a cientos de miles de muertos. La cifra alcanzarí­a los 21 millones de heridos y casi nueve millones de cadáveres gaseados, ametrallados y, en definitiva, asesinados por uno de los dos bandos.

Alguien, en el sector británico, comenzó a cantar  Silent Night (en español se tradujo como Noche de paz). No creo que ningún cantante supiera que el origen de la canción era austriaco. Pronto se hizo un coro de emocionados soldados que entonaban en inglés la alabanza al niño Dios que habí­a nacido en Belén hací­a dos mil años. Los cañones y las ametralladoras callaron. Era una guerra de trincheras muy próximas. Conquistar cada metro costaba miles de muertos. Alguien se atrevió a escribir una pancarta: “Si no disparan, no disparamos”.

Al uní­sono, los soldados alemanes e ingleses se pusieron de pie y avanzaron para darse un abrazo. Cantaban Noche de paz, unos en alemán y otros en inglés. Lloraban de emoción. No se odiaban. Eran jóvenes arreados al campo de batalla por la inconsciencia de la edad y las elucubraciones de los estrategas. Se intercambiaron cigarrillos, chocolates, coñac. Enterraron los muertos. Los escoceses tení­an una pelota de fútbol y jugaron. Los “Tommys” (los ingleses) se enfrentaron a los “Fritzs” (los alemanes). El fútbol era la forma civilizada de competir.

Gracias al reverendo Martí­n Atorga descubro el origen de la canción Noche de Paz. El artí­culo me lo envía Álvaro Álvarez, un expreso polí­tico cubano. Se trata de un conmovido poema escrito por el padre José Mohr en una aldea de los Alpes austriacos en 1818. Esa nochebuena el cura fue a bautizar una criatura nacida en el seno de una familia tan pobre como la de Jesús. Al dí­a siguiente, un humilde maestro de música, Francisco Javier Gruber, le puso música acompañado por una guitarra.

Pero el salto a la fama llega en la Nochebuena de 1832. En esa fecha las cuatro hermanas Strasser cantaron el villancico ante el rey. A él y a la Corte les pareció maravilloso. Casi un siglo más tarde, hubieran pensado que había algo de magia contagiosa. Por cierto, el partido de fútbol lo ganaron los Fritzs 3 a 2. La Gran Guerra, en cambio, la perdieron los alemanes, pero fue devastadora y sirvió de preludio a la Segunda.

Publicado en  elblogdemontaner.com el 26 de diciembre 2019

Comentarios

Martí no es culpable
[10-01-2020]
Lcdo. Sergio Ramos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Recuerdo allá para la década de los ’90, estando en una reunión de compatriotas exiliados que nos visitaron unos balseros recién llegados a Puerto Rico en busca de la libertad que la dictadura castrista le niega a todo el pueblo cubano. Como es natural surgió la conversación sobre Cuba y alguien de los exiliados allí reunidos citó una frase de José Martí y para sorpresa de todos, un joven balsero recién llegado expresó exaltado y para sorpresa de todos: “pero ese es un comunista”. A lo que de inmediato los interlocutores exiliados trataron de corregirle su errada apreciación. Tras la discusión, el dueño de la casa donde nos reuníamos buscó un tomo de las Obras Completas de Martí y le leyó las críticas que el Apóstol hizo al comunismo publicadas en junio de 1882 en la Opinión Nacional, comentando la obra de Herbert Spencer titulada “La Futura Esclavitud”.
Ajusticiando a Soleimani y la dictadura islámica iraní
[10-01-2020]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Ajusticiando a Soleimani y la dictadura islámica iraní. ¿Quién criticaría hoy la acción de haber sacado a Hitler, Pol Pot o Mao de circulación antes de la ejecución de sus reinos de terror? La libertad tiene un precio y requiere voluntad para defenderla. Es hora de que se vea la importancia de utilizar medidas preventivas para evitar males mayores después. La idea de ajusticiar a asesinos en posiciones políticas claves es meritoria, justa y beneficiosa.
Actualizan la lista de prisioneros de conciencia en Cuba
[05-01-2020]
Cuban Prisoners Defenders
CPD
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Los nuevos presos políticos son: Eliécer Hernández González (Fundación Vueltabajo por Cuba), Lázaro Rodríguez Betancourt (músico contestatario represaliado por el Decreto 349, liberado en septiembre para fabricarle otro delito y así eludir la presión de la Unión Europea) y Wilson Quintero Cabrera (UNPACU).
Luis Almagro se suma a campaña “60 Navidades con Presos políticos en Cuba”
[26-12-2019]
Katherine Mojeda Hernández
Luis Almagro. Foto: wikipedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Tras los barrotes de la dictadura más antigua del hemisferio, más de 123 presos políticos pasarán estas fechas separados de sus familias”, dijo Almagro a través de su cuenta de Twitter.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.